"VENEZUELA SE RESPETA"

sábado, 27 de febrero de 2010

27 de Febrero: rebelión popular, despertar de la conciencia política y  quiebre del puntofijismo.


Cada 27 de febrero conmemoramos uno de los hechos más significativos que ha marcado nuestra historia sociopolítica como lo fue el Caracazo; una Rebelión Popular, un acto de reivindicación del pueblo que tuvo lugar los días 27 y 28 de Febrero de 1.989, donde se realizaron una serie de manifestaciones, protestas y disturbios en distintas ciudades del país como consecuencia del agotamiento del modelo bipartidista, cuyos representantes fueron los verdaderos saqueadores de la dignidad de nuestro país, que tuvieron a nuestra patria de rodillas ante el imperio norteamericano a través del conjunto de medidas neoliberales impuestas por el Fondo Monetario Internacional (FMI) y aplicadas por el nefasto Gobierno de Carlos Andrés Pérez.
Debemos recordar que para ese momento histórico Venezuela tenía alrededor de 20 millones de habitantes, 80% de la población vivía en situación de pobreza, de los cuales 50% vivían en situación de pobreza extrema, la mayor parte de la población en nuestros barrios vivían en situación de subalimentación, el 75% de la población venezolana tenía acceso sólo al 36% del ingreso nacional y el otro 64 % de los ingresos se lo llevaban sólo el 25% de la población, la tasa de empobrecimiento anual era de 20%, Venezuela estaba hundida en una de las peores crisis, como lo era la crisis moral, donde galopaba la corrupción, el desempleo, carencia de los servicios básicos, privatizaciones de las industrias del Estado y las instituciones de los servicios básicos y el déficit fiscal, entre los principales rasgos de la coyuntura nacional para la época.
Entre algunas de las medidas que se aplicaron para ese período de Gobierno de CAP y que a la postre fueron el detonante de la Rebelión Popular, podemos mencionar el recorte presupuestario para cubrir el gasto social, el incremento de los precios de los productos de primera necesidad, el incremento del precio de la Gasolina y que más tarde trajo como consecuencia el incremento de las tarifas del transporte público. Prácticamente se redujo la capacidad de incidencia del Estado, que se convirtió en un Estado subyugado a los intereses del Fondo Monetario Internacional y que pretendía reducir la capacidad de transformación de nuestro pueblo para liquidar nuestra soberanía nacional.

Durante esos días las fuerzas de seguridad del Estado (Guardia Nacional, Policía Metropolitana, Ejército), bajo las órdenes del criminal Carlos Andrés Pérez y sus Ministros ejecutaron la más brutal y sanguinaria represión que se haya visto en Venezuela, fue una masacre contra el pueblo venezolano, donde acabaron prácticamente con todas sus municiones de guerra. Paradójicamente los mismos actores que hoy invocan tanto los derechos humanos fueron cómplices y ejecutores de esa barbarie que se cometió en Febrero de 1989.

Hasta la fecha se desconoce con exactitud la cantidad victimas que cayeron en esos días, aún cuando se estima en más de 3000 entre muertos y heridos. Los personajes del Gobierno que tuvieron responsabilidad directa en esta masacre fueron Carlos Andrés Pérez, Presidente de la República electo en 1988 y quien no pudo culminar su segundo mandato de cinco años ya que se le sometió a juicio por hechos de corrupción, los Generales Ítalo Del Valle Aliegro (Ministro de la Defensa), José María Troconis (Comandante del Ejército), Manuel Antonio Gil (Comandante Estratégico del Ejercito), Manuel Heinz Azpurua (Jefe de Operaciones del Comando Estratégico del Ejercito), el Gobernador del Distrito Federal era Virgilio Ávila Vivas y el Ministro de Relaciones Interiores Alejandro Izaguirre, en Planificación Económica estaban Miguel Rodríguez (Cordiplan) y Moisés Naím (Ministerio de Fomento). Estos dos últimos personajes tuvieron mucho que ver con el paquete de medidas económicas aplicadas para ese periodo.

El Caracazo es parte de nuestra memoria viva, se convirtió en el punto de partida del 4 de Febrero de 1992, nos sacudió del letargo al cual nos tenía maniatado el puntofijismo, representó para la gran mayoría de los venezolanos y venezolanas que vivimos este episodio de la historia, la esperanza y el despertar de nuestra conciencia como sujetos políticos.

Honor y Gloria para los Mártires del 27F !!!
Patria Socialista o Muerte !!! Venceremos!!!

Fuentes Consultadas:
Archivos  de Venezolana de Televisión y la Agencia Bolivariana de Noticias