"VENEZUELA SE RESPETA"

jueves, 17 de junio de 2010

Jefe de Estado solicita acelerar producción de automóviles para satisfacer demanda nacional

Fuente: Correo del Orinico
El Presidente Hugo Chávez emplazó este martes al ministro del Poder Popular para la Ciencia, Tecnología e Industrias Intermedias, a reclutar personal calificado con la intención de incrementar el número de trabajadores en la planta Venirauto y acelerar la cuota de producción a 16 mil automóviles por año, es decir, más de 1300 por cada mes.
Durante el acto de entrega de 50 vehículos Turpial y Centauro, ensamblados por  la industria automotriz de capital venezolano-iraní, el Presidente Hugo Chávez informó que en ella laboran 357 trabajadores quienes realizan el ensamblaje de 48 vehículos diarios por cada turno. Sin embargo, reflexionó sobre su capacidad de producción y asumió que la misma estaría en capacidad de construir 126 mil vehículos al año, logrando de esta manera satisfacer la demanda interna para luego abarcar el mercado latinoamericano.
Insistió en que gracias a la independencia, Venezuela no se prescribe por lo que demanda Washington. En ese sentido, indicó que desde los Estados Unidos se implementa una política dependiente contraria al desarrollo nacional que adelanta Venezuela, razón por la que el país  emprendió un camino de alianzas con la República Islámica de Irán, y desde entonces, nacieron proyectos como el de la Industria Venirauto.
Luego de realizar un recorrido por la planta automotriz,  ubicada en Maracay, estado Aragua, acompañado por el gobernador de la entidad, Mario Isea y el titular de la cartera de Ciencia y Tecnología, Ricardo Menéndez, el Jefe de Estado señaló que las partes de los autos son traídas desde Irán para ser ensamblados en Venezuela.
Al respecto, resaltó la importancia del convenio establecido entre Irán y Venezuela que comprende, entre otras cosas, la transferencia de tecnología, ya que con esta condición Venezuela visualiza en un futuro cercano la total producción nacional de estos vehículos, desde sus partes y componentes, hasta su ensamblaje.
“La República Islámica fue colonia yanqui  por un tiempo, hasta que llegó un líder con la Revolución Islámica, que rescató y acentuó su cultura y sus principios hace 31 años, los cuales tiene de experiencia en el desarrollo de su industria y su tecnología”, subrayó.
Sobre los dos modelos elaborados hasta ahora, el Mandatario explicó que el auto marca Turpial tiene un costo de producción de 39 mil bolívares y es puesto a la venta al público bajo un precio de 46 mil bolívares, mientras que el Ford Fiesta, que es su equivalente, es cotizado por encima de los 100 mil bolívares.
Por su parte, el costo de fabricación del automóvil Centauro, equivalente a un Toyota Corolla, prosiguió Chávez, es de 59 mil bolívares y es vendido en el mercado capitalista en 120 bolívares o más, por lo que indicó que es necesario acelerar la producción, además de implementar las ventas de repuestos y establecer los concesionarios en manos del pueblo para satisfacer las necesidades nacionales.
Chávez manifestó que con esta comparación de precios intenta demostrar al pueblo las marcadas diferencias entre el capitalismo y el socialismo.  “Un carro como este, que cuesta producirlo 40 mil bolívares, los capitalistas te lo venden en 120 mil bolívares, es decir, especulan, te explotan, hacen un uso abusivo,  de usura,  y el valor de uso lo convierten en valor de cambio”, explicó.
Dijo que anteriormente Venezuela llegó a importar más de 200 mil autos anuales y aún existen listas de espera muy largas, razón por la que muchos venezolanos le escriben a través de la red social Twitter a su cuenta “Chavezcandanga” manifestándole la necesidad de producir más automóviles en el país.

Imprimir artículo