"VENEZUELA SE RESPETA"

martes, 1 de junio de 2010

Premier turco pide “castigar” a Israel por la “masacre sangrienta”

Fuente. La Radio del Sur
El primer ministro turco, Recep Tayyip Erdogan, calificó este martes de "masacre sangrienta" la operación militar llevada a cabo el lunes por Israel contra una flotilla propalestina de ayuda a Gaza, y exhortó a la comunidad internacional a "castigar" al Estado hebreo.
"La sangrienta masacre llevada a cabo por Israel contra nuestros barcos que llevaban ayuda a Gaza debe ser condenada", dijo Erdogan a los legisladores de su Partido de la Justicia y el Desarrollo (AKP, procedente del movimiento islamista, en el poder), en un iracundo discurso.
"Este ataque irresponsable e insolente de Israel, que fue realizado contra la legalidad y pisoteando el honor humano, debe ser castigado sin lugar a dudas", insistió, en medio de aplausos.
Según el ejército israelí, nueve pasajeros murieron y siete soldados fueron heridos, seis de los cuales están hospitalizados, durante los actos violentos registrados a bordo del transbordador turco "Mavi Marmara", el mayor de los seis barcos que transportaban a unas 600 personas.
De acuerdo con un diplomático turco, por lo menos cuatro de los muertos son turcos.
La agencia de noticias Anatolia, que cita a la embajada de Turquía en Tel Aviv, indicó que 368 militantes turcos estaban detenidos en una cárcel israelí. Diecinueve de ellos regresaron a Turquía, según esta agencia.
Erdogan advirtió que "Israel no debe poner a prueba la paciencia de Turquía". "La amistad de Turquía es preciada, pero su enemistad es tanto más violenta", agregó.
Las relaciones entre Turquía e Israel, otrora aliadas estratégicas desde la firma de un acuerdo de cooperación militar en 1996, atraviesan un mal momento desde ese ataque. Las autoridades turcas denunciaron el lunes un acto de "terrorismo de Estado" y llamaron a consultas a su embajador en Israel.
Antes de sus críticas contra Israel, Erdogan tuvo una reunión con el jefe de los servicios de inteligencia y sus consejeros militares.
"La comunidad internacional debe decir 'no' a las agresiones de Israel", proclamó luego el jefe del gobierno turco.
Erdogan, que dirige un gobierno islamista-conservador, tradicionalmente favorable a la causa palestina, pidió a la comunidad internacional que diga "no" a los actos de ese Estado que "dinamita la paz regional".
El gobierno turco provocó la cólera de Israel al forjar estrechas relaciones con el movimiento palestino radical Hamas y al recibir a sus dirigentes en Ankara. También preocupa a las autoridades israelíes que haya estrechado vínculos diplomáticos con países como Irán y Siria, en conflicto con el Estado hebreo.
Numerosas manifestaciones tuvieron lugar desde el lunes de mañana en toda Turquía, un país de abrumadora mayoría musulmana.
La prensa turca denunció unánimemente el martes el asalto israelí a la flotilla, afirmando que había puesto en peligro las relaciones turco-israelíes.

Imprimir artículo