"VENEZUELA SE RESPETA"

miércoles, 6 de octubre de 2010

Guaicaipuro fue un gran guerrero

Por: CIUDAD CARACAS / Igor García
El cacique Guaicaipuro fue un innovador en la estrategia de combate militar, llegando a ser considerado por los Welsers, como el aborigen de mayor capacidad militar dentro de los territorios analizados por sus expedicionarios.
Luis Beltrán Acosta, investigador y profesor universitario realizó tal afirmación en un conversatorio realizado en la sede administrativa de la Biblioteca Nacional, al cual asistieron gran cantidad de cadetes de la Academia Militar de Venezuela, hoy constituida en universidad.
Esta actividad, identificada con el nombre de “La resistencia militar del cacique Guaicaipuro” se inició con un esbozo de las diferentes etnias que poblaban el territorio septentrional de suramérica en el tiempo en que los europeos iniciaban la conquista y el coloniaje.
Al referirse a los caribes, de cuya organización surgió el dirigente aborigen del valle de Caracas, aseguró que por documentos consultados podía asegurar que estos grupos indígenas no tenían por costumbre las negociaciones, como sí la tenían los residentes en el occidente de estas latitudes.
“Para los caribes no existía otra alternativa que vencer o morir y por eso eran capaces de sacrificarse en los combates, a pesar de estar en desventaja”, aseguró Luis Beltrán Acosta. Explicó que estos pobladores originarios tenían un sistema jerárquico que aceptaba sólo a aquellos que demostraran sus capacidades, tanto para el combate, como para la práctica chamánica y el liderazgo.
El sistema de mando estaba constituido por un cacique mayor, y varios caciques menores, por lo que se explica la unión de agrupaciones indígenas que se ubicaron bajo el mando de Guaicaipuro para luchar contra de la expedición de Diego de Losada.
Asegura que la técnica guerrillera fue el elemento más desarrollado por este estratega militar. Indicó que son muchos los testimonios que narran como estos combatientes eran capaces de cubrir sus cuerpos con ramas para movilizarse en las noches y atacar a sus enemigos bajo el signo de la sorpresa. Habló también de sus habilidades para los combates cuerpo a cuerpo, en la cual destacó la acción del cacique Tiuna luego de la batalla de Maracapana, cuando retó a los conquistadores a luchar contra él y a fallecer haciendo alarde de agilidad y fortaleza.
Consideró que no sólo quedaron como enseñanza las técnicas usadas en la lucha contra los invasores, sino que dejó como ejemplo un sistema social basado en méritos ganados con esfuerzo y constante evaluación.

Imprimir artículo