"VENEZUELA SE RESPETA"

lunes, 8 de noviembre de 2010

A propósito de una Política Comunicacional Revolucionaria


Por: José Rafael Vargas Vargas  jrvv56@hotmail.com
07 de noviembre de 2.010.

Un desafío inconcluso del gobierno revolucionario, desde que se inició y hasta la actualidad, reconocido por la gran mayoría de quienes apoyamos de manera irrestricta a la Revolución Bolivariana (hasta el mismísimo Chávez lo dice), es alcanzar una correcta gestión comunicacional. Y esto pasa porque, hasta ahora no existe una Política Comunicacional que rija esta materia en todos los ámbitos en los que se manifiesta la revolución, desde el Despacho de la Presidencia hasta el último patrullero del PSUV.

Un ejemplo de lo que debe ser un medio de comunicación revolucionario, que recoge todos y cada uno de los elementos de una correcta Política Comunicacional, digna de emularse, es el diario Ciudadccs. Su contenido amplio, sustancioso y conciso, informativo, formativo, crítico, participativo, ameno, divertido, impecablemente profesional en un estilo sobrio y ligero, recogido en un formato adecuado, a full color, con una impresión de extraordinaria calidad, lo distinguen como un auténtico medio revolucionario, casi adictivo. Es un diario distribuido de manera gratuita, masivamente, en toda la ciudad. Lo mismo sucede con su versión electrónica publicada en la dirección URL www.ciudadaccs.info  con la mejor tecnología de punta y gratificantemente INTERACTIVA: cualquiera puede sugerir, hacer una denuncia, proponer, comentar sobre una noticia, reportaje, entrevista, artículo de opinión, publicados y actualizados permanentemente, quedando reflejados a la vista de todo el planeta por más críticos que sean, sin más limitación que mantener un nivel de decencia y respeto mínimo. Mis más sinceros respetos al Alcalde Jorge Rodríguez, a Ernesto Villegas como director del diario y a todos los compatriotas trabajadores que aportan su talento y capacidad en la realización de este extraordinario periódico. Los felicito y les auguro el mejor de los éxitos.

En contraste con lo dicho, da pena, impotencia, coraje, presenciar en casi todo el territorio venezolano, en estados y alcaldías dirigidos por compatriotas que dicen ser revolucionarios y socialistas, la más grosera expresión de demagogia, prepotencia y afrenta contra el pueblo soberano. Manifestada en vallas, afiches, pancartas, páginas completas de periódicos, propagandas burdas y vacías, exhibidas al lado de publicaciones deformadas y tergiversadas como parte de la guerra mediática lanzada contra nuestra nación en diarios y medios audiovisuales regionales o nacionales propiedades de la más rancia y putrefacta oposición.

En estas torpes publicidades, en las que aparecen los rostros retocados  y maquillados de personajillos narcotizados por el poder, muchas veces fotografiados junto al líder fundamental de nuestra revolución en una visita de tantas que realiza en su continuo peregrinar (cuando no son montajes), se habla de lo que ELLOS dan al pueblo, de lo que ELLOS hacen, que si ELLOS son los que más han hecho por el pueblo, que si con ELLOS el pueblo vive mejor, que con Chávez y con ELLOS la revolución avanza, que ELLOS han gastado o invertido tantos miles de millones en tales obras al estilo cuartorrepublicano que, en general, no representan más que infraestructuras vacías de revolución, como si el dinero proviniera de sus bolsillos, cualquier cosa que hagan lleva sus rostros maquillados impresos, ELLOS, ELLOS, ELLOS…

Esta conducta, producto de una profunda debilidad ideológica, cuando no de una falta grave de convicción revolucionaria, responde a proyectos personalistas, provinciales y parroquiales de enanos mentales, fomentados a través de toda una maraña burocrática clientelar al estilo adecopeyano. Una conducta propia de imbéciles oportunistas que a la sombra del proceso se convierten de la noche a la mañana en seres arrogantes, inflados, deslumbrados, enloquecidos por ese halo maléfico del poder corrompido con el cual se contaminaron las instituciones de la cuarta república. Son funcionarios públicos elegidos equivocadamente por el pueblo revolucionario para conducir instituciones que deberían revolucionarse desde adentro para estar de verdad al servicio del pueblo, creando los mecanismos para que sea el mismo pueblo el que se gobierne, reconociendo que lo que haga la revolución es producto de la conciencia del pueblo organizado y empoderado. Expuestos sin vergüenza como figuras públicas, se les identifica y sufre; son los responsables de la contracorriente manifestada en los resultados del 26S. La revisión, la rectificación, el reimpulso, deben ser profundamente aplicados, sobre todo en estos detalles que están a la vista de todo el universo. ¿Cuánto se ha gastado y se sigue gastando del erario público, de manera irresponsable en esas campañas de promoción de rostros y embrutecimiento del pueblo? ¿Cuántos diarios podrían fundarse y desarrollarse al estilo de Ciudadccs con tantos recursos trasegados a la burguesía parasitaria? ¿Qué está pasando con los medios alternativos y la democratización del espectro radioeléctrico? ¿Cuánto invierten las instancias públicas en los medios alternativos?

Una propuesta. El PSUV debería iniciar una profunda auditoría en relación con la política comunicacional de ministerios, Asamblea Nacional, gobernadores, alcaldes, concejos legislativos regionales y concejos municipales, para determinar los criterios ¡¡¿¿políticos!!?? aplicados en cuanto al contenido de la publicidad, estilos, el dinero invertido en la contratación de publicidad exterior, de medios de comunicación y, en general, todos los elementos que confluyen en torno a la actividad informativa de las instancias en que supuestamente existe una persona del proceso revolucionario en su dirección. Luego del diagnóstico riguroso, en el que se debe cruzar la información de la auditoría con los resultados del 26S, llevar su discusión a todos los niveles del partido para la formulación de una sola Política Comunicacional Revolucionaria a ser aplicada en dichas instancias con carácter obligatorio. La politización de la gestión pública pasa inexorablemente por esta tarea.

Sería interesante que cada alcalde y gobernador tuvieran un blog interactivo al estilo del blog de Chávez y del PSUV (interactivos de verdad, no como los pocos que aparecen linkeados en el blog del PSUV, que borran los comentarios), administrado por una comisión ad hoc del partido, para exhibir su gestión, formación, estudio permanente, convicción revolucionaria y, contrastarla con la opinión del pueblo con respecto a su actuación, para hacer propuestas, denuncias, o simplemente contacto con su persona.

¡¡Apliquemos las 3R2  pero, hagámoslo de verdad!!
¡¡Es necesario desplegar el Proyecto Nacional Simón Bolívar!!
¡¡Patria Socialista o Muerte!! ¡¡¡Venceremos!!!

Imprimir artículo