"VENEZUELA SE RESPETA"

domingo, 19 de diciembre de 2010

El Impuesto al Valor Agregado (IVA) es Salvaje en su esencia.

Omar Marcano (*)
Lean como se ejecuta la cadena viciosa.

Muy pocas personas responsables de aplicar el IVA, incluyendo economistas, saben en qué consiste la esencia del Impuesto al Valor Agregado (IVA). Se trata de una Ignorancia Supina, no aplicable a los mas vulnerables de la cadena que son los consumidores finales, quienes por cierto son los más afectados por este perverso impuesto, porque es soportado o trasladado al consumidor final, así lo dice la Ley.

Ciertamente, es el único impuesto en el mundo que termina pagándolo directamente el consumidor final, el último de la cadena. Ni los fabricantes, ni las empresas, ni los comerciantes soportan o pagan el IVA. Es un impuesto bien pensado por algún SALVAJE de Chicago y su versión venezolana en IESA. Es la máxima expresión de sometimiento capitalista, el cual siempre es y será SALVAJE en su estado natural, no tiene ningún atisbo de Humanismo, para nada.

EL fabricante o productor factura al intermediario o a las empresas a un precio que incluye costos, ganancias e IVA, lo cobra y luego lo declara para devolvérselo al Gobierno, lo declara teóricamente, porque siempre hay "Vivitos" que evaden una buena tajada porque para quedarse con su Real y Medio.

El intermediario o las empresas facturan a los comercios a un precio que incluye costos, ganancia e IVA, lo cobra y luego lo declara para devolvérselo al gobierno, sin faltar obviamente la trampa de la evasión. Es decir, fabricantes, intermediarios, empresas y comercios sirven de "agentes tributarios" del gobierno para recaudar el IVA, por lo que todos ellos gozan del llamado Crédito Fiscal, y todavía muchos se lo roban.

Claramente, a medida que la cadena se va ejecutando, los precios se van inflando de manera exponencial, hasta que el comercio vende al consumidor final, con todo el cúmulo de costos, ganancias, impuestos y hasta "costos de corrupción", quien termina recibiendo un recibo o factura "sin derecho a crédito fiscal".

Se sabe que este impuesto fue promulgado durante la IV República por recomendación del Fondo Monetario Internacional. También se sabe que es poco menos que imposible derogarlo en su totalidad una vez instaurado. Pero es deber de un gobierno socialista tomar la medidas necesarias, aunque sea paulatinamente, para disminuirlo porgresivamente, jamás aumentarlo.

Es ese el motivo por el cual se solicita respetuosamnete al gobierno, que estudie una Reforma Tributaria que peche más a los que mas ganan, a los mas fuertes de la cadena, a los capitalitas y no a los débiles o má necesitados.

(*) Trabajador jubilado del mppcti. Ingeniero Eléctrico USB (1976). Militante del PSUV

Imprimir artículo