"EL ESEQUIBO ES DE VENEZUELA"

jueves, 30 de septiembre de 2010

SUPERADA LA COYUNTURA ELECTORAL: ¡A SEMBRAR VALORES SOCIALISTAS!

Superada la coyuntura electoral: ¡A sembrar valores socialistas!
La siembra de conciencia de clase, del deber social, de los valores socialistas, se presenta como la más grave urgencia de la Revolución Bolivariana.
Martín Guédez | Red de Información Alternativa, Simón Bolívar (Redial) | Hoy a las 15:56 | 2 lecturas
www.kaosenlared.net/noticia/superada-coyuntura-electoral-sembrar-valores-socialistas
Sembrando Valores en Guanare con el cantautor Carlos Ruíz

No hacerlo es suicida. Comencemos por el sistema educativo y los medios

Por, Martín Guédez

Analizando las causas puntuales que han logrado paralizar un buen número de nuestros compatriotas hasta confundirlos, encuentro como una de las punteras la angustia por la inseguridad unida al modo como el aparato de propaganda del sistema capitalista traspasa su responsabilidad al ámbito del gobierno revolucionario. El capitalismo es necesariamente violento. Por eso hemos de hacer memoria y ver las cosas en perspectiva.

Veamos:

Hay que cosas que nos acostumbramos a ver como lejanas y ajenas. Hay cosas a las que por ingenuidad siempre imaginamos como propias de otras sociedades pero nunca de gente como nosotros. Esos actos de horror que veíamos ejecutar a los paramilitares en Colombia, de alguna forma siempre nos fueron ajenos, borrosos y distantes. Recuerdo cuando en aquella Caracas de comienzos de la década de los sesenta se produjo el primer atraco al Banco Miranda en la UCV. La “Pesada” se llamaba la banda de atracadores colombianos que rompió nuestra virginidad al respecto. Nos parecía estar viendo una película. Esas cosas no pasaban en Venezuela, nos decíamos. La verdad fue que el veneno se inoculó en nuestra sociedad y hoy convivimos con atracos a diario con la misma familiaridad con que lo hacemos con el Waraira Repano. Nos costaba mucho trabajo ver la mano macabra del capitalismo detrás de aquellos acontecimientos.

Igual pasó con los actos de sicariato y secuestro. Una modalidad absolutamente ajena a nuestro modo de ser y hacer, importada para aplicarla a líderes sindicales o campesinos por empresarios y terratenientes capitalistas. Lo cierto es que poco a poco los resortes naturales ante lo desconocido han ido cediendo hasta hacerse tan familiares como la brisa. Confieso que aún conservaba la esperanza de que esas cosas, con desenlace de crueldad infinita, no pudieran ser ejecutadas por venezolanos. ¡Nosotros no somos así! ¡Já!. Los hechos casi diarios son un mazazo a la conciencia. Todo indica que quienes ejecutan tales bestialidades son –en muchos casos- venezolanos, con su correspondiente cuota de hampa del “hermano país”. ¿Cómo podremos construir una sociedad socialista de amor y solidaridad con semejante mala hierba creciendo en medio de nosotros?

Todo esto tiene un nombre: CORRUPCIÓN MORAL. La degradación que ha calado hasta el tuétano de los huesos tanto en el sector privado como en el público. ¡Algo espantoso que representa uno de los más perversos enemigos de la democracia revolucionaria, su gobierno y sus instituciones! La obra sombría fruto de la siembra de antivalores capitalistas en todo su esplendor. Significa la progresiva desintegración de una sociedad. Un proceso lento pero inexorable que lo corroe todo. Una acción demoledora que convierte al ser humano en lobo de su hermano y mero consumidor de basura capitalista. Una depravación de las costumbres por la cual el individuo desprecia todos los valores sociales y patrios para sustituirlos por sus “valores” personales en función de sus ambiciones debidamente estimuladas. La mala plaga de unos individuos que pierden por completo la noción del deber social para auspiciar la cultura del más fuerte apoyado en las ventajas que le proporciona el delito. Algo que vale en estos momentos para todos esos semilleros de corrupción en que se ha convertido el dinero fácil proveniente del narcotráfico o las corruptelas en el gobierno.

Un desafío formidable para todos los revolucionarios comenzando por el gobierno. Al no haber profilaxis moral, el individuo, perdido el dominio de su voluntad ética se entrega en los brazos del capricho y los instintos más salvajes. Se fragmenta y convierte en un depredador en medio de una sociedad que mira como una selva. Extraviados totalmente los escrúpulos éticos los derechos ajenos están allí para ser violados, para pisotearlos y alcanzar logros por sobre sus escarnecidos restos. Devienen así en agentes activos de destrucción social. Ninguna otra escuela gradúa más y mejores discípulos del delito que la escuela de corrupción del sistema capitalista. Con todos los medios a su alcance y servicio (televisión, radio, prensa, vallas, cine, etc., etc.), el sistema capitalista corrompe cada día a todos, comenzando por los niños: ser feliz es tener éxito; tener éxito es tener dinero; llegar al dinero es lo más importante; ¿como se llega?... es lo de menos. Ese es el mensaje diario que llega los hogares a través de esas ventanas de las miserias que son los medios del capitalismo.

La solución a este gravísimo problema exige dos tipos de acciones: Inmediata y de largo aliento. En lo inmediato: ¡castigo!, ¡castigo ejemplar y expedito!, ¡rigurosidad en la aplicación de la ley! El que delinque y quienes los estimulan y provocan tienen que concluir que el crimen no es buen negocio. La impunidad es el mejor estimulante para el delito. Gonzalo Barrios, aquel icono adeco que consultaban los domingos en su casa de las Mercedes, decía con razón que “en Venezuela no hay razones para no robar” ¡Estaba claro el caballero aquel, por eso –entre muchos otros desmanes- aquel pacto hizo implosión! Recuerdo a un personaje (Santaella) involucrado en el robo de un dinero con motivo de la compra del avión presidencial de Carlos Andrés Pérez, allá por su primer gobierno, lo recuerdo siendo recibido como un héroe a las puertas de la Cárcel Modelo, nada menos que por lo más exquisito de la sociedad venezolana, al punto que uno podía confundir la imagen del Nacional con la Modelo de fondo con su página de sociales: Las mismas caras, la misma displicencia orgullosa y hasta la misma complacencia. ¡Un acto social, pues! ¡Todo un cuadro de la degradación moral de aquel momento! Algo muy parecido a la ceguera de una porción de la población que vota para hacer diputado nada más y nada menos que a un asesino convicto (Mazuco) ¡Válgame Dios! Una sociedad que confunde de tal manera los mínimos valores éticos está de cama, y la nuestra lo está.

A largo plazo el problema ético requiere métodos éticos para su abordaje. Un proceso más lento pero único. La principal forma de combatir la corrupción moral es educando a los niños. Es allí donde ciertas conductas deben recibir rechazo y otras deben ser estimuladas. El acto inmoral debe producir temor en quien lo ejecuta. El acto solidario debe recibir refuerzo. La valoración del SER por encima del TENER tiene que ser el centro de toda la acción educativa. No hablamos de DERECHOS HUMANOS, sino de DEBERES CON LA SOCIEDAD DE LA QUE SOMOS PARTE. Los actos egoístas, la corrupción ética aún en los más pequeños gestos, tienen que ser proscritos. Hay que transformar todo el sistema educativo de la sociedad venezolana. La LOE, tan trabajada y luchada tiene que aplicarse en sus fundamentos de construcción social. Todos los medios tienen que estar al servicio de los valores sociales más elevados. Todas las energías y posibilidades tienen que orientarse a este fin. Tanto el sistema educativo formal como el informal. Aquí entra el semáforo en rojo que hay que ponerle a esos verdaderos jinetes del Apocalipsis que son los medios de comunicación masivos. La industria de la publicidad no puede seguir vendiendo a nuestra población deseos desordenados, egoístas y criminales al precio inmoral que sea. Un vendedor de cerveza no puede ser convertido por los medios que entran sin permiso a nuestros hogares en el héroe de la sociedad (Todos somos Polar) ¡por Dios!, como no puede serlo un banquero ladrón o un comerciante ¿? “que especula (roba) pero da empleo” porque a punta de chequera se ha podido comprar una máquina deformadora de la conciencia. Hay que ponerle coto a esto… o la sociedad venezolana y nuestra revolución tan querida tenemos frente a nosotros un futuro muy incierto. Todavía hay tiempo para legislar. La actual Asamblea Nacional goza de todos los derechos para hacerlo al menos hasta el 31 de diciembre de este año. No se puede construir una sociedad basada en los valores de la solidaridad, la cooperación y el amor mientras el bloque de la superestructura cultural capitalista se dedica a destruir esos valores imprescindibles. Hay que ponerle el cascabel a ese gato o sentarnos a ver como se destruyen los más elevados sueños de la humanidad.

EL SOCIALISMO SE CONSTRUYE CON HERRAMIENTAS SOCIALISTAS

¡PATRIA SOCIALISTA O… MUERTE!

¡¡¡VENCEREMOS!!!

Más información:

martes, 28 de septiembre de 2010

Con honestidad revolucionaria: Analicemos la coyuntura

Con honestidad revolucionaria: Analicemos la coyuntura
Dedicarnos a demostrar que el sol existe es inútil. Que la Revolución ganó el 26 de septiembre sólo lo puede dudar un idiota. Lo importante ahora es salir al paso a la vulnerabilidad de la Revolución de cara al desafío de 2012.
Martín Guédez | Red de Información Alternativa Simón Bolívar (Redial) | Hoy a las 17:09 | 1 lectura
www.kaosenlared.net/noticia/honestidad-revolucionaria-analicemos-coyuntura

Misión Conciencia es la más urgente de las misiones

Por, Martín Guédez


No sigamos insistiendo en demostrar que ganamos, eso lo sabe todo el mundo y sólo puede confundir a un idiota. Eso es llover sobre mojado y sólo nos puede conducir a un acomodamiento peligrosamente estéril. No haber conquistado para la revolución bolivariana las alas de los dos tercios en la Asamblea Nacional, amén de la peligrosa paridad en votos totales contra la Revolución por parte de un grueso sector de la población que no tiene otras razones para odiar a Chávez y la Revolución que su vulnerabilidad a la maquinaria de la manipulación burguesa debe encender las alarmas. Primero porque esa maquinaria no cejará en su empeño y, segundo, porque esa maquinaria de la manipulación y su comprobada eficacia en mentes débiles muestra una penosa incapacidad nuestra para persuadirlos, ganarlos para la verdad y al final proporcionarles un cierto nivel de conciencia de clase que los lleve a distinguir entre el lobo y el cordero. No haber obtenido esos dos tercios condena a la Revolución a caminar trabajosamente sobre caminos empedrados y llenos de peligros que debieron haberse evitado. La Revolución no puede llegar al asalto definitivo del 2012 con semejantes debilidades.

Por fortuna, contamos con un hombre excepcional a la cabeza del proceso revolucionario que no deja que le arrebaten paternidades incómodas. Resulta que el Comandante –a pesar de la naturaleza tan atípica de nuestra revolución que hace de Chávez no sólo el líder indiscutible sino una especie de oráculo hacia el que todos miramos para asumir posiciones- no está sólo y somos muchos quienes tenemos nuestras cuotas de responsabilidad. Hasta ahora he visto reacciones muy parecidas a las del cuento hindú del elefante; cada quien mira para otro lado, encuentra causas –existentes, por cierto- en unos ámbitos, así como soluciones en otros según un marcado tufo a conveniencia.

Así, he leído reflexiones que atribuyen el menguado “triunfo” a la política comunicacional, por cierto, viviendo su mejor momento aunque existan programas reactivos, sin profundidad ni propuesta en algún que otro medio nuestro, programas de esos que parecieran empeñarse en “convencer” a los convencidos y espantar a los que dudan con sus burlas y radicalismos pantalleros; programas "levanta muertos" –del otro lado, claro- como los llama Néstor Francia; otros centran sus observaciones en la conducta –en demasiados casos inmoral- del funcionariado gubernamental –nacional, estatal, municipal, etc.; otros encuentran la piedra filosofal en el desorden ideológico y organizativo, así como el secuestro del partido de la Revolución por parte de factores del poder constituido; algunos –yo entre ellos- ponen el dedo en la llaga del vacío de conciencia de clase, de una conciencia firme, sólida y activa, en buena parte de un pueblo que se ha relacionado con el poder –en muchos casos- bajo los mismos esquemas en que lo hacía con los otrora poderosa “maquinaria” adeca, es decir, adhesión en tanto lluevan logros, corotos o prebendas. Otros… ¿sigo?...creo que es suficiente, ¿verdad?: cada uno es una parte del problema, una parte del elefante, pero ni es el problema ni es el elefante.

Lo primero –no lo digo yo, sino que lo decían Simón Rodríguez o el Che- es que para hacer revolución se requieren revolucionarios y para hacer una revolución socialista se requieren revolucionarios socialistas. De modo que permítaseme una suerte de minimalismo, un pueblo con clara conciencia de clase no es confundido por sus enemigos así se vista de Caperucita, le cante canciones o le venga con lagrimitas falsas. Un pueblo con conciencia no se "desencanta" por el antitestimonio de un camarada disfrazado, o de diez o de los que sean; un pueblo con conciencia sabe detectar y combatir al enemigo externo y al interno también, pero no se desencanta, y no se desencanta porque su conciencia no es fruto de un encantamiento sino está forjada como el acero; un pueblo con conciencia derrota en batalla de irrenunciables principios a los camaleones y a los "poderosos burgueses" tengan estos el poder que tengan; un pueblo consciente reconoce y ubica con claridad al enemigo, no se confunde, sabe que es lo que significa pertenecer a la clase explotadora y quienes, aunque hayamos fracasado en llegarles, no son los enemigos sino unas lamentables víctimas; un pueblo consciente sabe que Venezuela no tiene cuatro o cinco millones de oligarcas; un pueblo consciente posee el talento estratégico y teórico necesario para no confundirse ni ser confundido; un pueblo consciente es un pueblo invencible. ¡¡¡Díganlo ahí...cubanos y cubanas!!!

De modo que la primera gran urgencia, la que nos librará de corruptos, farsantes, campañas mediáticas imperialistas, manipulaciones y hasta de la gripe y los juanetes si es menester, reside en la SIEMBRA DE LA CONCIENCIA y no en la búsqueda de culpables cuando no se sabe si la cacería de brujas no será pesca en río revuelto. Los pasos que se vayan dando en orden a transformar la infraestructura económica serán pasos al vacío si no se realizan con el concurso de un pueblo consciente. Aquel Tercer Motor de la Revolución, “Moral y Luces” es vital para impedir nuevos fracasos. Hay que formar el hombre y la mujer que protagonicen con eficacia, alegría y hasta elegancia, la vida comunal y sus desafíos. Un revolucionario consciente hubiese encontrado otras maneras de oponerse al burocratismo, a la corrupción, al farisaísmo o la vagabundería, distintas a la de no ir a votar y ser cómplice en una puñalada a la Revolución querida. ¿O es que alguien cree que los cinco millones y medio que fuimos a votar no tenemos problemas? A un revolucionario o revolucionaria consciente no lo confunden campañitas de propaganda, niñitos manos blancas, ni mil María Corinas y toda su jauría; tampoco lo confunde las fallas en la energía eléctrica o los índices de inseguridad, simplemente porque está claro y conoce sus causas. Si deseamos comprobar esto que digo, miremos hacia el pueblo cubano. Ahí está…hace casi medio siglo, aguantando estoico y firme: bloqueo de bienes de consumo, campañas de propaganda, terrorismo…todo… absolutamente todo y véanlo como responde en la defensa de su revolución… veámosle y asumamos ese ejemplo. Si queremos Socialismo forjemos socialistas de conciencia comenzando por la coherencia de vida. “El Socialismo es la Ciencia del Ejemplo” Ché

¡¡¡MISIÓN CONCIENCIA!!!

¡¡¡VENCEREMOS!!!

Más información:

lunes, 27 de septiembre de 2010

UNA REFLEXIÓN ACERCA DEL TRIUNFO DEL 26 DE SEPTIEMBRE

Una reflexión acerca de la victoria del 26 de septiembre
Revisar a fondo el papel del partido en el proceso revolucionario es perentorio ante este "triunfo"
Martín Guédez | Red de Información Alternativa Simón Bolívar (Redial)
www.kaosenlared.net/noticia/reflexion-acerca-victoria-26-septiembre
Artículo/noticia publicado/a en Kaosenlared.net
Comandante Chávez: ¡estamos a tiempo!

Por, Martín Guédez

¡Ha triunfado la Revolución! ¡El PSUV se consolida como el mayor partido político! ¡Las pretensiones del PPT se volvieron polvo cósmico! ¡Tendremos una bancada de 98 diputados y diputadas lo que significa el 59.39 %! ¡Se alcanzó un record histórico de participación en elecciones de esta naturaleza! Todo esto y mucho más es cierto y puede movernos a la satisfacción. Sólo que es cierto para un partido o movimiento clásico dentro del juego “democrático” burgués. Pero ni el PSUV está llamado a ser un partido dominante dentro del marco clásico de partidos en el juego eleccionario de la democracia burguesa ni la Revolución Bolivariana es un movimiento más aspirando a una cierta hegemonía dentro de la democracia burguesa. En Revolución, no poder alcanzar la aceptación fluida y serena de al menos el 80% de nuestros compatriotas –todos los que no son burgueses y para los cuales es la Revolución- tiene que ser una seria advertencia. No hacerlo podría ser suicida.No podemos conformarnos con “triunfos” que sólo garanticen una cierta hegemonía pero que en cualquier momento pudieran revertirse. La Revolución Socialista hay que garantizarla hasta colocarla a salvo de los sustos propios del juego eleccionario burgués.

El Partido de la Revolución está llamado inexorablemente a ser el músculo ejecutor de la transición al socialismo. Esta transición no la lleva a cabo “maquinaria” alguna. Una maquinaria (cuyo nombre mismo tiene tantas reminiscencias desagradables de la “maquinaria adeca” que ya sabemos como terminó arrasada por el amor y la emoción de Chávez en 1998) organiza, canaliza y garantiza el orden de la emoción, la pasión y el amor infinito del pueblo pero no los contagia. Es necesario contagiar la emoción, la pasión y el fuego sagrado del amor en el alma fértil del pueblo. Al pueblo hay que blindarle la conciencia desde la ciencia del ejemplo. El problema con el contagio es que no podemos contagiar sino aquello que tenemos. Para respirar y contagiar amor en las narices de nuestro pueblo –como decía Albert Camus- hay que tener amor en el pecho, en los nervios y hasta el tuétano de los huesos. Las “maquinarias” –con sus estructuras burocráticas- no poseen per se ese fuego sagrado. Para esta tarea es imprescindible un partido de apóstoles, un partido de misioneros del socialismo. Sólo entonces tiene sentido esencial la maquinaria.

El Partido de la Revolución tiene que ser un estricto y severo contralor de las acciones de la burocracia “mata sueños” No somos meros soñadores quienes luchamos por un mundo socialista en vía al comunismo pero tampoco burócratas del sueño. El gran desafío consiste en lograr que en esta etapa de transición, en la cual el Estado debe cumplir la tarea de colocar todo su poder al servicio del pueblo, éste no termine convertido en nuevo poder al servicio de sí mismo. He aquí un delicadísimo problema que debe resolverse con creatividad, solvencia teórica y decisión firme. El Estado socialista debe ser un Estado fuerte, en tanto y en cuanto debe tener suficiente poder como para que, colocado al servicio de la clase trabajadora alcance el objetivo de aplastar a la clase opresora burguesa, pero con una irrevocable vocación suicida, pues debe desaparecer como instrumento de opresión una vez solventada la división de clases.

En principio, parece un grave error que el Partido de la Revolución –salvo el caso del Comandante Presidente por su característica tan particular de conector esencial con el alma del pueblo- sea al mismo tiempo partido y gobierno. Cuando un cuadro revolucionario ejerce un cargo de importancia dentro del aparato burocrático pierde su capacidad crítica y su fundamental papel de bisagra articuladora entre la misión servidora del Estado y el pueblo al que sirve ¿Cómo evitar que el cuadro-burócrata no sea benévolo en la valoración de su propia gestión y la de sus subalternos?, ¿cómo impedir que ese indudable poder que mana del ejercicio del gobierno no sea utilizado en beneficio de sí mismo y de sus incondicionales?, ¿cómo evitar que un ministro, gobernador o alcalde no utilice su poder para colocar sus incondicionales en la dirección del partido?, ¿dependerá todo de la calidad ética del cuadro-burócrata?, pudiera ser, pero… ¿es suficiente esa garantía para hacer descansar en ella el éxito de la Revolución? ¡La experiencia nos dice rotundamente que no! El ministro, gobernador o alcalde debe responder por la plena eficacia en su cargo: ¡punto! El Partido ha de ser el corazón de la Revolución en cuanto a concentrar en su seno los cuadros más exigentes, preparados y doctrinariamente claros y absolutamente libres de compromisos con la burocracia para cumplir con su rol intransferible de bisagra entre el poder constituido (Estado y Gobierno) y el poder constituyente (El Pueblo Soberano). El Partido debe encarnar la instancia moral más elevada y de juicio contundente a fin de zanjar –en su condición mediadora- los problemas que vayan derivando de una transición que devuelva todo el poder al pueblo, dueño legítimo del poder.

El Partido tiene que configurar un conjunto de cuadros con las personas más generosas, entregadas, valientes, heroicas e ideológicamente mejor formadas del pueblo. Les corresponde el invalorable privilegio de ser los constructores de un mundo nuevo, y esa debe ser su única recompensa y además rechazar y repugnar cualquier otro privilegio que no sea el de recibir un justo salario para sí y su familia. Deben estar libres de tentaciones de poder de ningún tipo. Deben ser personas con vocación irreductible de servicio a la causa revolucionaria, a la patria y al pueblo, sin más recompensa que la que mana de una conciencia plenamente satisfecha con haber sido en esta vida, personas útiles y buenas al servicio del más sublime de los sueños. El pueblo, en su conjunto, debe ser el protagonista de su propia redención. Los dones necesarios del Profetismo, del Canto, de el don Reparador y el de la Autoridad Regia, deben ser, como la Soberanía misma, intransferibles, absolutos e imprescriptibles. Inventamos o erramos ¡INVENTEMOS!
Más información:

viernes, 24 de septiembre de 2010

El toque de DIANA será la orden de ejecución de la Operación Willian Lara

ver: http://comitesocialista.blogspot.com



Imprimir artículo

26S: Nueva confrontación entre el Socialismo y el Capitalismo


Cuando estamos a pocas horas para el inicio de las elecciones parlamentarias 2010, que se llevarán a cabo en nuestra patria el próximo domingo 26 de septiembre, debemos estar muy conscientes que este proceso no se trata de un evento electoral más donde vamos a elegir algunos diputados y diputadas para la Asamblea Nacional.  Tenemos otra responsabilidad histórica de realizar un ejercicio ciudadano de democracia directa, participativa y protagónica, en esta confrontación entre dos sistemas totalmente antagónicos.

Estaremos asumiendo con nuestra participación protagónica otro debate político, otra confrontación histórica entre el Socialismo con la alianza del PSUV, PCV y UPV y por la otra parte el Capitalismo con la representación de los viejos partidos políticos del Pacto de Punto Fijo y sus derivados, expresión de la llamada democracia representativa burguesa, y que ahora en esta nueva contienda se hacen llamar MUD.

Las elecciones parlamentarias que se efectuaran el 26S, se perfilan como una batalla por la consolidación y profundización de Revolución Bolivariana, ya que tendremos la oportunidad de elegir miembros de una Asamblea comprometidos a construir las Leyes Revolucionarias con el Pueblo, en el Pueblo y para el Pueblo.  

El 26S será el escenario de otra batalla ideológica donde estamos obligados a vencer, para acelerar la marcha en la construcción de la patria socialista.

Este proceso representa una esperanza para nuestros pueblos latinoamericanos caribeños y del mundo para seguir construyendo una alternativa posible que trascienda al sistema capitalista.

A nuestros compatriotas y hermanos que aún no están seguros de votar o se encuentran un poco confundidos por el bombardeo mediático de los laboratorios de operaciones psicológicas en manos de la burguesía, les pido que con toda sinceridad y con mucha conciencia reflexionen y se respondan a estas preguntas que son básicas:

¿En nombre de quién se toman las decisiones en el Gobierno Bolivariano?
¿A quién beneficia las distintas iniciativas, obras sociales y misiones de la Revolución Bolivariana?
¿A favor de quién se consume trabajando el Presidente Chávez y el equipo del Gobierno Bolivariano?
¿En quién piensa el Presidente Chávez cuando impulsa iniciativas para promover la mayor suma de felicidad?

Definitivamente, todas las respuestas están dirigidas hacia nuestro pueblo venezolano.   A través de la Revolución Bolivariana se libra una lucha contra las desigualdades, la pobreza, la miseria, la alienación y la explotación que nos dejó el sistema capitalista con la complicidad de los adecos y copeyanos  quienes secuestraron la verdadera democracia por más de 40 años, disfrazados ahora detrás de la fachada otros partidos políticos de ultraderecha. 

Estos nefastos representantes de la burguesía quienes han dirigido su campaña sobre la base de la mentira, el odio y la necrofilia, actúan con la complicidad y el financiamiento del imperio norteamericano, pretenden llegar nuevamente a la Asamblea Nacional sin ningún proyecto político serio, su único objetivo es derrocar al Gobierno legítimo y elegido por la mayoría del pueblo venezolano.   Como reconocer a estos actores de la oposición:

  • Son los mismos adecos y copeyanos que el pasado desangraron nuestra patria y permitieron que Venezuela se convirtiera en un Estado desnacionalizado, privatizado y subordinado a los intereses de las transnacionales del imperialismo.
.
  • Entregaron nuestro petróleo a las empresas transnacionales gringas y permitieron el despojo de nuestro principal recurso la mayor parte del siglo pasado, dejando a nuestro pueblo en la miseria.

  • Realizaban persecuciones, torturas y desapariciones en la década de los 60 y que más tarde cerraron escuelas técnicas, perseguían estudiantes y en el año 89 desplegaron una brutal represión contra el pueblo venezolano que reaccionó ante la agenda neoliberal.

  • Son los mismos que dieron un golpe de Estado en el año 2002 y que de un solo plumazo violaron la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela y más tarde realizaron un sabotaje petrolero que ocasionó más de 20 mil millones de dólares en pérdidas a la Nación.   Definitivamente no podemos permitir que regresen estos representantes del imperio norteamericano.

Para que la Revolución Bolivariana siga avanzando debemos asumir disciplinadamente la Operación William Lara, es necesario vencer el próximo 26S, para poder entrar en una etapa de profundización del socialismo, que implica la aceleración del desarrollo socio productivo,  el desmontaje del modelo de economía rentista,  la construcción de leyes revolucionarias que favorezcan al Poder Popular y el desmontaje del Estado Burgués.

En esta nueva confrontación entre el Socialismo y el Capitalismo, quienes votemos por los candidatos de la Revolución Bolivariana, estaremos votando en favor de los intereses de nuestro pueblo, estaremos votando por el futuro de las nuevas generaciones, estaremos votando por la construcción de una patria digna, verdaderamente libre, soberana y socialista

Patria Socialista o Muerte  ¡Venceremos!
(*) Militante PSUV

Imprimir artículo

jueves, 23 de septiembre de 2010

Candidatos de la Revolución Bolivariana.

Ver Video en: http://comitesocialista.blogspot.com


Imprimir artículo

CUALQUIER ARGUMENTO QUE NO CONDUZCA A LA DERROTA DEL ENEMIGO BURGUÉS ES TRAICIÓN

Ser Revolucionario (con mayúsculas) es hacer la Revolución (igualmente con mayúsculas) Lllevar agua para los molinos de la contrarrevolución es traición sin importar el argumento.
Martín Guédez
Foro en El Vigía, Estado Mérida - VENEZUELA -

Quien no le puye el óvalo a un candidato de la Revolución (PSUV o PCV) está traicionando y traicionándose

Por, Martín Guédez

Frente al desafío revolucionario del 26 de septiembre me temo que algunos de nuestros “ortodoxos” no entienden de que lado del pan se pone la mantequilla. Decir “no voy a votar” esgrimiendo argumentos descalificadores –con razón o sin ella- de tal o cual candidato o candidata de la Revolución, y además “contagiar” a otros y otras con estos argumentos, es traición al proceso revolucionario por más que se invoquen los principios más puros o se haga con la más contundente y altisonante verborrea. Llevar agua para los molinos de la contra no es fruto de pureza ideológica alguna, es consecuencia de la arrogancia y la soberbia, dos defectos –estos sí- perfectamente contrarrevolucionarios.

Hay un viejo refrán que reza: "dime de lo que presumes y te diré de lo que careces". A lo largo de la vida este y muchos otros refranes han ido demostrándome la sabiduría del pueblo que los crea. Basta ver que alguien anticipe que hablará "con total honestidad" para que, por precaución, busquemos un paraguas porque lo que viene es una lluvia de triquiñuelas. Recuerdo a CAP diciendo "no tengo donde vivir" al mejor estilo nada más y nada menos que de Jesús de Nazareth. Pareciera que el ser humano sólo dice la verdad cuando habla sin pensar. Marx decía que "la palabra es la envoltura material del pensamiento". No aclaró el gran maestro si la palabra será expresión de lo que se piensa o de lo que conviene decir, o si el pensamiento es expresión de lo que se siente o de lo que conviene sentir, ¡tremendo galimatías! ¿Qué piensan ustedes?

A mí me da urticaria cuando alguien invoca virtudes revolucionarias puras. , siempre con la primera persona del singular como un ornitorrinco ¡He visto tanto muerto cargando basura!, ¡he visto tanto "duro" chorreado!, ¡tanto "firme" cantando mejor que un ruiseñor al primer palo! Tampoco creo en quienes hablan más duro, más alto, con más dureza en el rostro, ¡cosas mías! Reitero, ¡he visto tanto! Recuerdo, por ejemplo, que los más firmes, los más duros, en la chiquita, en lo que se llama “la propia”, fueron los más callados, incluso los menos visibles, aquellos que pasaban inadvertidos, leves y humildes, como temerosos de centrar la atención en ellos.

Hoy nos aproximaremos a esa virtud imprescindible para el combate que se llama DISCIPLINA. La disciplina es la capacidad de actuar ordenadamente para conseguir un fin. Sin brinquitos, sin aspavientos y sin esos consabidos…sí… pero… Es más valiosa la virtud cuanto más calladamente se ejerce. Es una virtud que requiere madurez, humildad verdadera, auto exigencia, ir en contra de lo que nos provoca, incluso de lo que razonablemente pensamos. Es morderse el deseo y hacer lo que se debe con una sonrisa en los labios. Y es que la disciplina no tiene nada que ver con el borreguismo. No son los ojos tristones del borrego sino la mirada altiva del revolucionario la que acompaña el SÍ disciplinado.

Es claro que lo primero a tomar en cuenta debe ser tener conciencia del objetivo que se quiere para lograrlo con inteligencia, eficacia y disciplina. Ser eficaz es la capacidad de producir resultados. No basta hacer mucho o esforzarnos con denuedo, se requieren los resultados. Si se llega a ellos sin despeinarse… ¡mejor!

La disciplina consciente es una virtud armónica y suave, como la Estación de Invierno de Vivaldi. ¿Por qué? Porque cuanto logramos ocurre sin disturbios, sin crispación, sin alteraciones, convenciendo con nuestra actitud aún a los menos fuertes y desconfiados. Por eso la disciplina es también un imprescindible valor para integrar comunidad. No podemos con arrogancia y soberbia –pensar que tenemos la razón cuando algo nos dice lo contrario es justamente eso- introducir crispación donde debe reinar la armonía. De hecho, porque el que nos rodea puede ingenuamente equivocarse. Puede que al final nos devolvamos de nuestra arrogancia pero dejemos "enganchados" a muchos camaradas. De modo que menos blablabla y más disciplina consciente, hermanos. Quien hace lo que quiere no hace lo que debe, por más que se lo crea y lo diga. Lo revolucionario es hacer revolución. Todo lo demás es pastoreo de nubes y ríos de hojas. “¡Vapor con viento no es ná…se va!”

¡A BARRER CON LA CONTRARREVOLUCIÓN!

¡EL DOMINGO, UNA VEZ MÁS, VENCEREMOS!

Más información:

miércoles, 22 de septiembre de 2010

¿QUÉ HAY DETRÁS DEL ATAQUE DEL GRUPO PRISA AL LIBERTADOR SIMÓN BOLÍVAR?

El ataque a Simón Bolívar y su pensamiento integracionista, además de los intereses del Grupo es un ataque a la Revolución Bolivariana y al ALBA.
Martín Guédez | Red de Información Simón Bolívar (Redial) |

Temor a la espada de Bolívar por América Latina

Interesantes coincidencias entre Malamud y Pino Iturrieta, Morón o Caballero

Por, Martín Guédez

Anda por allí un historiador mercenario que mientan Carlos Malamud y que ofrece sus servicios nada más y nada menos que al grupo Prisa, a Editorial Santillana, al Instituto El Cano, al Banco Bilbao Vizcaya (Provincial en Venezuela), todo dentro del círculo de intereses que anima el converso Felipe González. Este caballero (Malamud) afirma que “invocar la doctrina de la integración suramericana basada en el pensamiento de Simón Bolívar en 1810 es un fraude”

Podríamos dedicar este trabajo a colocar sobre el tapete las razones crematísticas que mueven a estos grupos económicos a atacar a Bolívar y por mampuesto a Chávez y la Revolución Bolivariana. No lo haremos porque creemos que ya Modesto Guerrero (artículo que se encuentra en Argenpress o en la página web de Radio Nacional de Venezuela) lo ha hecho brillante y contundentemente. Lo haremos desde un ángulo que se me antoja menos de bulto pero más peligroso. Es curioso –por ejemplo- que este “tanque de pensamiento” de historiadores mercenarios guarde una interesante coincidencia con los testimonios ofrecidos en la oportunidad de la celebración del Bicentenario del 19 de abril de 1810, por algunos de “nuestros” historiadores miembros de la Academia Nacional de la Historia como, Elías Pino Iturrieta, Guillermo Morón o Manuel Caballero, insuficientemente respondido por la mayoría de nosotros, salvo honrosas excepciones.

Se trata de reclamar para el estamento mantuano el protagonismo fundamental en aquellos acontecimientos invisibilizando –como han hecho con éxito a lo largo de toda nuestra historia de la IV República (1830-1999)- la lucha del pueblo (pardos, zambos, negros, mulatos, indígenas, etc.) Se trata de extraer de las luchas independentistas el contenido de lucha de clases de modo que al final, por un lado la voluntad de independencia se debió a la iniciativa mantuana, y como por otro lado –como todos sabemos o deberíamos saber- como la clase mantuana u oligarca se manifestaba por la “conservación de los derechos de “su” amado rey Fernando VII”, toda la lucha heroica de nuestro pueblo –el mismo que fue a regar con su sangre los campos de batalla a todo lo largo de nuestra América, porque el mantuanaje no combatió, no combate ni combatirá nunca sino que manda a combatir- fue, casi literalmente, no para conquistar soberanía, libertad y justicia sino para conservar el regalo de “civilización y evangelización en la fe verdadera” que nos había generosamente regalado la “madre patria” y la Iglesia Católica.

Así que los tiros van por los lados de la conservación de los poderosos intereses del grupo Prisa en nuestra América, pero también –para mí lo más grotesco y peligroso- para atacar las luchas por la integración que anima a nuestros pueblos guiados por el pensamiento Bolivariano y la gestión incansable del Comandante Hugo Chávez Frías ¿Que el Libertador no era integracionista en 1810? Cuesta arriba les resulta demostrarlo porque existen abundantes pruebas de lo contrario, pero en todo caso equivale a decir que Chávez no era socialista en 1999. Estos mercenarios desalmados están descubriendo el agua tibia. De todos modos atentos porque estos grupos y personajes son mercenarios pero no son brutos, por eso hay que tomarlos en serio.

Veamos: el pensamiento integracionista del Libertador, del mismo modo que su pensamiento pre-socialista, va tomando cuerpo y formando un acervo sólido y duro a partir de la pérdida de la segunda República (1815) Incluso la lucha en Venezuela, que hasta ese momento había sido literalmente una guerra civil por no encontrarse los derechos del pueblo en baza, y de allí el fenómeno Boves, se convierte en guerra antiimperialista por la soberanía, la libertad, la igualdad y la justicia a partir de 1816. No es casual que el tal “historiador” Malamud, haga hincapié en el año 1810, momento en que la clase mantuana (esforzándose estos miserables en recordar que Bolívar era mantuano) se esforzaba exclusivamente por poner a salvo su parcelita de negocios a cambio de cualquier entrega. Exactamente como hoy y como siempre. El pensamiento absolutamente integracionista y pre-socialista del Libertador se encuentra brillantemente expuesto en todas sus palabras y hechos antes, pero especialmente, desde la Carta de Jamaica (1815) en adelante "Es una idea grandiosa pretender formar de todo el Mundo Nuevo en una sola nación con un solo vinculo que ligue sus partes entre sí y con el todo. Ya que tiene un origen, una lengua, unas costumbres y una religión, debería, por consiguiente, tener un solo gobierno que confederase los diferentes estados que hayan de formarse; [...] ¡Qué bello sería que el Istmo de Panamá fuese para nosotros lo que el de Corinto para los griegos! Ojalá que algún día tengamos la fortuna de instalar allí un augusto congreso de los representantes de las repúblicas, reinos e imperios a tratar y discutir sobre los altos intereses de la paz y de la guerra, con las naciones de las otras partes del mundo. Esta especie de corporación podrá tener lugar en alguna época dichosa de nuestra regeneración..." ¿No está suficientemente claro? Del mismo modo Chávez comienza a reivindicar el carácter antiimperialista y socialista de la Revolución Bolivariana, especialmente a partir de 2005 en aquella concentración frente al Jardín Botánico de la UCV. De modo que a los hombres hay que juzgarlos y valorarlos en términos dialécticos y todo lo demás es una estafa, sí, pero a la historia.

Veamos: El próximo 7 de diciembre se cumplirán 186 años de la convocatoria desde Lima al Congreso Anfictiónico de Panamá por el Libertador. Bolívar, el mágico adelantado, quiso formar una confederación de naciones iberoamericanas desde el sur del río Grande hasta la Patagonia. En la cumbre de los movimientos independentistas, Bolívar quiere adelantarse a lo que sería –de no hacerlo- la mera sustitución del imperio español por un nuevo imperio. Era el momento de consolidar las bases de las repúblicas nacientes. Era llegado el momento de la unión que se opusiera con posibilidades de éxito a las graves amenazas que sobre las nacientes repúblicas se cernía. De un lado los posibles intentos de reconquista de la corona española apoyada por la Santa Alianza y del otro la voracidad del ya temible imperio en ciernes de los Estados Unidos.

El Congreso Anfictiónico de Panamá fue evidentemente el más grande sueño de Bolívar. Allí debían echarse las bases de una gran nación formada por una asociación de repúblicas que, tanto por su extensión, población y riquezas como por su fuerza moral, representaría un verdadero polo de poder en el concierto de las naciones del mundo. Lamentablemente ayer, como hoy y siempre, a las miras superiores en grandeza y generosidad se oponen los intereses mezquinos, las mentes liliputienses, la ambición miserable y la supremacía de los privilegios de las clases dominantes. Bolívar se encontraría en su camino con el insuperable obstáculo de las oligarquías regionales de latifundistas y comerciantes sin más amor que por su dinero y el desprecio absoluto por la patria o lo humano.

¡Cuanta pequeñez y miseria! Hoy, cuando el gran sueño bolivariano viene a nuestro recuerdo con fuerza, de nuevo nos encontramos ante la misma batalla. De nuevo los mismos intereses apátridas se oponen con todas sus fuerzas al proyecto integrador encarnado en la Revolución Bolívariana y el presidente Hugo Chávez. ¡Cuan gritan esos malditos! ¡Cómo les duele la unión de nuestros pueblos!. Supeditados a los intereses extranjeros, estos descendientes en esencia de Santander, de Páez y de Miguel Peña, se revuelven enloquecidos al percibir el despertar de los pueblos y su vocación de unidad.

En Venezuela, especialmente ciertos sectores vacilantes y reformistas dentro del bolivarianismo tienen que saber que el éxito del proceso venezolano pasa inexorablemente por la unión de nuestros pueblos. Solos y divididos más temprano que tarde seremos barridos de la faz de la tierra. Los titánicos esfuerzos del Comandante Chávez por la unidad latinoamericana tienen que ser respaldados, asumidos y comunicados sin vacilaciones, con reciedumbre y fidelidad absoluta. Así como no hay revolución en Venezuela sin Chávez, no la habrá en Nuestra América sin la unidad de nuestros pueblos. Proyectos como el ALBA son la clave. Eso lo sabe la oligarquía criolla y sus amos imperialistas y de allí la tenaz campaña contra los convenios de cooperación y solidaridad que lleva adelante el presidente Chávez.

Chávez sólo está interpretando con fidelidad absoluta lo que estaba claro en el pensamiento de nuestro Libertador. Esa fiel interpretación explica la ferocidad del ataque de las hienas de todas las horas. No se propone una especie de nación única sino una confederación de naciones que conserven sus rasgos particulares. Un concierto de naciones unidas en propósitos comunes. Una unión de los pueblos donde lo político prevalezca por sobre cualquier otro interés subalterno. En la carta de Jamaica, el Libertador presenta la idea con claridad meridiana. Apela a lo que es más sustantivo: la comunidad de origen, lengua y costumbres de sus pueblos. Por eso elige el centro del nuevo mundo en el istmo de Panamá para que fuese para nosotros lo que el de Corinto para los griegos.

Todos debemos estar convencidos de la grandiosidad de mirada del comandante Chávez. Estoy persuadido de que si no fuese así –si Chávez no estuviese profundamente convencido de lo imprescindible de la unión- le sería mucho menos gravoso dedicarse a obtener la aceptación política de la gente en Venezuela aplicando todos los recursos a la solución de nuestros propios problemas y nada más, que llevar adelante el gigantesco esfuerzo de unidad que está haciendo y que tantas críticas le merece de la mano de propagandistas al servicio del aparato mediático de la plutocracia mundial, incluido este Grupo Prisa. El esfuerzo exige la unión espiritual de todos los que defendemos el proceso de revolucionario. No puede haber fisuras. Hemos de saber, con total certidumbre, que lo que está en juego es la existencia misma del proceso revolucionario. Solos no podremos. Unidos o hundidos, ese es el dilema.

Los países de Latinoamérica no podremos librarnos del atraso, la explotación y el sometimiento si no es uniéndonos en una federación capaz de hacerse respetar ante el imperio. Esta grandiosa tarea jamás podrá ser emprendida por las burguesías nacionales de nuestras naciones completamente entregadas al imperialismo. Esa es una tarea de pueblos. Pueblos unidos, conscientes y bien despiertos. Pueblos capaces de constituir una sociedad de Estados Socialistas en nuestra América. Ese es el desafío y no la pérdida de tiempo y esfuerzo en cosas pequeñas. Contra eso se enfilan las baterías de esos “historiadores”, del Grupo Prisa y del Imperialismo plutócrata del momento.

¡América Socialista o muerte!

¡VENCEREMOS!

martes, 21 de septiembre de 2010

¿QUÉ ESTÁ EN JUEGO EL 26 DE SEPTIEMBRE EN VENEZUELA?

Prohibido equivocarnos

Por, Martín Guédez

El domingo 26 el pueblo venezolano se juega mucho más que unos diputados o diputadas. El domingo se le abre la puerta a la esperanza de una vida sustentable, justa e igualitaria o se abren las puertas del infierno. Esto lo sabe bien el capitalismo globalizado y sus representantes criollos y -desde luego- tiene que tenerlo igualmente claro nuestro pueblo. La agresión global, generalizada y abierta que hoy sufre la Revolución Bolivariana obedece a esta verdad. Sabe bien el imperialismo global que en Venezuela está tomando cuerpo una forma de socialismo que desafía su preeminencia y prerrogativas hasta ahora aseguradas. En diciembre, al modo de los caballeros medievales que combatían con el pañuelo de la dama atado a la lanza en ristre, esa dulce, bella, tierna y explotada, hambrienta y ansiosa dama que es la humanidad entera, ora, cruza los dedos, invoca las fuerzas de lo alto y espera que el pueblo venezolano, ahora mismo su caballero valeroso derrote a la bestia.

Junto al pueblo estarán los grandes redentores de la humanidad, no estará sólo en el combate nuestro pueblo, todos estos días, hasta el momento final del domingo 26 de septiembre, allí estará a su lado la fuerza irresistible del amor de Jesús; la espada invencible de Bolívar; el grito incontenible del general de hombres libres, Ezequiel Zamora; la sabiduría del maestro, Simón Rodríguez; el canto revolucionario del panita Alí y el recuerdo de los miles y miles de caídos antes de este espléndido combate. Alzaremos las banderas del amor, de la justicia, de la igualdad y la libertad… y ¡venceremos!

El capitalismo es incompatible, no sólo con la democracia, sino con la vida misma. La voracidad capitalista ha destrozado el planeta y sumido a más de dos tercios de la humanidad en la miseria más espantosa. En pocos años, no pasan de trescientos -un suspiro en la historia humana- ha convertido mares y ríos en cloacas, selvas en desiertos, la atmósfera en irrespirable y la vida humana en una tragedia. La economía capitalista ha concentrado en las manos de unas pocas empresas supranacionales todo el poder decisorio sobre la vida en el planeta. Más de la mitad de la capacidad productiva de la humanidad se destina a satisfacer deseos provocados por la publicidad mientras se obvian las necesidades básicas de la gente, todo en aras de la ganancia. El mundo actual, tras la caída del socialismo de Estado en Europa, ha devenido en un espacio de interés exclusivo de estas grandes corporaciones. No requieren de representatividad, no están sometidas a las normas jurídicas internacionales ni a conciertos sobre derechos humanos, no presentan cuentas a nadie, no las mueve ningún valor distinto al de la avaricia y la acumulación de capital. La humanidad, y con ella el planeta, está muriendo en sus manos.

Progresivamente la lucha por espacios comerciales ordinariamente protagonizada por países o bloques de países, ha dado paso a una sola economía mundial a través de los flujos financieros y el libre tránsito de sus mercaderías. Absolutamente nada se resiste a este vendaval de libertinaje del capital que todo lo arrasa y cual caballo de Atila, donde pone su pezuña no vuelve a crecer la hierba. Ha quedado atrás el tiempo en que un país, incluso un grupo de países, podía marcar la senda de la economía. El gobierno económico mundial ejercido en la sombra por el G-8, el Fondo Monetario Internacional o el Banco Mundial es apenas poco más que la representatividad de las grandes transnacionales verdaderas dueñas del concierto. Para la inmensa mayoría de los pueblos del mundo, tienen mucha más importancia las decisiones que se toman en los bunker de las grandes corporaciones supranacionales que las acciones emprendidas por sus propios gobiernos.

A través de la producción, el comercio, los sistemas financieros y la globalización de la información, el mundo entero está atrapado en una inmensa red sin salida. La deslocalización progresiva de las grandes supranacionales, que transfieren sus actividades del Norte al Sur en cualquier lugar del planeta tras mano de obra barata, convierte, por ejemplo, los esfuerzos integradores entre países en una pantomima. Los países acuerdan y las supranacionales se posicionan. Los gobiernos suponen que intercambian entre naciones y en realidad lo hacen con las mismas supranacionales. Se intercambian automóviles, por ejemplo, con Brasil, y en realidad se hace con la supranacional asentada en ese país.

Es la naturaleza de esta novísima etapa del capitalismo la que ha hecho posible esta división global del trabajo presta a forzar sistemas sociales y fiscales que le sean beneficiosos para sus únicos y canallas intereses monetarios. El dinero sin patria es la más escurridiza mercancía de nuestros días. Lo predominante es la movilización de capitales voraces siempre dispuestos a depredar, explotar y destruir si en ello encuentran ganancia. Para este monstruo depredador todo estado con pretensiones de soberanía es un estorbo inaceptable. Aún las experiencias más suaves de control estatal son hoy inaceptables para esta orgía de libertad capitalista. La liberalización del tráfico de capitales ha permitido que en unas pocas manos sin patria ni moral, prácticamente independientes, se concentre un movimiento de capitales que supera con creces todas las reservas de los Banco Centrales de las naciones.

La humanidad entera enfrenta este peligro devenido en más que una amenaza. La humanidad y la vida toda en el planeta está en manos de unos amorales que superan con creces cualquier otra experiencia histórica de depredación y genocidio. La ganancia decide todas las acciones, luego entregadas para su ejecución a los estados de las superpotencias militares. No son los estados -eso fue lo clásico hasta la aparición de este Nuevo Orden Mundial Plutocrático- quienes deciden el país a invadir o anexar. Hoy estos objetivos son seleccionados en las oficinas de las grandes supranacionales y son los estados los encargados de ejecutar sus designios. No fue, por ejemplo, el gobierno de Mr. Bush quien decidió el ataque a Irak. No fue el ejército de los EEUU, quien decidió que objetivos destruir. Fueron las grandes empresas petroleras o la Halliburton –por ejemplo- quienes decidieron que tomar o que destruir. Fueron las transnacionales las que pusieron la tarea. Son los grandes laboratorios quienes deciden, incluso, que enfermedades atacar o cuales ignorar. Llama la atención que la gripe porcina –montada sobre una descomunal campaña en los medios- haya pusiera en manos de un laboratorio específico un negocio superior a los 10 mil millones de dólares, en tanto que los medicamentos para el tratamiento del Sida no reciban apoyo financiero para hacerlo accesible a los pueblos más pobres del planeta.

O la humanidad despierta y lo hace ya, o despertaremos entre los horrores de un infierno. Hemos de construir entre todos otro mundo. Hay que salirle al paso a esta dictadura plutocrática. Hoy, mucho más que cuando lo expresó Rosa Luxemburgo, la consigna es más que un sueño o una esperanza, es un grito de angustia: ¡Socialismo o muerte! Un paso hacia la victoria debemos darlo el 26 de septiembre. ¡No te dejes engañar por sus cantos de sirena, sus caritas bonitas y su hablar meloso! ¡Son el disfraz del diablo! ¡Empecemos por derrotarlo el domingo!

¡PATRIA SOCIALISTA O MUERTE!

¡¡¡EL DOMINGO, UNA VEZ MÁS… VENCEREMOS!!!

Carta a mis Compañeros y Compañeras de la Administración Pública.

Un llamado a la reflexión.

Omar Marcano (*)

Soy un recién jubilado del Ministerio del poder popular para Ciencia, Tecnología e Industrias Intermedias (MPPCTII), ya en esa condición, como Ex-Servidor Público, debo reconocer que le debo mucho a ese sector.

La gran mayoría de los Servidores de la Administración Pública hemos estado ubicados en la llamada Clase Media, viviendo en urbanizaciones acomodadas, aunque también en su mayoría venimos de vivir en barrios populares, hecho que se ha visto aumentado significativamente durante los 11 de Revolución Bolivariana gracias a los beneficios que hemos obtenido de los programas económicos implantados por el gobierno, tales como el plan del auto popular, créditos para vivienda, eliminación de los créditos con tasas de interes indexadas, eliminación del cobro del IPC, protección a los ahorristas de bancos fraudulentos como el Federal, aumentos de sueldos, bonos de productividad, bonos especiales, los cuales muy dificilmente pudieran ser ofrecidos y mantenidos por gobiernos como los de la IV República. Resulta pertinente recordar las penurias que hoy en dia están viviendo los trabajadores públicos de los paises mas ricos, a quienes les rebajan los sueldos para pagar la gran crisis financiera en curso, en lugar de hacerla pagar por los que mas tienen.

Obsérvese que ninguno de estos beneficios ofrecidos a la Clase Media por el Gobierno Bolivariano pueden ser obtenidos directamente por las Clases Populares, ya que la mayoría de estas personas no han tenido históricamente un trabajo fijo bien remunerado que les permita obtener los créditos para vivienda o vehículo, requisito que aun hoy son exigidos por los bancos públicos o privados. es decir, son beneficios destinados específicamente para los sectores medios de la población. Es por ello que existen las Misiones como Ribas, Sucre, Barrio Adentro, Robinson, Milagros, José Gregorio Hernández, Madres del Barrio u obras como el Cardiológico Infantil, los CDIs, Metro Cable, Mercal, PDVAL, Super Abastos Bicentenarios y pare usted de contar, cuyos beneficiarios directos son las Clases Populares.

Lamentablemente la Clase Media en el mundo ha sido bombardeada por la propaganda capitalista para lograr unas "metas" de prosperidad inalcanzables por personas en su sano juicio, las cuales van dirigidas a alimentar de manera inmisericorde el consumismo incontenible. Gran parte de estas personas, y particularmente en Venezuela, creen seriamente que sus objetivos de vida deben estar dirigidos a obtener mas dinero para lograr estas "metas", muchas colindando con actitudes fascistas que los llevan a desear hasta la muerte del Presidente Chávez y demás líderes de la Revolución, básicamente inducidas por medios de comunicación como Globovisión, Televen, El Nacional, El Universal, etc.

A estas personas de la Clase Media, y muy especialmente a quienes se sientan aludidos en nuestra Administarción Pública, les hago un llamado serio a la reflexión. Con todas las fallas que pueda tener el Gobierno Bolivariano, porque sí hay fallas, resulta francamente imposible que estos logros alcanzados en los 11 años de Revolución puedan ser mantenidos por los líderes de la IV República que hoy se presentan como candidatos de la Oposición. Sus compromisos ineludibles con los poderes de la oligarquía venezolana y élites de poder mundial los obligarían a echar para atrás leyes que han permitido dignificar a los sectores más humildes de la población.Menos aún se podrán mantener los beneficios que hemos gozado en la Clase Media durante el Gobierno de Chávez, porque los intereses de estos dirigentes de la oposición están más comprometidos con los ricos de siempre.

Compañeros y Compañeras de la Administración Pública, vayamos a defender los Logros innegables de la Revolución Bolivariana el domingo 26 de Septiembre. Ese día votemos por los candidatos de la Revolución liderada por Hugo Chávez Frías.

¡Equivocarse hoy es perder mañana los beneficios que tanto han costado en 11 años!

(*) Trabajador Jubilado del MPPCTII. Militante del PSUV

lunes, 20 de septiembre de 2010

Del dicho al hecho

Carola Chávez

¡Ah! El discurso opositor: retahíla incoherente que pretende conservar la simpatía de aquellos odiosos que, aún hoy, añoran el “Te queremos Pedro, a la vez que se propone captar el interés de los que ellos llaman “chavistas decepcionados”. Un discurso acuseto pantaleto que se limita a señalar fallas del gobierno sin profundizar en sus causas, para evitar que quede en evidencia que ellos son parte del problema. Un discurso añorante que nos promete un futuro con ínfulas de pasado en el que, irremediablemente, “estaremos mal pero iremos bien.”
Discurso carroñero que arremete contra Barrio Adentro, que pretende, a punta de no nombrarlos, invisibilizar al Cardiológico Infantil, la Misión Milagros, la José Gregorio Hernández, pero no escatima titulares escandalosos ante un quirófano en mal estado. Discurso cruel que se burla de la ortografía del pueblo alfabetizado, pero que jamás sintió un pellizquito de angustia por ese mismo pueblo cuando era analfabeta.
Discurso inmoral que apoya a los especuladores, que acapara la leche, la harina, el arroz, que no tuvo reparos en matar de hambre a nuestros niños durante el paro petrolero, y que hoy pretende horrorizarse por los alimentos podridos de Pdval, misión que, para ellos, comenzó a existir hace a penas tres meses para enriquecer a unos funcionarios corruptos, y no desde hace tres años para llevar a nuestras mesas millones de toneladas de comida de óptima calidad.
Discurso arrogante que pretende convencernos de que somos brutos, que no sabemos lo que es mejor para nosotros, que ellos sí saben porque fueron a una universidad de verdad, verdad, no a una Bolivariana con carreras de pacotilla en las que el gobierno dilapida el dinero de todos, tratando de educar a todos, para que ya no nos crean, para que nadie se trague nuestro discurso, aunque lo disfracemos de social como lo hace Leopoldo con su partido Voluntad Popular, siempre empeñado en ignorar la ídem, o María Corina con su rojísimo “Es Ahora”, que cree que le quedó genial porque ese pueblo bruto se va a confundir y va votar por ella creyendo que vota por Chávez.
Discurso artificial que estrecha con asco manos de viejitas, que besa niñitos que huelen a pañal, que se limpia sin pudor con un pañuelo perfumado, que, rodeado de guardaespaldas, se pone su sonrisa de afiche para la foto en la entrada de un barrio, abajito en la pata del cerro –¡qué susto, qué grima!– para ver si convence a alguien, sin lograr convencer a nadie.
Bilingüe discurso de oposición que, ante la tarea histórica de construir un país justo, libre y soberano, opta por interpretar el vergonzoso papel del que ni lava ni presta la batea.
Discurso fallido que nos invita a votar en contra de quien lo pronuncia

www.carolachavez.blogspot.com

sábado, 18 de septiembre de 2010

Extraordinario: Los proximos diputados a la Asamblea Nacional:Chavismo:110, Oposición:55

Publicado por Juan Martorano en http://www.juanmartorano.blogspot.com/

Estoy escribiendo apurado, ya que de acuerdo a las normas que rigen estas Elecciones Parlamentarias del 26 de Septiembre de 2010, hasta la medianoche del día de hoy, ya madrugada del domingo 19 de Septiembre, se permitirá la publicación de encuestas, y como las hay para todos los gustos y todos los calores, y luego de mes y medio de sondeos y de entrevistar a más de 1500 personas de los Estratos A,B,C,D y E de las cinco ciudades más importantes de Venezuela: Caracas,Maracaibo, Valencia,Maracay y Ciudad Guayana. Nos ha arrojado los siguientes resultados:

Las fuerzas revolucionarias se impondrán en 20 de las 24 entidades federales del país:Distrito Capital,Amazonas,Anzoátegui,Apure,Aragua,Barinas,Bolívar,Carabobo,Delta Amacuro,Falcón,Guárico,Lara,Mérida,Nueva Esparta,Portuguesa,Sucre,Táchira,Trujillo,Vargas y Yaracuy; La oposición triunfa en Cojedes,Monagas,Zulia y Miranda. Totales detallados (Porcentajes calculados sobre la base de curules en disputa a la AN el 26 de Septiembre) Gobierno: 37 lista, 70 nominales y los 3 diputados indigenas les da 110 diputados los que equivale al 66,66%.Oposición: 15 lista y 37 nominales les da 55 diputados, lo que equivale al 33,33% de las curules en disputa.Amazonas:Lista: César Sarmiento y José Díaz dl PSUV,Oposición Ftritz Depos,Anzotaegui.Lista: Earle Herrera dl PSUV y DIluvina Cabello del PCV,Circuito 1:Roberto Rojas y Julio Quijada del PSUV, Circuito 2:OmarMedina del PSUV, Circuito 3:Cristina Sifontes y Daniel Hernández dl PSUV, Circuito 4: Marcos Figueroa de la MUD, Apure:Lista: Cristóbal Jiménez del PSUV y Miriam de Montilla de la MUD, Circuito 1: Hector Medina del PSUV, Circuito 2:Juan Garcia, Circuito 3:Rafael Rojas de Opina (Oposición),Aragua:Lista: María León del PSUV e Ismael García de la MUD, Circuito 1:Juan Carlos Luna y María Gutt del PSUV, Circuito 2: Rosa León y José Gregorio Hernández del PSUV, Circuito 3: Carlos Escarrá del PSUV, Circuito 4: Elvis Amoroso del PSUV, Barinas: Lista: Geovanny Peña y Ana Morales del PSUV, Circuito 1:Maigualida Santana y Zulay Martínez del PSUV, Circuito 2: Eduardo Lima y Jesús Graterol del PSUV, Bolívar: Lista: Victoria Mata del PSUV y Andrés Velásquez de la MUD, Circuito 1: TIto Oviedo y Rafael Gil Barrios del PSUV, Circuito 2: Nancy Ascencio,Ricahrd Rosas y Liris Sol Velásquez del PSUV,Circuito 3:Ornella Arbelaez del PSUV; Carabobo: Lista: Francisco Ameliach y Lesbia Castillo del PSUV, Carlos Berrizbetia de la MUD, Circuito 1: Miriam Pérez del PSUV, Circuito 2: Vestalia Sampedro de Araujo de la MUD, Circuito 3: Laura Franco del PSUV, Circuito 4: Hector Agüero del PSUV, Circuito 5: José Rafael Avila del PSUV, Julio Castillo y Eduardo Finol de la MUD; Cojedes:Lista:Dennys Fernández y Salomón Centeno de la MUD, Circuito 1: Lily Herrera del PSUV, Circuito 2 : Lilibeth Sandoval de la MUD; Delta Amacuro: Lista: Yelitza Santaella del PSUV y Henry Hernández de la UPV, Circuito 1: Alfredo Rojas del PSUV, Circuito 2:Loa Tamaronis del PSUV; Distrito Capital: Lista: Cilia Flores del PSUV, Stalin González de la MUD y Luis González de OPINA, Circuito 1: Freddy Bernal del PSUV, Pablo Medina de la MUD; Circuito 2: Robert Serra del PSUV; Circuito 3: Andreina Tarazón del PSUV, Circuito 4: Jesús Faría del PSUV, Circuito 5:Juan Carlos Alemán del PSUV y Agustín Berrios de la MUD; Falcón: Lista: Fernando Soto Rojas y Chiche Manaure del PSUV, Circuito 1:Elisanower Depool (MUD), Circuito 2: Jesús Montilla (PSUV), Circuito 3: Jorge Díaz (PSUV), Circuito 4: Henry Ventura (PSUV); Guárico: Lista: Oscar Figuera (PCV) y Lidice Altuve del PSUV, Circuito 1: Beatriz De Freitas (MUD), Circuito 2: Pedro Quintero (DP), Circuito 3: Alfredo Ureña (PSUV); Lara: Lista: Luis Reyes Reyes (PSUV), Alfredo Ramos (MUD), Circuito 1: Francisco Martínez e Isabel Lameda del PSUV, Francisco Martínez (PPT), Circuito 2: Julio Chávez (PSUV), Julio Anzola (MUD), Circuito 3: Andrick Cordero y Gabriel Guerrero del PSUV; Merída: Lista: Diógenes Andrade y Carmen Urdaneta del PSUV, Circuito 1: Alexis Ramírez del PSUV, Circuito 2: Ramón Lobo del PSUV, Circuito 3: Carlos Ramos (MUD), Circuito 4:Guido Ochoa (PSUV); Miranda: Lista: Hector Navarro y Luis Gamargo del PSUV, William Ojeda (MUD), Circuito 1: Alfonso Marquina (MUD), Circuito 2: María Corina Machado y Enrique Mendoza (MUD), Circuito 3: Juan Carlos Caldera (MUD), Circuito 4: Julio Borges (MUD), Marlenys Contreras (PSUV), Circuito 5: Omar Guaramato (MUD), Circuito 6; Claudio Farías (PSUV), Circuito 7: Freddy Camacaro (MUD); Monagas: Lista: Nestor García (PPT), Juan Pablo García (MUD), Circuito 1: Otto Gebauer y Arturo Marcano (MUD), María Aranguren (PSUV), Circuito 2: Hiromides Pierluissi (MUD); Nueva Esparta: Lista: William Fariñas (PSUV) y Tobías Bolívar (MUD), Circuito 1:Juan José Millán (PSUV), Circuito 2: Anthony Coello (PSUV); Portuguesa: Lista: Blanca Eeckhout (PSUV) y Pedro Eusse (PCV), Circuito 1: Silvio Mora (PSUV), Circuito 2: Enzo Russo (PSUV), Circuito 3:Lourdes de Ariemma (MUD), Circuito 4: Joel Hernández (MUD); Sucre: Lista: Luis Acuña y Amanda Jiménez (PSUV), Circuito 1: Erick Mago (PSUV), Circuito 2: Algencio Monasterios (PSUV), Circuito 3: José Maestre y Yaritza Vallenilla (PSUV); Táchira: Lista: Iris Varela del PSUV y Edgar Lucena del PCV, Circuito 1: Leomagno Flores (MUD), Circuito 2: Macario Sandoval (PSUV), Circuito 3: Ricardo Sanguino (PSUV), Circuito 4: Antonio Barazarte (PSUV) Circuito 5: Miguel Angel Rodríguez (MUD); Trujillo:Lista: Manuel Briceño y María Nogera del PSUV, Circuito 1: Cristian Zerpa (PSUV), Circuito 2: José Morales (PSUV), Circuito 3: Hugbel Roa (PSUV); Vargas: Lista: Oswaldo Vera y Simón Escalona (PSUV), Circuito 1: José Manuel Olivares (MUD),Odalis Monzón (PSUV); Yaracuy: Lista: Biagio Pilieri (MUD), Braulio Alvarez (PSUV), Circuito 1: Nestor León Heredia (PSUV), Circuito 2: Rafael Parra Blanco (MUD), Circuito 3: Carlos Gamarra (PSUV): Zulia: Lista: Francisco Arias Cárdenas y Carmen Bohórquez (PSUV), Omar Barboza (MUD), Circuito 1: Renny Mavarez (PSUV), Circuito 2: Jonny Bracho (PSUV), Circuito 3: Sergio Fuenmayor (PSUV), Circuito 4: William Barrientos (MUD), Circuito 5: José Sánchez (MUD), Circuito 6: Enrique Márquez (MUD), Circuito 7: Tomás Guanipa (MUD), Circuito 8: Elías Matta (MUD), Circuito 9: Julio Montoya (MUD), Circuito 10: Hernán Alemán (MUD), Circuito 11: Mervin Méndez (MUD), Circuito 12: Freddy Paz (MUD).

Estos son mis números y ya veremos lo que nos deparara el 26 de Septiembre, ya a 7 días de las elecciones.

Imprimir artículo

Para quienes no quieren votar

Publicado en Aporrea por José Ovalles

Para ti hermano, compatriota que estas caliente porque de repente se te atraso el pago de beca en la Misión donde estas, o la burocracia te ha retardado tus planes de estudio porque la Misión tal no te ha dado el titulo.

Entonces tu respuesta es mandar todo al carajo y que se acaben todas las Misiones.

A ti que estas desempleado y te tienen en un ir y venir y te caen a muela y no te dan el empleo prometido.

Tu respuesta es no votar y que triunfe el capitalismo para que ellos apliquen su política neoliberal, de cero aumento de sueldos, disminución de becas y pensiones y echar para atrás el decreto de ley de inamovilidad laboral.

A ti que estas preocupado por los índices delictivos y la inseguridad.

Tu respuesta es no votar para que aumente la delincuencia política impulsada por la oposición, que ya vimos esa locura en los años 2002, 2003 y 2004 cuando tenían cierta fuerza como lo fueron, los sobres bombas, el caso de Danilo Anderson, los muertos que provocaron en la plaza Altamira, los muertos que provocaron en la avenida Baralt y Puente Llaguno, los que murieron quemados como consecuencia del traslado inseguro de combustible durante el sabotaje petrolero.

A ti que te jodes luchando por la comunidad y echándole bola al procesos, y te frenan con tanto papeleo para un modesto financiamiento y ves como un escualidito que tiene recursos, salta los procedimientos y a través de la mano invisible de los quinta columna recibe buenos financiamientos.

Tu respuesta es no votar y que venga una Asamblea Nacional, que eche para atrás todas las leyes que han permitido que los recursos bajen directamente a las comunidades y que por ejemplo; todo lo que han construido las comunidades organizadas en el Zulia, Táchira o Miranda ya no lo puedan hacer porque ese recurso pasara exclusivamente al gobernador del estado, adiós financiamiento a los consejos comunales, casas de alimentación entre otros.

A ti que estas caliente porque el candidato de tu circuito no es según tu el más indicado.

Tu respuesta es no votar y que gane el de oposición, para que después puedas decir “vistes que yo tenía razón” pero ese, yo tenía razón lo vas a decir si perdemos, sobre la ruina del país que soñamos.

MI REFLEXION HERMANO:

Comparto tu arrechera pero la decisión no es perder lo que tanto nos ha costado conseguir, debemos advertimos parafraseando a Fidel; no sea que después tengamos que llorar lo que no hallamos sabido defender hoy.

¡VAMOS A VOTAR CON TODO Y POR TODO LOS NUESTROS!

¡TENEMOS QUE OBTENER LA MAYORIA ABSOLUTA; SOBRADOS!

¡PATRIA SOCIALISTA O MUERTE!

José Ovalles
Imprimir artículo