"VENEZUELA SE RESPETA"

lunes, 4 de abril de 2011

Consumo Clandestino de Electricidad en Venezuela conspira contra Campaña de Ahorro

Omar Marcano (*)

El Ministro del poder popular para la Energía Eléctrica, Alí Rodríguez Araque, informó que el Gobierno implementará un “plan de eficiencia energética” para evitar un eventual racionamiento de electricidad. Manifestó que “hay un conjunto de mecanismos para estimular el ahorro de energía y evitar el derroche” y en este sentido señaló que se tomarán un conjunto de medidas.

Durante los últimos 15 meses he estado insistiendo en todas la instancias a mi alcance que es absolutamente imposible que cualquier campaña de ahorro de energía eléctrica pueda tener éxito en Venezuela, mientras siga impune el consumo clandestino de electridad de grandes usuarios residenciales y comerciales, simplemente porque a dichos usuarios no les afecta ninguna medida de este estilo, ya que su consumo seguirá aumentando sin ningún control mientras no sean detectados.

Un promedio cercano al 40% promedio de la energía eléctrica entregada a nivel nacional es robada, hurtada o sustraida de manera fraudulenta por estos grandes usuarios (Pérdidas No Técnicas), por lo que cualquier acción a tomar debe ser dirigida a estos últimos y no a los usuarios de los barrios históricamente marginados, porque estas sustracciones clandestinas en las zonas mas populosas llegan apenas aldedor del 2%. Para verificar la magnitud de las Pérdidas Totales de energía eléctrica solo hace falta que CORPOELEC determine a nivel nacional la relación entre la Energía Facturada Vs la Energia Entregada a los Usuarios y verán que la misma está alrededor del 50%, incluyendo las Pérdidas Técnicas y el consumo de los servicios auxiliares (10%) más las Pérdidas No Técnicas (40%).

Quienes cometen este tipo de hurtos y/o fraudes son inmunes a cualquier medida de ahorro mientras no sean descubiertos, y esto último no es nada fácil, ya que en los últimos 30 años el problema ha persistido sin dársele una solución definitiva. Los motivos son muchos, sin embargo, ninguna autoridad de las empresas eléctricas ha estado nunca dispuesta a atacar este grave problema. Lo que si está muy claro es que su detección es muy compleja debido a las trabas que imponen las personas interesadas en que eso no se descubra, o al menos que no sea evidente. Al respecto, debo indicar que quienes han solicitado documentar mis denuncias en estos últimos meses, ya a estas alturas se habrán dado cuenta que no habrá ningún comerciante de frigoríficos, restaurantes, hoteles, licorerías o supermercados que estarían dispuestos a declarar que sus cargas mas grandes como cavas, aires acondicionados centrales y locales u otros motores eléctricos están conectados directamente a la red eléctrica sin que ningún medidor pueda detectarlas o que sus respectivos medidores de energía eléctrica están "arreglados". Lo mismo se puede decir de los usuarios de zonas residenciales de alto consumo.

Este insólito porcentaje de fraudes y hurtos de energía eléctrica junto con el robo de materiales eléctricos ha impactado de manera negativa la situación financiera del sector eléctrico venezolano provocando un marcado deterioro en las inversiones y por lo tanto en la calidad de servicio eléctrico. De hecho, la magnitud de la pérdidas de energía eléctrica ha sido tan elevada que supera la energía generada térmicamente y ha provocado una pérdida monetaria equivalente a los 700 millones de dólares americanos anuales, cantidad que no se pudo facturar y por lo tanto que se dejó de cobrar. Esto sin incluir la facturación de energía eléctrica que se deja de cobrar especialmente a entes del Estado, el cual fue objeto del llamado Plan Morosidad Cero y que a esta fecha no ha mostrado resultados conocidos al menos públicamente.

Los elevados niveles de pérdidas de energía eléctrica inducen a la implantación urgente de un sistema de Gestión de Auditoría y Recuperación de Energía, gerenciado con profesionales comprometidos con la Revolución, con la suficiente autoridad y competencia, además de los recursos para llevar a cabo las acciones necesarias. Debe contar con el apoyo técnico de personal especializado, responsable de la recuperación, con experiencia y manejo de campo en auditoria y supervisión. Es necesario también contar con equipos capaces de detectar los fraudes, prevenirlos y subsanarlos.

Algunas acciones inmediatas que podrían llevarse a cabo se resumen a continuación:

1.- Llevar a cabo operativos que permitan lograr el control de la energía entregada a cada sector comercial o residencial de alto consumo, a fin de ubicar las zonas con mayor índice de pérdidas y aplicar allí los correctivos aceleradamente.

2.- El control de la energía entregada por sector se logra al establecer en la factura correspondiente un código que asocie al suscriptor con el sector de baja tensión, el alimentador troncal de alta tensión y la subestación de distribución.

(*) Trabajador Jubilado del mppcti. Ingeniero Eléctrico USB, Caracas, Enero 1976. Maestría en Sistema de Potencia. RPI, Troy-NY, Agosto 1982. Maestría en Investigación de Operaciones y Estadísticas RPI, Troy-NY, Agosto1983. Militante del PSUV.

http://twitter.com/pueblopatriota marcanoomarj@gmail.com

Imprimir artículo