"VENEZUELA SE RESPETA"

domingo, 26 de junio de 2011

Este mundo al revés: Entrevista a Eduardo Galeano sobre el movimiento de las acampadas

Cortesía: WEBISLAM

Entrevista a Eduardo Galeano sobre el movimiento de las acampadas en España.


WebIslam

Imprimir artículo

No es Grecia. Es el capitalismo, ¡estúpido!


Fuente: CUBADEBATE

Los medios, las consultoras, los economistas, los bancos de inversión, los presidentes de los bancos centrales, los ministros de hacienda, los gobernantes no hacen otra cosa que hablar de “la crisis griega”. Ante tanta vocinglería mal intencionada es oportuno parafrasear aquella frase de campaña de Bill Clinton para decir e insistir que la crisis es del capitalismo, no de Grecia. Que este país es uno de los eslabones más débiles de la cadena imperialista y que es a causa de ello que por allí hacen eclosión las contradicciones que lo están carcomiendo irremisiblemente.
La alarma de los capitalistas, justificada sin dudas, es que el derrumbe de Grecia puede arrastrar a otros países como España, Irlanda, Portugal y comprometer muy seriamente la estabilidad económica y política de las principales potencias de la Unión Europea. Según informa la prensa financiera internacional, representativa de los intereses de la “comunidad de negocios” (léase: los gigantescos oligopolios que controlan la economía mundial) la resistencia popular a las brutales medidas de austeridad propuestas por el ex presidente de la Internacional Socialista y actual primer ministro griego, Georgios Andreas Papandreu, amenazan con arrojar por la borda todos los estériles esfuerzos hasta ahora realizados para paliar la crisis.
La zozobra cunde en el patronato ante las dificultades con que tropieza Atenas para imponer las brutales políticas exigidas por sus supuestos salvadores. Con toda razón y justicia los trabajadores no quieren hacerse cargo de una crisis provocada por los tahúres de las finanzas, y la amenaza de un enorme estallido social, que podría reverberar por toda Europa, tiene paralizada a las dirigencias griega y europea.
La inyección de fondos otorgada por el Banco Central Europeo, el FMI y los principales países de la zona euro no han hecho sino agravar la crisis y fomentar los movimientos especulativos del capital financiero. El resultado más visible ha sido acrecentar la exposición de los bancos europeos ante lo que ya aparece como un inevitable default griego. Las conocidas recetas del FMI, el BM y el Banco Central Europeo: reducción de sueldos y jubilaciones, despidos masivos de empleados públicos, remate de empresas estatales y desregulación de los mercados para atraer inversiones han surtido los mismos efectos padecidos por varios países de América Latina, notablemente la Argentina.
Parecería que el curso de los acontecimientos en Grecia se encamina hacia un estrepitoso derrumbe como el que conocieran los argentinos en diciembre del 2001. Dejando de lado algunas obvias diferencias hay demasiadas semejanzas que abonan este pronóstico. El proyecto económico es el mismo, el neoliberalismo y sus políticas de shock ; los actores principales son los mismos: el FMI y los perros guardianes del imperialismo a escala global; los ganadores son los mismos: el capital concentrado y muy especialmente la banca y las finanzas; los perdedores son también los mismos: los asalariados, los trabajadores y los sectores populares; y la resistencia social a esas políticas tiene la misma fuerza que supo tener en la Argentina. Es difícil imaginar un soft landing, un aterrizaje suave, de esta crisis. Lo previsible y lo más probable es precisamente lo contrario, tal como ocurrió en el país sudamericano.
Claro que a diferencia de la crisis argentina, la griega está destinada a tener un impacto global incomparablemente mayor. Por eso el mundo de los negocios contempla con horror el posible “contagio” de la crisis y sus devastadores efectos entre los países del capitalismo metropolitano. Se estima que la deuda pública griega asciende a 486.000 millones de dólares y que representa un 165 % del PIB de ese país. Pero tal cosa ocurre en una región, la “eurozona” en donde el endeudamiento ya asciende al 120 % del PIB de los países del euro, con casos como Alemania con un 143 %, Francia, 188 % y Gran Bretaña con el 398 %.
No debe olvidarse, además, que la deuda pública de Estados Unidos ya asciende al cien por ciento de su PBI. En una palabra: el corazón del capitalismo global está gravemente enfermo. Por contraposición la deuda pública china en relación a su gigantesco PBI es de apenas el 7 %, la de Corea del Sur 25 % y la de Vietnam 34 %. Hay un momento en que la economía, que siempre es política, se transforma en matemática y los números cantan. Y la melodía que entonan dicen que aquellos países están al borde de un abismo y que su situación es insostenible.
La deuda griega -exitosamente disimulada en su gestación y desarrollo gracias a colusión criminal de intereses entre el gobierno conservador griego de Kostas Karamanlis y el banco de inversión favorito de la Casa Blanca, Goldman Sachs- fue financiada por muchos bancos, principalmente en Alemania y, en menor medida, Francia. Ahora son acreedores de papeles de una deuda que la calificadora de riesgo Standard & Poor’s (S&P) calificó con la peor nota del mundo: CCC, es decir, tienen acreencias sobre un deudor insolvente y que no tiene condiciones de pagar.
En igual o peor posición se encuentra el ultraneoliberal Banco Central Europeo, razón por la cual un default griego tendría consecuencias cataclísmicas para este verdadero ministro de finanzas de la Unión Europea, situado al margen de cualquier control democrático. Las pérdidas que originaría la bancarrota griega no sólo comprometería a los bancos expuestos sino también a los países en problemas, como España, Irlanda, Italia y Portugal, que tendrían que afrontar el pago de intereses mucho más elevados que los actuales para equilibrar sus deterioradas finanzas. No hace falta mucho esfuerzo para imaginar lo que sucedería si se produjese, como se teme, una cesación unilateral de pagos griega, cuyo primer impacto daría en la línea de flotación de la locomotora europea, Alemania.
Los problemas de la crisis griega (y europea) son de origen estructural. No se deben a errores o a percances inesperados sino que expresan la clase de resultados previsibles y esperables cuando la especulación y el parasitismo rentístico asumen el puesto de comando del proceso de acumulación de capital. Por algo en el fragor de la Gran Depresión de los años treintas John Maynard Keynes recomendaba, en su célebre Teoría General de la Ocupación, el Interés y el Dinero, practicar la eutanasia del rentista como condición indispensable para garantizar el crecimiento económico y reducir las fluctuaciones cíclicas endémicas en el capitalismo.
Su consejo fue desoído y hoy son aquellos sectores los que detentan la hegemonía capitalista, con las consecuencias por todos conocidas. Comentando sobre esta crisis el Istvan Meszaros decía hace pocos días que “una crisis estructural requiere soluciones estructurales”, algo que quienes están administrando la crisis rechazan terminantemente. Pretenden curar a un enfermo en gravísimo estado con aspirinas.
Es el capitalismo el que está en crisis y para salir de ella se torna imprescindible salir del capitalismo, superar cuanto antes un sistema perverso que conduce a la humanidad al holocausto en medio de enormes sufrimientos y una depredación medioambiental sin precedentes. Por eso la mal llamada “crisis griega” no es tal; es, en cambio, el síntoma más agudo de la crisis general del capitalismo, esa que los medios de comunicación de la burguesía y el imperialismo aseguran desde hace tres años que ya está en vías de superación, pese a que las cosas están cada vez peor.
El pueblo griego, con su firme resistencia, demuestra estar dispuesto a acabar con un sistema que ya es inviable no en el largo sino en el mediano plazo. Habrá que acompañarlo en su lucha y organizar la solidaridad internacional para tratar de evitar la feroz represión de que es objeto, método predilecto del capital para solucionar los problemas que crea su desorbitada voracidad. Tal vez Grecia, que hace más de dos mil quinientos años inventó la filosofía, la democracia, el teatro, la tragedia y tantas otras cosas, pueda volver sobre sus fueros e inventar la revolución anticapitalista del siglo veintiuno. La humanidad le estaría profundamente agradecida.


Imprimir artículo

Cómo sobrevivir a agresiones imperiales

Fuente: Patria Grande / Luis Britto Garcia

Gángsteres e imperios tienen un solo argumento: la fuerza bruta. Hay métodos para vencerla o para ser destruido por ella.
Estados Unidos envía a México colonos protestantes que arrean a sus respectivos esclavos; y como el gobierno mexicano no permite la esclavitud, los estadounidenses le arrebatan más de la mitad de su territorio. Abrir puertas a caballos de Troya es perderse.
Estados Unidos invade Cuba con el pretexto de liberarla, establece un protectorado y deja una base militar que perdura hasta hoy. Dejar que el diablo se instale es perderse.
Colombia invade Venezuela en 1901 con 5.000 paramilitares disfrazados de venezolanos; sufre aplastante derrota, y mientras pierde el tiempo amenazando a nuestro país, Estados Unidos le arrebata Panamá. Reconocer el verdadero enemigo es salvarse.
Inglaterra, Alemania e Italia con sus acorazados bloquean, bombardean e invaden Venezuela, pero se retiran ante la actitud inflexible de Cipriano Castro y la invocación estadounidense de la doctrina Monroe. No ceder ni un ápice es salvarse.
Estados Unidos agrede militarmente repetidas veces a las pequeñas y fragmentadas Puerto Rico, Cuba, Haití, República Dominicana, Nicaragua, Guatemala, Colombia y Panamá, pero no pasa de influir por debajo de la mesa en la política del gigantesco Brasil. Mantenerse unido es salvarse.
Estados Unidos con todos sus marines fracasa contra el irreductible César Augusto Sandino, por lo cual lo manda a asesinar en un banquete para celebrar la paz. Saber que para el enemigo paz significa traición es salvarse.
Cuando Estados Unidos entra en un conflicto, silencia los medios favorables a su adversario y controla férreamente a la disidencia que lo apoya. Pelear contra el enemigo externo sin olvidar el interno es salvarse.
El embajador estadounidense Braden dirige la campaña electoral contra Juan Domingo Perón, y éste gana las elecciones. Cortar de plano la injerencia en asuntos internos es salvarse.
Guatemala inicia una reforma agraria en la cual expropia tierras de la United Fruit indemnizándola con el valor que la transnacional señaló en sus declaraciones de impuestos; Estados Unidos organiza una invasión mercenaria que derroca a balazos al gobierno democrático. Intentar reformas sin construir primero un poder popular invulnerable es perderse.
Estados Unidos invade Cuba con mercenarios por Playa Girón, Fidel los desbarata y declara la revolución comunista. Responder agresiones con medidas contundentes es salvarse.
Estados Unidos acusa a Cuba ante la OEA, y todos sus miembros menos México votan por expulsarla del sistema interamericano. Someterse a organizaciones fundadas y mantenidas por el Imperio es perderse.
Ante la colosal amenaza estadounidense, Cuba establece una red de alianzas con el mundo socialista y con los No Alineados que la equilibran y le permiten sobrevivir hasta el presente.Manejar una diplomacia multipolar es salvarse.
Tras servir incondicionalmente a Estados Unidos durante su interminable dictadura, Rafael Leonidas Trujillo es asesinado con conocimiento y consentimiento de la CIA, quien no hace nada para impedirlo. Servir al diablo es condenarse.
Confiado en su omnipotencia, Estados Unidos invade sucesivamente Corea del Norte, Vietnam, Afganistán, Irán, Irak y Somalía, y en todas partes sufre contundentes reveses. Mantener irreductibles la especificidad cultural y el sentimiento nacional es salvarse.
Juan Bosch es elegido presidente de República Dominicana, comienza una serie de reformas democráticas y como el golpe en su contra dado por el proyanqui Wessin Wessin fracasa, Estados Unidos invade Santo Domingo con el pretexto de defender sus intereses. Albergar intereses estadounidenses es perderse.
Salvador Allende inicia la vía pacífica y democrática hacia el socialismo, y Estados Unidos propicia un golpe fascista de la derecha que lo asesina. Ser pacífico ante el adversario armado es perderse.
El Departamento de Estado promueve cerca de un millar de atentados para asesinar a Fidel Castro, todos abortados por la inteligencia cubana. Conocer la malignidad del enemigo es salvarse.
Los gobiernos latinoamericanos aceptan ilusionados préstamos con tasas de interés del 3% sin reparar que los contratos permiten a los usureros subir unilateralmente las tasas de interés, las cuales quintuplican hasta el 15% encadenando a nuestros países a la Deuda Eterna. Firmar contratos sin leerlos es perderse.
El gobierno militar de Argentina invade las Malvinas confiando en que Estados Unidos lo apoyará obligado por el Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca, y la potencia norteña los deja en la estacada mientras los ingleses los exterminan. Esperar que el Imperio cumpla tratados es perderse.
El presidente Omar Torrijos exige la devolución del canal de Panamá, y muere en accidente de aviación misterioso. Volar sólo en caso de extrema necesidad y sobre seguro es salvarse.
Para pagar la Deuda, los gobiernos latinoamericanos imponen  a sus pueblos paquetes del Fondo Monetario Internacional que les prohíben proteger sus economías, y los movimientos sociales impulsan rebeliones sociales que le prohíben a los gobiernos entregarse al Fondo Monetario. Obedecer a usureros es perderse.
Tras fracasar en sus intentos de derrocar al gobierno sandinista mediante la “contra”, Estados Unidos obliga a unirse y financia mediante la USAID y la NED a los opositores, lo cual les permite ganar  las elecciones de 1990. Aceptar que Estados Unidos financie las oposiciones locales es perderse.
El presidente electo Hugo Chávez sanciona 49 leyes reformistas, y el gremio de patronos lanza un cierre patronal y un golpe de Estado, lo derroca, lo secuestra, monta un sabotaje petrolero y un bloqueo de la distribución de alimentos y un teletón en el cual todos los medios claman por el derrocamiento del gobierno legítimo, hasta que el pueblo lo restablece. Esperar el permiso de los patronos para hacer la revolución es perderse; dejar actuar al pueblo es salvarse.
Estados Unidos pretende imponer el Área de Libre Comercio para las Américas (ALCA) para reservarse América Latina y el Caribe como inmenso mercado sin regulaciones, y fracasa estrepitosamente. Proteger las economías propias es salvarse.
Fracasada el ALCA, Estados Unidos la impone sigilosamente mediante tratados bilaterales de Libre Comercio, de Promoción y Protección de Inversiones y mediante Tratados contra la Doble Tributación que exoneran a sus transnacionales de pagar impuestos en los países donde obtienen sus beneficios. Dejar perder la batalla que se ha ganado es perderse.
La transnacional Exxon intenta embargar bienes y reservas internacionales de Venezuela esgrimiendo la inconstitucional doctrina de que los países latinoamericanos deben someter las controversias sobre contratos de interés público interno a tribunales o árbitros extranjeros.Entregar la soberanía jurisdiccional a jurados que consistentemente fallan en contra de nuestros países es perderse.
El pequeño Ecuador se retira del CIADI y recupera el derecho a decidir las controversias sobre sus contratos de interés público con sus propias leyes y tribunales.
Reconquistar la soberanía es salvarse.
Estados Unidos mantiene la base de Guantánamo en territorio cubano, pero jamás los marines se atreven a poner un pie fuera de ella. Armar y entrenar al pueblo es salvarse.
El pequeño Ecuador acepta que Estados Unidos le instale la base de Manta controlando la estratégica cuencia del Putumayo, y desde esa base dirigen y apoyan la agresión de Colombia contra Ecuador. Hospedar al enemigo es perderse.
El pequeño Ecuador ordena al gigantesco Estados Unidos desalojar la base de Manta, y el coloso abandona esa guarida. No permitir que la planta insolente del extranjero pisotee la soberanía es salvarse.
Con la excusa de que colombianos armados presuntamente habrían entrado en algún país limítrofe, el gobierno de Colombia deja que estadounidenses armados ocupen totalmente el propio. Mirar la paja en el ojo del vecino y no la viga en el propio es perderse.
Si a estas alturas usted no sabe cuál es el camino de la salvación y el de la perdición, está perdido.


Imprimir artículo

Libia es nuestro futuro


Fuente: Radio Nacional de Venezuela / Luis Britto García

 1.- Ningún hombre es una isla; la muerte de cualquiera me afecta, predicaba John Donne. Ningún país está fuera del planeta: el genocidio cometido contra un pueblo me asesina. Todo lo que acontece en Libia me hiere, te daña, nos afecta.
2.- Hablemos como hombres, y no como chacales o monopolios mediáticos. A Libia no se la bombardea para proteger su población civil. A ningún pueblo se lo protege arrojándole explosivos ni despedazándolo con 4.300 ataques “humanitarios” durante más de cien días. A Libia se la incinera para robarle su petróleo, sus reservas internacionales, sus aguas subterráneas. Si el latrocinio triunfa, todo país con recursos será saqueado. No preguntes sobre quién caen las bombas: caerán sobre ti.
3.- Encarcelaron a los comunistas; nada podría importarme menos, porque no soy comunista, ironizaba Bertold Bretch. El Consejo de Seguridad de la ONU aprueba una zona de “exclusión aérea” a favor de los secesionistas libios, pero permite un bombardeo infernal; China y Rusia se abstienen de vetar la medida porque como no son libios nada podría importarles menos. De inmediato Estados Unidos amenaza a China con declarar una “moratoria técnica” de su impagable deuda externa con ella y agrede Pakistán. China replica que “toda nueva injerencia de Estados Unidos en Pakistán será interpretada como acto no amistoso” y arma al país islámico con cincuenta cazas JF-17. Ningún pueblo está fuera de la humanidad: si no vetas la agresión contra otro, la desencadenas contra ti.
4.- Cuenta Tolstoy que un oso ataca a dos campesinos: uno escala un árbol, cediendo al otro el privilegio de defenderse solo. Éste vence, y cuenta que las últimas palabras de la fiera fueron: “Quien te abandona no es tu amigo”. La Liga Árabe, la Unión Africana, la OPEP trepan al árbol de la indecisión esperando el turno de ser descuartizadas. Al abandonar a las víctimas te abandonas.
5.- Como en los tiempos cuando el fascismo asaltaba África, hoy Italia, Alemania, Inglaterra, Francia y otros sicarios de la OTAN sacrifican armamentos y efectivos en una guerra que sólo favorecerá a Estados Unidos. Impedido por su Congreso de invertir fondos abiertamente en el conflicto, Obama regaña a sus cómplices de la OTAN porque sacrifican al gasto militar menos del 2% de sus PIB, y les ordena inmolar por lo menos el 5%. Son instrucciones inaplicables cuando la protesta social, la crisis financiera, la deuda pública impagable y el mismo gasto armamentista socavan los gobiernos del G-7. Ante tales requerimientos, Italia opta por no participar más en en el agavillamiento. La Agencia Internacional de Energía autoriza para gastar de las reservas que no tiene sesenta millones de barriles de petróleo en dos meses. Estados Unidos derrocha para 2010 un gasto militar de 698.000 millones de dólares, 43% del total mundial de 1.600.000 millones de dólares (Confirmado.net 17-6-2011). Así se dilapilan en muerte los recursos que deberían salvar la vida. Si montas guerras para devorar a otro, las guerras te devorarán a ti.
6.-Como en épocas de Alí Babá y los cuarenta ladrones, los banqueros internacionales que tan benévolamente recibieron 270.000 millones de dólares en depósitos y reservas de Libia asaltan el botín y estudian traspasarlo a quienes intentan asesinar a los legítimos dueños. También le crean a los monárquicos de Benghazi un banco central y una divisa secesionistas. Son los mismos financistas cuyo latrocinio cuesta a la humanidad el actual colapso económico: no indagues a quién roban los banqueros: te desfalcan a ti.
7.- Al estilo de las blitzkrieg nazis, el presidente de Estados Unidos inicia guerras sin autorización de sus legisladores y las prolonga ignorando al Congreso, donde diez diputados denuncian al Presidente y al secretario de Defensa saliente Robert Gates y vetan los fondos para la agresión contra Libia tachándola de ilegal e inconstitucional. No averigües si debes imponer a tiros la democracia a otros pueblos: antes acaba con los vestigios de ella que quedaban en tu propio país.
8.- Cada hombre es pieza del continente, parte del todo, insiste John Donne. Los enemigos del hombre no cesan de fragmentarlo para destruirlo mejor. Los imperios, que son inestables rompecabezas de piezas juntadas a la fuerza, en el exterior fomentan o inventan el conflicto de civilización contra civilización, la rencilla del iraní contra el kurdo, del chiíta contra el sunita, del hindú contra el musulmán, del serbio contra el croata, del descendiente contra el ascendiente, del ancestral contra el menos ancestral, del libio contra el libio, del venezolano contra el venezolano. De cada variante cultural pretenden hacer un paisito y de cada paisito un protectorado. Quien nos separa nos hace añicos, quien me divide me mutila. No indagues cómo trizan Libia: te descuartizan a ti.
9.- Todo pillaje arranca con promesas de golpe fácil y se empantana en carnicería insoluble. Las guerras de Afganistán, Irak, Libia, Yemen y la agresión contra Pakistán despegan como paseos triunfales, se estrellan en holocaustos catastróficos y ninguna concluye ni se decide. La resistencia de sus pueblos retarda la inmolación de la que no te librarán ni vetos omitidos ni organizaciones abstencionistas ni banqueros carteristas ni Congresos nulificados. No preguntes por qué son asesinados los patriotas libios: están muriendo por ti.




Imprimir artículo

¿Cómo las corporaciones dominan la diplomacia estadounidense?


Fuente: APORREA


Una de las plagas más importantes que paralizan la democracia de EE.UU. es la fusión del poder de las corporaciones con funcionarios elegidos o nombrados a los más alto niveles. La influencia tiene un precio muy alto en la política estadounidense donde se compra y se paga a los políticos con donaciones cada vez mayores del gran capital a las campañas electorales, asfixiando toda voz que defienda el interés público.
Millones de dólares en financiamiento para las elecciones inundan las salas del poder de Washington junto con decenas de miles de lobistas corporativos bien remunerados, y una puerta giratoria interminable que permite que los ejecutivos de las corporaciones se desplacen entre los sectores público y privado ha borrado la línea entre organismos del gobierno y corporaciones privadas.
Esta dominación corporativa sobre la actividad del gobierno ayuda a explicar por qué estamos infestados por un sistema de salud que llena los bolsillos de los ejecutivos de la industria en detrimento de los enfermos; una industria de la guerra que causa insuperable muerte y destrucción para enriquecer a fabricantes de armas y contratistas de la defensa; y un sector financiero que viola a la clase trabajadora y a los pobres para distribuir miles de millones de dólares en bonificaciones a los directores ejecutivos de Wall Street.
Las implicaciones de este corporativismo en rápido crecimiento llegan mucho más allá de nuestras fronteras en el campo de la diplomacia estadounidense, como en un caso en el cual los esfuerzos de diplomáticos de EE.UU. obligaron a mantener las maquiladoras por debajo del salario mínimo para trabajadores haitianos asediados.
En este contexto de corrupción del gobierno por parte de las corporaciones, uno de los mayores logros de WikiLeaks ha sido sacar a la luz la exorbitante influencia que las corporaciones multinacionales tienen sobre la diplomacia de Washington. Muchos de los cables de embajadas de EE.UU. publicados por WikiLeaks revelan la descarada intervención del personal de nuestras embajadas en los negocios de otros países por cuenta de corporaciones estadounidenses. Desde compañías mineras en Perú a compañías farmacéuticas en Ecuador, un cable de embajada de WikiLeaks tras el otro ilustran un modelo de diplomáticos de EE.UU. que embaucan por cuenta de intereses corporativos en el extranjero del modo más sórdido e indecoroso imaginable.
Mientras la fusión del poder corporativo y gubernamental no es exactamente algo nuevo, es uno de los temas más críticos pero poco descrito de nuestros tiempos. Y WikiLeaks nos ha presentado una mirada al funcionamiento interno de esta colusión corporativa-gubernamental, que a menudo opera a los más altos niveles del poder. Es claro como el agua que se trata de un procedimiento operativo normal que los funcionarios del gobierno de EE.UU. tengan un segundo empleo como secuaces de las corporaciones. Gracias a WikiLeaks podemos presentar cinco ejemplos que muestran hasta dónde está dispuesto a llegar Washington para proteger y promover las corporaciones estadounidenses en todo el mundo.
1. Funcionarios estadounidenses trabajan de vendedores para Boeing.

La fusión del poder estatal y corporativo es impresionante en una gran cantidad de cables que detallan cómo los funcionarios del Departamento de Estado de EE.UU. actúan como agentes de mercadeo por cuenta de una afortunada corporación. Antes este año el New York Times reveló detalles sobre la manera en que los diplomáticos de EE.UU. han promovido activamente la venta de aviones jet comerciales construidos por la compañía estadounidense Boeing.
Cientos de cables de WikiLeaks muestran que Boeing tenía un personal de ventas de diplomáticos estadounidenses que llegaban hasta los niveles más altos de los gobiernos, llegando incluso a sabotear ventas del rival europeo de Boeing, Airbus. Ofrecieron contratos seductores de aviones comerciales a los jefes de Estado y a ejecutivos de aerolíneas en Arabia Saudí, Bahréin, Jordania, Turquía y otros países. Los documentos de WikiLeaks también sugieren que todavía existen pedidos de sobornos, o por lo menos pagos a intermediarios sospechosos.
En un negocio que se evalúó en 3.400 millones de dólares aproximadamente, la embajada de EE.UU. en Estambul presionó por la venta de aviones Boeing a Turkish Airlines (THY), según un cable de enero de 2010. A cambio, el presidente de Turquía pidió al gobierno de Obama que permitiera que un astronauta turco participara en un vuelo espacial de la NASA.
La parte más intrigante e irónica del cable es el desconcierto del embajador de EE.UU. ante “la amalgama de interacciones del USG [gobierno de EE.UU.] y del GOT [gobierno de Turquía] y lo que es ostensiblemente una venta comercial entre firmas privadas”, y se queja de que constituye “un grado inoportuno, pero no sorprendente de influencia política en esta transacción”. La acusación de que existe influencia política inadecuada entre el gobierno turco y una línea aérea privada es risible considerando que el Departamento de Estado es el que impulsa la venta por cuenta de una firma privada.
El cable dice a continuación: “Probablemente no podemos poner en órbita a un astronauta turco, pero hay programas que podríamos emprender para fortalecer la capacidad de Turquía en esta área que satisfagan nuestros propios objetivos de mejora de la seguridad de la aviación. En todo caso, debemos mostrar alguna reacción ante la vaga solicitud del ministro si queremos maximizar las probabilidades de la venta.”
En noviembre del año pasado, Arabia Saudí anunció un acuerdo con Boeing para comprar aviones por más de 3.300 millones de dólares, un negocio que según revela WikiLeaks fue precedido por años de intenso cabildeo por funcionarios estadounidenses al más alto nivel.
A finales de 2006, el presidente George W. Bush escribió una carta que hizo entregar personalmente al rey Abdullah de Arabia Saudí, implorando prácticamente al rey que comprara hasta 43 aviones Boeing para modernizar Saudi Arabian Airlines, y 13 jets para la flota real saudí.
El rey Abdullah respondió pidiendo al gobierno de EE.UU. y al presidente Bush que instalaran en su avión privado el mismo equipo de alta tecnología utilizado en Air Force One [El avión del presidente de EE.UU.] Sugirió que si EE.UU. satisfacía su pedido, haría una gran compra de aviones Boeing para la familia real y Saudi Arabian Airlines. Y, ¡vaya sorpresa! El rey Abdullah consiguió su avión mejorado, y Boeing ganó miles de millones.
Un cable de principios de 2008 detalla un plan que saboteó exitosamente una venta de Airbus. En diciembre de 2007, la línea aérea propiedad de Bahréin, Gulf Air, anunció planes para la compra de una nueva flota de aviones Airbus. Funcionarios de Boeing alertaron al Departamento de Estado, que intervino de inmediato instando a la Gulf Air a que comprara a Boeing en su lugar. Después de meses de intenso cabildeo del embajador, el príncipe heredero y el rey de Bahréin aceptaron desechar la compra de Airbus. Ordenaron a Gulf Air que reabriera negociaciones con Boeing, y finalmente consiguieron el negocio evaluado en 6.000 millones de dólares, que se firmó cuando el presidente Bush visitó Bahréin.
2. Diplomáticos de EE.UU. de día – Secuaces de Monsanto de noche.
Boeing no es la única corporación multimillonaria por la que han estado presionando los diplomáticos estadounidenses. En un cable de finales de 2007, el ex embajador en Francia Craig Stapleton aconsejó a Washington que lanzara una guerra comercial de estilo militar contra cualquier país de la Unión Europea que se opusiera a los cultivos modificados genéticamente (GM)
“El equipo del país en París recomienda que calibremos una lista de represalias contra objetivos que causen un cierto daño en toda la UE ya que esto es una responsabilidad colectiva, pero que también se concentre en los peores culpables. La lista debería ser más mesurada que cruenta y debe ser sostenible a largo plazo, ya que no debemos esperar una victoria rápida,” escribió.
Era la reacción de Stapleton ante los esfuerzos franceses de prohibir una variedad de maíz GM de Monsanto. Específicamente pidió a Washington que castigara a países de la UE que no apoyaran el uso de cultivos GM.
“Proceder a represalias dejará claro que el actual camino tiene verdaderos costes para los intereses de la UE y podría ayudar a fortalecer las voces europeas favorables a la biotecnología”.
El cable de la embajada de 2009, escrito por el embajador en España, cita directamente reuniones con ejecutivos de Monsanto, mostrando que los diplomáticos de EE.UU. recibían órdenes directamente de compañías de GM.
El director de biotecnología de Monsanto para España y Portugal informó a los funcionarios de la embajada sobre la región, y se quejó de que “España se está convirtiendo cada vez más en un objetivo de las fuerzas contrarias a la biotecnología dentro de Europa. Si España cae, el resto de Europa la seguirá.”
En un insulto al azar metido dentro del cable, el embajador dice: “Dentro del sector agrícola, solo los sindicatos izquierdistas de agricultores tienen opiniones negativas sobre los GM”.
El cable termina con un dramático llamado a la intervención del gobierno de EE.UU. por cuenta de Monsanto: “PEDIDO DE ACCIÓN: Como respuesta a urgentes pedidos del secretario de Estado [español para asuntos rurales] Josep Puxeu y Monsanto, el autor solicita renovado apoyo del gobierno de EE.UU. para la posición de biotecnología agrícola española basada en la ciencia a través de intervención a alto nivel del gobierno de EE.UU.”
3. Fármacos + diplomáticos estadounidenses = mejores amigos para siempre.
En octubre de 2009, el presidente de Ecuador, Rafael Correa, promulgó un decreto para mejorar el acceso a las medicinas y apoyar programas de salud mediante un protocolo que reduciría los costes de los medicamentos. Cables de personal de la embajada de EE.UU. en Ecuador al Departamento de Estado muestran que EE.UU., las compañías farmacéuticas multinacionales y tres ministros dentro del gobierno, compartieron información y trabajaron para estropear la nueva política de Ecuador.
En un cable con fecha 13 de octubre de 2009, antes de la promulgación del decreto, el embajador de EE.UU. mostraba su preocupación por los planes de Correa porque darían prioridad a la producción local y eliminarían las patentes farmacéuticas. En otras palabras, Ecuador quería hacer cambios que impactarían negativamente en los beneficios de las compañías farmacéuticas estadounidenses.
En cuanto supieron de los planes de Correa, personas de la embajada de EE.UU. se reunieron con representantes locales de las compañías farmacéuticas estadounidenses Pfizer, Merck, Sharp and Dohme, Schering-Plough, y Wyeth para compartir estrategias que impedirían o limitarían los cambios del sistema de licencias de Ecuador.
Las preocupaciones estadounidenses se intensificaron, como revela un cable escrito días después, que se refiere a reuniones con “contactos bien situados” en “ministerios potencialmente comprensivos”. En lo que suena como un intento de chantaje, la ministra de salud, Carolina Chang –uno de los contactos bien situados”, descrita como un aliado– aseguró a las farmacéuticas multinacionales que estaba investigando irregularidades financieras y actividades empresariales de algunos de los productores locales con la intención de obtener alguna influencia.
A pesar de los esfuerzos por estropear el protocolo de acceso de Ecuador, el país promulgó su primera licencia obligatoria en abril de
2010, posibilitando importaciones de genéricos de la droga ritonavir contra el VIH/SIDA.
4. Washington ‘adora’ a las abusivas compañías mineras en Perú.
De Bolivia a Venezuela y Perú, los diplomáticos estadounidenses están obsesionados por asegurar los beneficios de las corporaciones mineras multinacionales a costa de los derechos indígenas y el entorno. Por lo menos es la impresión que dejan los cables de WikiLeaks que detallan la erupción de protestas contra la minería cerca de la frontera con Ecuador contra la firma Minera Majaz.
En agosto de 2005, un grupo de manifestantes en el norte de Perú marchó a la instalación de una mina de cobre operada por la firma Minera Majaz, subsidiaria de la compañía minera británica Monterrico Metals. De los cientos de manifestantes de las comunidades locales que convergieron en la instalación de la mina, 28 fueron brutalmente torturados y tres fueron heridos a balazos, de los cuales uno murió desangrado.
Pero eso no lo mencionan los cables de la embajada de EE.UU. revelados por WikiLeaks que describen las manifestaciones. El tono es de compasión hacia la compañía minera, mientras presentan a los manifestantes como tenebrosos y siniestros “manifestantes militantes contra la minería” que sabotean malvadamente a Majaz.
En un cable posterior a las protestas, J. Curtis Struble, ex embajador de EE.UU. en Perú, sigue la línea de Majaz de que los comunistas y sindicatos son los culpables de sembrar las semillas de rebelión, una acusación que huele al típico proceder de Washington de tildar de ‘rojo’ a todo el que se oponga a las prácticas abusivas de las corporaciones en el mundo en desarrollo.
“Las fuerzas anti-mineras en acción en Majaz representan por cierto una extraña combinación –la iglesia católica, violentos izquierdistas radicales, ONG, ronderos y tal vez narcotraficantes-. Trabaja entre bastidores una combinación del Partido Comunista Peruano/Patria Roja, maestros nacionales, el sindicato SUTEP y tal vez traficantes de amapolas de opio”, dice Struble.
El resplandeciente perfil de la compañía minera de Struble dice: “Majaz ha gastado 20 millones de dólares buscando cobre durante más de un año, construyendo carreteras y suministrando servicios y empleo a los habitantes de la zona. Los militantes todavía niegan acceso a la mayor parte de la ruta del oleoducto.”
Ni una sola vez reconoce Struble la larga historia de la devastación que las compañías mineras han causado en toda la región, como la contaminación del suministro local de agua y de la tierra, el uso de brutales paramilitares para asesinar a dirigentes indígenas que las desafían, o el desplazamiento causado por el robo de tierras indígenas.
Solo días después de las flagrantes violaciones de los derechos humanos cometidas contra los manifestantes, otro cable revela que los embajadores de EE.UU. y Canadá organizaron una reunión con representantes de varias compañías mineras internacionales en Perú. Struble expresa su plan de reforzar la seguridad en las minas, evitar el cierre de carreteras por manifestantes que perjudicaría el comercio, y alentar al gobierno peruano para que procese a los manifestantes.
5. Diplomáticos y espías corporativos.
Un cable más reciente de una embajada de EE.UU., de fecha 17 de marzo de 2008, revela que los diplomáticos estadounidenses espiaron a activistas indígenas y a sus partidarios que estaban organizando protestas contra la cumbre de Jefes de Estado de la Unión Europea y de Latinoamérica que estaba programada en Lima ese año.
El embajador de EE.UU. en Perú, James Nealon, identificó a activistas indígenas específicos y siguió la huella de la participación del presidente boliviano Evo Morales, del presidente venezolano Hugo Chávez, del embajador de Bolivia, Pablo Solon, del destacado activista quechua Miguel Palacín Quispe y de otros líderes comunitarios influyentes.
¿Qué tiene en común toda esta gente? Su apoyo inquebrantable a los derechos indígenas y al medio ambiente, junto con sus exitosas tácticas de organización y su popularidad entre las poblaciones indígenas, que hacen que los amos corporativos de Washington tiemblen en sus botas.
Nealon describe a los grupos contra la cumbre como una “variedad de movimientos sociales radicales peruanos y ONG europeas contra la globalización”, y cita grupos campesinos e indígenas específicos con los nombres de destacados organizadores a quienes rastrea la embajada de EE.UU. El cable está repleto de referencias insultantes a Hugo Chávez de Venezuela y a Evo Morales de Bolivia, en particular contra Morales y sus partidarios. Un líder social boliviano es descrito como “ideólogo favorable a Morales” y otro como “alto consejero de Evo Morales y gurú contra el libre comercio y la globalización”
En casi todos los cables desde Perú, el gobierno de EE.UU. interpreta a los enemigos del poder corporativo como enemigos de EE.UU. Como resultado, los activistas de izquierdas y los organizadores comunitarios, en particular los que amenazan los beneficios de las corporaciones, se convierten en objetivos regulares. Los sindicatos, ecologistas, y las comunidades indígenas que desafían a las multinacionales se contemplan permanentemente con desdén y como facinerosos hostiles. La propensión del gobierno de EE.UU. de amalgamar las amenazas a los intereses corporativos con amenazas a los intereses estadounidenses debería alarmar a todo el que valore la democracia.
¿Qué es lo que ignoramos?
Aparte de reírnos un buen rato al ver a diplomáticos patéticamente corruptos que se prostituyen ante ejecutivos corporativos, estos cables nos brindan un vistazo fuera de lo común al servilismo de los diplomáticos estadounidense ante los monstruos corporativos, sin que importe el coste para la gente y el medio ambiente.
Parece que la colusión entre ejecutivos corporativos y los diplomáticos de EE.UU. tiene lugar a un ritmo en aceleración permanente en todo el globo, y sin embargo, esos tenebrosos esfuerzos siguen envueltos en el secreto. La transparencia y la responsabilización han recibido un golpe tan devastador durante la última década, que los denunciantes y medios noticiosos como WikiLeaks son los únicos mecanismos que quedan que todavía son capaces de elucidar las consecuencias de la influencia corporativa desenfrenada que infecta nuestro gobierno.
Como todavía hay decenas de miles de cables de las embajadas divulgados por WikiLeaks que no se han publicado, es seguro que existen cientos, si no miles, de episodios que involucran la cooperación entre las corporaciones y el gobierno de EE.UU. que aún no han sido descubiertos.
( Tomado de Information Clearing House )


Imprimir artículo

Analista ruso: "mira de ataque de Estados Unidos apunta a Venezuela"

Fuente : APORREA

23 Jun. 2011 - De acuerdo con algunos cálculos, las reservas venezolanas deberían durar entre 100 y 150 años bajo condiciones de intensa explotación.

La ahora permanente guerra de EEUU contra Venezuela por el petróleo, comenzó en el mes de diciembre del 2002 cuando la gerencia del gigante petrolero vnezolano PDVSA (Petróleos de Venezuela SA) se lanzó a la huelga involucrando alrededor de 20 mil personas.

Los enemigos de Chávez esperaban que la desestabilización a través del sector energético venezolano, las colas en las estaciones gasolineras y problemas con el suministro de gas doméstico, haría pedazos al régimen soberano, pero los seguidores bolivarianos no se rindieron. La huelga terminó en derrota -para los golpistas- en el mes de febrero del 2003 y PDVSA fue convertida en empresa estatal. La quinta columna enquistada en la empresa fue denunciada y muchos de sus dirigentes huyeron del país. Unos 15 mil empleados del sector petrolero fueron despedidos y las pérdidas producidas por el conflicto superaron los diez mil millones de dólares.

La reconstrucción de PDVSA fue una tarea árdua para el gobierno venezolano y para aquella parte del personal que resistió a las amenazas y el chantaje de los conspiradores. Las medidas que tomó Chávez apuntaron a fortalecer la OPEP, sometiendo la producción de crudo a una reglamentación y manteniendo precios razonables, esto contribuyó al aumento de la influencia que el cartel ejerce mundialmente. Rusia, cuya economía es fortalecida por los ingresos petroleros, se encuentra entre los beneficiarios. La acción de Chávez también ayudó a Cuba, país que era ampliamente percibido como al borde de una crisis energética.

Los pronósticos alarmistas acerca de Chávez y de sus planes, tales como la original marca venezolana de socialismo, el suministro de petróleo con descuento a países vecinos y el establecimiento de la alianza Petrocaribe, fueron agitado como un espantapájaro por analistas estrechamente vinculados a las grandes compañías internacionales petroleras pero no se concretizaron. El régimen político venezolano y la posición de Chávez en la política internacional se mantienen en gran medida por el potencial energético del país y el caso venezolano representa la simple verdad que el control estatal sobre las fuentes energéticas es en todos los casos, la clave para el mantenimiento de la estabilidad nacional.

Sería ingenuo creer la explicación norteamericana que afirma que las sanciones de Washington contra el sector petrolero venezolano y la empresa PDVSA se deben únicamente por haber enviado un buque-tanque con 20 mil toneladas de gasolina a Irán. El Sub Secretario de Estado, James B. Steinberg insistió, en un mensaje más amplio de advertencia, que compañías de otros países se exponen a sanciones similares si mantienen compromisos energéticos con Teherán.

En verdad, hasta ahora las sanciones impuestas contra Venezuela se perciben más o menos como un acto intimidatorio: el sector petrolero venezolano queda excluido de desarrollar contratos con compañías norteamericanas o con préstamos para importación y exportación sea incluso la adquisición de tecnologías avanzadas para la extracción y refinamiento de petróleo. PDVSA puede sobrevivir sin estas facilidades. Durante mucho tiempo la empresa se ha mantenido alejada del gobierno norteamericano y las finanzas estadounidenses y cuenta con un sólido parque de tecnologías.

Chávez respondió a la presiones del Departamento de Estado US vía Twitter: «¿Sanciones contra la Patria de Bolívar, impuestas por un gobierno imperialista gringo? Muy bien. ¡Entonces aplíquelas Sr. Obama! ¡No olvide que nosotros somos los hijos de Bolívar!» y declaró que PDVSA no será excluida del mercado norteamericano. Cuando se supo la noticia de las sanciones el 24 de mayo 2011, el ministro venezolano de relaciones exteriores, Nicolás Maduro, declaró a la prensa que el gobierno venezolano estaba evaluando las potenciales consecuencias para la estabilidad de PDVSA y el suministro de un millón doscientos mil barriles diarios al mercado norteamericano. Maduro prometió «una respuesta adecuada a la agresión imperialista» y dijo que Venezuela ahora más que nunca se comprometerá en mantener relaciones fraternales con Irán, las cuales de ninguna manera amenazan la paz mundial. El gobierno de Venezuela reafirmó varias veces que los alegatos en relación con las supuestas ambiciones de Teherán en el campo del armamento nuclear, es pura propaganda y un argumento nada serio.

Washington está difamando a Teherán así como difamó a Bagdad antes de invadirlo. Los medios propagandísticos hicieron creer que Saddam Hussein constituía un peligro inmediato pero se descubrió que ningún armamento de destrucción masiva existía en Irak.

El gobierno de George W. Bush fue el mayor fabricante de estereotipos anti-chavistas. Durante un tiempo se sostenía que Chávez apoyaba a terroristas árabes y mantenía campos secretos de entrenamiento en la Isla de Margarita en Venezuela, donde se sabe que reside una relativamente pequeña comunidad árabe. Tiempo atrás, cuando visité la Isla de Margarita y más de una vez, hablando ocasionalmente con amistosos vendedores árabes, no lograba imaginar que alguna vez la CIA hubiese podido declara a estos pobladores como guerrilleros de Hezbollah. Actualmente a este ficción-mito se le da amplia cobertura mediática (en los EEUU) y cada jefe militar del Comando Sur norteamericano pretende aún hoy que el campo de entrenamiento de guerrilleros dice que se enceuntra en la Isla de Margarita. Otro mito agitado por la CIA pretende que Irán explota yacimientos de uranio en el estado de Bolívar en Venezuela y que operan con laboratorios en la zona.

Recientemente, el diario alemán Die Welt, salió con un curioso descubrimiento, esta vez, se supone que Irán construirá una base misilística en la Península de Paraguaná en Venezuela apuntando hacia Estados Unidos (a propósito, hace un tiempo se le atribuyó a Rusia el mismo plan). Chávez reaccionó rápidamente durante una reunión televisada de gobierno y mostró algunas fotografías de la zona que dejan ver más bien molinos de viento, diciendo que tal vez los satélites espías norteamericanos tuvieron algún problema. El Vicepresidente Elías Jaua hizo un comentario muy serio, señalando que Washington estaba buscando un pretexto otra vez para atacar a Venezuela.

La hipótesis de Elías Jaua tiene mucha credibilidad. Las elecciones del 2012 se están acercando y las encuestas demuestran que los rivales de Chávez no tienen ninguna chance. Hasta el día de hoy, Chávez no tiene serios rivales y con iguales oportunidades de ganar. En respuesta a esta situación Estados Unidos está tratando de alimentar conflictos internos en Venezuela siguiendo un patrón como aquellos que estremecieron Túnez, Egipto y Libia, apoyándose en las redes sociales de internet, las ONG pro norteamericanas, grupos juveniles radicales y guerrilleros colombianos de las desmovilizadas Auto Defensas Unidas de Colombia, AUC.

Los coordinadores de la conspiración están buscando posibles aliados entre las filas del propio gobierno de Chávez. Numerosos elementos ambiciosos se han separado o alejado de Chávez en el transcurso del tiempo y todos estos son permanentemente bienvenidos e invitados por el canal Globovisión controlado por la oposición. La campaña de propaganda adelantada por los medios de oposición ha alcanzado proporciones impresionantes.

A los venezolanos se les insiste que su país es escenario de la delincuencia desbocada, que los barones de la droga virtualmente no tienen límites y que Chávez protege a los burócratas corruptos con el objetivo de conseguir su apoyo. También se arguye que los ingresos petroleros de Venezuela se gastan alegremente en su mayor parte para mantener a flote al ALBA y a Cuba mientras que la infraestructura del país se encuentra descuidada, dejando a la población expuesta a cortes de luz eléctrica y agua potable junto con una recurrente escasez de alimentos.

Los medios de comunicación critican duramente la cooperación económica y militar de Venezuela con Rusia y China. Por el momento, la capacidad defensiva de Venezuela está resentida a consecuencia de las sanciones norteamericanas contra CAVIM, la principal empresa venezolana de la defensa. La explicación es que Washington se enferma de ver que otros proveedores se coman su parte en el mercado mundial de venta de armamentos.

El asesinato de un político de oposición o de un grupo de activistas de oposición podría ser organizado para provocar un estallido de agitación en Venezuela. El resto del plan es bastante predecible –la OTAN tendría el tristemente famoso Plan Balboa para el país. 

Imprimir artículo

martes, 21 de junio de 2011

Dos Denuncias desde la Revolución: Residencias Auyantepui y Empresa multinacional colombiana DISAN-Venezuela

Omar Marcano (*)

1.- Están mas claras que el agua de manantial las intenciones del Gobierno Bolivariano de acercarse a los votos de la clase media con medidas que tienden a favorecerla y actuaciones que lo "arriman" al centro del espectro político, dado por hecho esto último, es importante señalar que muy a nuestro pesar, algunas de estas medidas han afectado negativamente a esta clase media tan golpeada históricamente.

En tal sentido, vale la pena recordar y reiterar el caso de la paralización de las obras necesarias para concluir las Residencias Auyantepui ubicadas en la Hacienda El Encantado municipio El Hatillo, a raiz de la sentencia contra la Promotora Casarapa dictada por el Tribunal Supremo de Justicia para proteger a los propietarios del Conjunto Terrazas de la Vega, pero que afectó negativamente a los propietarios de Auyantepui sin tener ninguna vela en ese entierro, ya que la congelación de las cuentas bancarias de dicha Promotora congeló también los aportes de los propietarios de Auyantepui que se usaban para adelantar dichas obras. Hoy en día estos propietarios de clase media no han podido obtener el permiso de habitabilidad porque dichas obras no han sido concluidas y peor aun, continúan paralizadas. Este caso es una pequeña muestra de la acción nefasta del burocratismo paralizante del estado, que tanto daño ha hecho a la Revolución Bolivariana.

2.- Amparadas en el reciente pacto político y comercial Chávez-Santos, empresas colombianas radicadas en Venezuela han estado cometiendo una serie de desafueros y arbitrariedades que deben ser sometidas a una necesaria investigación. Las mismas están despidiendo al personal profesional venezolano para "importar" a sus equivalentes extranjeros de "confianza", eludiendo de esta manera el compromiso de incentivar el mercado laboral venezolano.

Una muestra es el caso de la empresa multinacional colombiana importadora de productos químicos para la industria, DISAN-Venezuela ubicada en la urbanización industrial El Recreo, Calle A, Sector 2, Parcela 80, Valencia-Edo. Carabobo y con oficina en Caracas en el Edificio Humboldt de Padros del Este. La misma es dirigida por un nuevo Director recién llegado de Colombia, Julio Jaramillo, quien está actuando de manera arbitraria al usar el "artificio técnico" de aumentar el sueldo a estos profesionales a un monto superior a 3 salarios mínimos, para seguidamente darles de baja y de esta forma burlar descaradamente la Ley Orgánica del Trabajo y el Decreto de inamovilidad laboral sancionado por el Comandante Presidente Hugo Chávez.

Una rigurosa investigación debe ser adelantada a la mayor brevedad, ya que esta empresa, que hace este tipo de "trampas" afectando fuertemente a la clase media venezolana, negocia productos químicos importados con dólares de CADIVI, muy delicados e indispensables para la industria nacional.

Patria Socialista o Muerte...Venceremos. ¡Hasta la Victoria Siempre!

marcanoomarj@gmail.com, pueblopatriota@yahoo.com, @pueblopatriota

(*) Ingeniero Eléctrico USB, Caracas, Enero 1976. Maestría en Sistema de Potencia. RPI, Troy-NY, Agosto 1982. Maestría en Investigación de Operaciones y Estadísticas RPI, Troy-NY, Agosto1983. Trabajé en Cadafe en el período Marzo 1976-Abril 1994 (18 años): Ultimo cargo: Director de Planificación Nacional. 1994-2000 ejercicio libre. 2000-2009 Director General MCT y MPPCTII. Ultimo cargo 2009: Director General del Fondo de Investigación y Desarrollo de las Telecomunicaciones adscrito al Ministerio del Poder Popular de Ciencia, Tecnología e Industrias Intermedias (MPPCTII)

Actualmente:Trabajador Jubilado del MPPCTII y Millitante del PSUV


Imprimir artículo

domingo, 19 de junio de 2011

Televisión no apta para consumo humano

Fuente: Aporrea / Luis Britto Garcia

Se aproximan elecciones, que requieren medios, que significan televisión, la cual resulta el peor desastre económico, político, social y cultural de Venezuela.

En nuestro país existen tres grupos por encima de la Ley: los motorizados, la mafia de los casinos y la televisión.Todo el mundo sabe en Venezuela, salvo la Comisión Nacional de Telecomunicaciones (Conatel), que la masiva violación de normas y el irrespeto al público por parte de la televisión de señal abierta determinó la fuga de un 33% de la audiencia hacia la televisión por suscripción.
Salvo Conatel, todo el mundo conoce que la audiencia de la TV por suscripción dejó de crecer debido a la brutal violación de la Ley Resorte que este medio comete minuto a minuto.

Nadie ignora, excepto Conatel, que la televisión por suscripción en  todas sus emisiones  aumenta ilegalmente el volumen en los comerciales. Que en todas sus transmisiones de películas duplica el límite legal de 15 minutos de publicidad por hora. Que sus infomerciales acuñan cuatro horas seguidas, atropellando el límite legal de diez por ciento de la programación diaria. Que todos sus programas son inundaciones de prohibida  publicidad por inserción, la cual asesina la imagen con superposiciones, letreros e interferencias extrañas a ella. Que en los canales Premium, que cobran por películas sin interrupciones, todas son estropeadas por inserciones ajenas a la imagen original. En los video clips concurren hasta cuatro inserciones simultáneas para destruirlos. En algunos espacios se inserta un estúpido logo publicitario que dura todo el programa o todo el día.

Para la televisión privada de señal abierta o de suscripción, un programa es una res muerta a ser destripada por una zamurera de comerciales, interrupciones, cuñas, inserciones e interferencias hasta provocar la huída de los damnificos, perdón, del público.

¿Por qué esa audiencia no escapa hacia la televisión de servicio público? En minucioso estudio de Mark Weisbrot y Tara Rutenberg se demuestra que los canales del Estado venezolanos captan para 2010 un 5,4% de la audiencia (“Television in Venezuela: Who Dominates the Media?” Mark Weisbrot and Tara Ruttenberg: Center for Economy Policy and Research of Washington).

Hay más de sesenta canales privados y doscientas operadoras de cable: que sólo cinco plantas públicas le conquisten tal porcentaje de la audiencia no está tan mal ¿Por qué no seducen el total?

¿Por qué no lideran todos los índices de audiencia, como lo hace en 2010 la estatal Corporación Radio Televisión Española desde que suprimió la publicidad? (Carlos Alberto Sánchez: “Sin publicidad, la audiencia ve más la televisión” 18-1-2010. www.adslzone.tv/.../sin-publicidad-la-audiencia-ve-mas-la-television/ ).

La respuesta nos la podría dar Earle Herrera, animador de “El Kiosco Veraz”, prestigioso espacio dominical de entrevistas, críticas y comentarios.

Varias veces vimos a Earle protestar en vivo y en directo, con el ánimo más que alterado, contra el diluvio de interrupciones, cortes y “pases” que despedazaban su espacio.

Todo el que haya visto algún programa de la televisión pública ha experimentado lo mismo: el espacio audiovisual es una incontrolable anarquía en la cual cortes, pases, interrupciones, cintillos, avances y logos irrumpen por todos lados como motorizados atropellando la emisión y la audiencia hasta asesinarlas.

Esta merienda de locos es cualquier cosa menos socialista: es la proclamación del más ramplón pajarobravismo, en virtud del cual el último alcalde que inauguró un poste de luz o la penúltima burócrata que se antoja de declarar algo se sienten autorizados a sabotear el trabajo de los comunicadores y la paciencia del público que los sintoniza.

Desesperado por el irrespeto a su trabajo, Earle Herrera cerró definitivamente su “Kiosco Veraz”. Quizá razones parecidas movieron a Ernesto Villegas a abandonar su programa matinal. Otros comunicadores me confían que están a punto de seguir el mismo camino.

El ancla de uno de los programas de mayor audiencia opina que los gerentes que interrumpen o interfieren los programas con banalidades carecen de la capacidad de evaluar los contenidos: son como la directiva de un hospital que ordenara a todo el personal interrumpir una operación de corazón abierto para dedicarse a atender a una señora con una espinilla.

Cuando la audiencia protesta, es normal: para eso se la maltrata. Cuando protesta el gobierno, es justificado: es su castigo por no aplicar la Ley Resorte. Pero cuando protestan los comunicadores, es que algo pasa.

¿A quiénes necesitará el proceso bolivariano: a sus mejores comunicadores y el público que atraen, o a los saboteadores de programas que ponen en fuga la audiencia hacia los canales de la competencia?

Todo depende de unas elecciones venideras que dependen de unos medios que se fundan en una televisión que no es apta para consumo humano.
Y tan fácil que sería aplicar la Ley Resorte.

PD:
Fue conferido el Premio Aníbal Nazoa 2011 a Luis Britto García por su columna Pare de Sufrir en Últimas Noticias y su blog.

Imprimir artículo

viernes, 17 de junio de 2011

(Texto y audio) El programa de Vladimir Acosta de este lunes 13.06.2011

Fuente: Aporrea

En el regreso a su habitual espacio radial de los lunes, Vladimir Acosta, profesor, historiador y referencia inexcusable a la hora de tomarle el pulso al proceso bolivariano, le entró sin rodeos a un tema tabú: ¿la revolución bolivariana se está moderando?. Aquí parte de sus reflexiones y el audio completo del programa “Primera mano” en Radio Nacional de Venezuela. 


|3 de junio de 2011.'“Son muchas las cosas que tienden a mostrar que desde hace unos meses para acá se está produciendo una suerte de viraje de una izquierda que se califica a si misma de radical hacia una izquierda que se desplaza un poco hacia el centro. Una suerte de centroizquierda mas políticamente correcta, menos conflictiva. Esa es la impresión que da”, afirmó Acosta.
Antes, aclaró que se trataba de “especulaciones”, ya que es el debate sobre este punto hoy no se registra. Especialmente en el Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV). “El partido no existe, no tiene opinión política de ninguna clase. Se limita a ejecutar lo que el presidente ha decidido”, remarcó.
Sobre la segunda mitad de su programa de una hora, una suerte de conferencia magistral semanal que es seguida con atención y replicada luego de diversas formas por miles de hombres y mujeres comprometidos con el proceso bolivariano, Acosta argumentó que “hay varios indicadores” de esa posible tendencia hacia la centroizquierda, y ubicó el inicio de ese giro tras las elecciones parlamentarias del año pasado: “al principio hubo triunfalismo. Yo dije que esa victoria tenia un cierto sabor a derrota”, recordó.
“Pareciera que se entendió que la cosa no eran tan exitosa como parecía, y que había una suerte de amenaza sobre el futuro del proyecto porque la polarización no había funcionado como se esperaba”, indicó Acosta.
“No importa que la oposición sea un desastre. La oposición es una basura y Chávez es un líder que ha hecho miles de cosas por el pueblo. Un gobierno como este debería tener el 90 por ciento de apoyo por todo lo que hizo para el pueblo venezolano. Pero ha ido bajando y se ubica más o menos en un cincuenta y cincuenta. La situación es bastante pareja y eso es tremendamente preocupante”, prosiguió el profesor.
Acosta especuló que a partir de esa tendencia de estancamiento y hasta disminución del apoyo popular al proceso bolivariano se explicaría que “se venga intentando una política más moderada que perseguiría tratar de recuperar a la clase media y hasta ganarse a sectores de la derecha moderada. Una moderación hasta en el lenguaje. Cero radicalismo y ruptura con las posiciones de izquierda que parezcan más radicales”.
En este línea, Acosta ubicó el “pacto con Colombia”, en referencia a la nueva relación con el gobierno de Juan Manuel Santos y la gestión común para el regreso de la Honduras gobernada por Porfirio Lobo a la OEA, a cambio del retorno del destituído Manuel Zelaya a su país.
“La relación con Colombia no puede ser emotiva, que pase de amores a odios que en el fondo ha sido muy beneficiosa para la oligarquía colombiana”, advirtió Acosta.
El historiador alertó además sobre la posibilidad que la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA) resulte “demasiado radical” lo que llevaría a dejarla de lado (sin abandonarla por completo) para promover la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), un organismo en construcción que -aclaró- es “absolutamente extraordinario”.
Preguntas sin respuestas acabadas
“¿Qué habría detrás de todo esto? ¿Qué puede haber aquí?” se preguntó Acosta sobre el final de su espacio semanal y arriesgó: “¿temor a una agresión imperialista?”.
“Tenemos el ejemplo de Gaddafi. Hizo todo tipo de concesiones y ahí está Libia invadida y destrozada” alertó. “Ahí está la agresión a PDVSA. Ahí están las amenazas denunciadas por Roy Chaderton de injerencia en el próximo proceso electoral para apoyar a la oposición”, enumeró Acosta y enseguida alertó: “el panorama no cambia, las concesiones al imperio son inútiles”.
En el plano nacional, Acosta se preguntó si el eventual giro a posiciones de centroizquierda buscaría “bajar la conflictividad para que se puede ganar las elecciones”. Y se mostró escéptico: “Después de 10 años es algo tarde para que Chávez se convierta en Lula”.
“El enemigo imperial está detrás esperando su oportunidad. El precio de una política como ésta puede ser muy alto”, remarcó Acosta, y precisó que la historia indica que “las revoluciones o se profundizan o se pierden. La derecha y el imperio no perdonan”.
El caso Pérez Becerra y los medios del Estado
“Estas entregas de revolucionarios son una mancha fea que no significan el fin de este proceso ni nada parecido”, indicó Acosta en la primera parte de su espacio radial, pero indicó que “el apoyo a este proceso no puede ser ciego y servil. Debe ser pensante. De un pueblo que aprendió a pensar. Tiene que ser crítico. Para apoyar y también para criticar con seriedad y con argumentos aquellas cosas que no van en esa dirección”.
“Yo quisiera que los revolucionarios de este lado de la trinchera pudiéramos discutir sin insultos y sin descalificaciones”, indicó Acosta y consideró que “hubo excesos como la quema de muñecos y términos exagerados e injustos contra el presidente Chávez” aunque aclaró que es “más grave la arrogancia del gobierno, su sordera y la actitud de algunos revolucionarios que al parecer no pueden asumir la defensa” de la entrega de Pérez Becerra “sino con insultos para quienes la han criticado”.
“Usan el mismo lenguaje que la derecha”, alertó. Y criticó “la actitud que se le impuso a nuestros medios de silenciar lo que pasaba”. En esa línea calificó de “injusta a todas luces” la destitución de Cristina Gonzalez al frente de La Radio del Sur y el despido posterior de parte del equipo de trabajo de la emisora.


Imprimir artículo

jueves, 16 de junio de 2011

Majadero

Tomado de Aporrea / Roberto Jiménez Maggiolo

Mis lectores habrán notado mi ausencia de estas columnas revolucionarias, como son las de APORREA i EncontrArte, o tal vez no, porque lo que escribo, según los intelectuales o expertos entendedores de los diarios del proceso i de los programadores de eventos de información, historia i talento, están todos en la capital de la república, de modo que el tema político −tan mal tratado por muchos socialistas− o hasta en la misma Asamblea Nacional, donde abundan las bocas cerradas, nadie en la provincia o hasta en la segunda ciudad del país, sabe cómo filosofar sobre la historia pasada, presente i futura, si no son los que se creen dueños de verdades i tienen la prerrogativa de escoger sus escritores, sus invitados i sobre todos, sus entrevistados a repetición. De manera que ¿por qué escribir de política i de problemas humanos o de temas graves como la delincuencia en la universidad? Entonces he pensado hacerlo de temas culturales, entre ellos el idioma, a lo cual tampoco prestan atención, pero al menos sirve a mucha gente. Ellos siguen repitiendo disparates como vaguada  por lluvias torrenciales, problemática, por conjunto de problemas, preveer  por prever, licúa o evacúa, por licua i evacua, sofisticado por refinado, i así podría citar muchos errores más que tengo anotados. I esto lo escuchamos en noticiarios, entrevistas i sobre todo, en titulares de prensa. De eso han publicado libros Tito Balza Santaella, Alexis Márquez, el Pbro. Pedro Pablo Barnola, Angel Rosenblat, Eddy González, Aníbal Nazoa, i muchos más, pero se pasa sobre las letras impresas como caucho nuevo en calle empedrada
 Por otra parte, se toma a algún escritor o grupo, como si fuese una academia de buen decir i de diccionario filosófico. Así me ha resultado GRANO DE MAIZ (que tengo entendido que, de ser anónimo, tuvo unos dos nombres firmantes i ahora me dicen es un grupo de intelectuales). Esa columna aparece en casi todos los periódicos del proceso como última página de Debate Socialista, pero al mismo tiempo en Vea, Correo del Orinoco, Temas (me dicen) i otros que no preciso. Algunos mui buenos, sencillos, claros para el pueblo i muchos otros lectores, pero otros, flojos i triviales, o hasta con la característica que ahora me alarma: el término majadero, pronunciado por Bolívar con el significado que tiene, convertido casi en una palabra emblemática o un imperativo categórico kantiano.
 El grano comienza mal, porque incluir al Ernesto “Che” Guevara como el cuarto majadero, luego de Bolívar, Cristo i Don Quijote, no solamente no representa una analogía entre los personajes i su obra, sino que no es él quien llegara a pensar así, porque es distinto tomar la analogía con una figura simbólica, inexistente como Don Quijote de la Mancha, con la obra real i extraordinaria de un revolucionario moderno, de nuestros tiempos, como lo fue el Ché, cuya comparación en parte sería con otra obra real como la de Bolívar, más extensa i universal. Las hazaña de Alonso Quijano, fueron alucinaciones caballerescas, pintadas por un escritor llamado Cervantes; las de Cristo, en gran parte ficticias, inventadas por los Evangelios escritos por hombres que ni lo conocieron, i que dista mucho de ser socialismo, porque ninguno de los evangelistas, tuvo las menores ideas políticas que intercalar en sus fantasías. Ni siquiera la biografía escrita por Hegel, lo demuestra. Entonces, cuando Bolívar decepcionado de sus conciudadanos a los cuales dio la independencia política, pero no pudo transformar todas las mentes, dice que Cristo, Don Quijote i yo (Simón el del Juramento en Roma) hemos sido los tres grandes majaderos del mundo, lo está diciendo en el sentido que en los diccionarios de habla española había conocido: Majadero. Adj. Necio y porfiado, en su primera acepción, pues la otras dos no vienen al caso; i majadería, (de majadero) dicho o hecho necio, imprudente y modesto. I mejor ni acercarnos a majada.
 Sin embargo, en Grano de Maíz dicen que es el grado más alto, el de revolucionario, el de majadero porque está relacionado con la “obstinación” (el entrecomillado es mío) de la causa de construir mundos para el amor i en el intento comprometen la vida. Luego destacan en negritas: Majadero es el más alto honor, al que puede aspirar un humano, reservado a los que alcanzan las altas cimas del afán revolucionario, es un Grado creado por el mismo Libertador. Con el permiso de ustedes es disparate lo de alto honor, es disparate lo de cima i más disparate todavía decir que es un Grado creado por el Libertador, Esto es traer un término por los pelo, i convertirlo en joya con baño de oro…falso. I en cuanto a lo que destacan también en negritas, respecto al Che, también a mi juicio está desfasado, es una exageración que perjudica i da pie para que la oposición, si hubiese gente inteligente allí, tome ese trozo de adulancia para el proceso i para los países, como motivo de burla, i motivo para otro artículo. Empero, pareció tan bueno, que en PANORAMA –actualmente mejor diario que todos los de la capital− se pagó una página completa en letras grandes i con gran destaque publicitario para reproducirlo. Lástima que los revolucionarios del Zulia, estado de Venezuela i no república aparte, quedamos algunos que sí pasamos de verdad por la Universidad. Estamos con la revolución, no vivimos de ella. Jamás pensaré que majadero es el más alto honor o un grado que nos otorgó Simón Bolívar.
robertojjm@hotmail.com


Imprimir artículo