"VENEZUELA SE RESPETA"

viernes, 28 de diciembre de 2012

Apuntes en 5 Tiempos: Capitalismo Criminal





Por: Frente de Comunicadores Revolucionarios SXXI / Apuntes en 5 Tiempos

“La globalización de los mercados es también la globalización de los mercados criminales; o mejor, los capitales criminales representan uno de los componentes orgánicos de esta fase del capitalismo. Los capitales mafiosos crean un mercado paralelo y un modelo social integrado a escala mundial”. Francesco Forgione (1999)

 “El crimen organizado ha abandonado la marginalidad y se ha instalado en el corazón de nuestros sistemas políticos y económicos”. Jean-Francois Gayraud (2005)

 “El lavado de dinero, el comercio de drogas, el proxenetismo, “es entonces no una forma colateral del funcionamiento del sistema capitalista, sino un eje que controla a través de este proceso los hilos de la producción mundial de bienes y servicios”. Esta es una realidad estructural del capitalismo, por lo tanto es parte de las formas “normales” de funcionamiento del sistema en todas partes del mundo”. León Cristalli



“El capitalismo es criminal no solo por la explotación del “hombre por el hombre” como analiza el marxismo, sino porque se ha desarrollado mucho más abiertamente su aspecto criminal. Y más allá de que por naturaleza es hostil a las relaciones ecuánimes y fraternales de la sociedad humana, el capitalismo desarrolla en esta etapa la corrupción económica, política y social como norma de su funcionamiento. Una cultura del fin de la existencia de todas las culturas. Una relación que deja como artículo de museo al gentil hombre burgués que trazaba un paralelo en la existencia entre los buenos propósitos y la realidad que le imponía el funcionamiento capitalista”.



Reflexión necesaria:

¿Por qué es necesario sustituir el capitalismo?

“Está claro para cualquier persona con una cabeza sobre los hombros que el sisema capitalista es un sistema monstruosamente opresivo e inhumano que implica miseria indescriptible, enfermedad, opresión y la muerte de millones de seres humanos en el mundo”. Alan Woods (2008)

 La apropiación individual de la riqueza social, como fin último de la actividad económica en el capitalismo, conforma un sistema de competencia que engendra inevitablemente una carrera desaforada entre empresas, cuya meta es obtener ganancias por encima del competidor y tratar de no quedar rezagadas para evitar su destino: ser tragadas por las empresas triunfadoras. Las ganancias obtenidas son reinvertidas para obtener más ganancias, todo gira alrededor de esta meta; se absorben sólo los adelantos tecnológicos que aumentan las ganancias, desarrollando una tecnología perversa que busca más el enriquecimiento individual de sus poseedores que el desarrollo armónico de la sociedad. Se crean necesidades, se manipula, se coloca sin ningún escrúpulo a toda la sociedad al servicio de las ganancias; si da lucro es bueno y éticamente aceptado, el humano no cuenta, lo que importa son los índices económicos. Se desata una especie de fiebre del oro que lanza a la humanidad a los abismos de la ambición. El miedo a la bancarrota y al fracaso es el acicate para esa carrera demencial.
  




Imprimir artículo