"La desinformación...terreno fértil para la manipulación y el engaño" Chávez Vive, La Lucha Sigue

viernes, 7 de diciembre de 2012

Apuntes en 5 Tiempos: Definiciones de Imperialismo



Por: Frente de Comunicadores  Revolucionarios SXXI / Apuntes en 5 Tiempos.
“Si fuera necesario dar una definición muy breve del imperialismo debería decirse que es la fase monopólica del capitalismo”. V.I. Lenin

“El capitalismo mundial ha llegado actualmente, más o menos desde principios del siglo XX, a la fase del imperialismo. El imperialismo o la época del capital financiero es la economía capitalista tan altamente desarrollada en la que las uniones monopolistas de los capitalistas-los sindicatos de industriales, los cártels y los trusts- han adquirido una importancia decisiva, el capital bancario de enorme concentración se ha fundido con el industrial , la exportación de capital a otros países se ha desarrollado en colosales proporciones, el territorio de todo el mundo está ya repartido entre los paises más ricos y se ha iniciado el reparto económico del mismo entre los trusts internacionales”. V.I. Lenin (Materiales sobre la revisión del programa del partido)


“En definitiva, hay que tener en cuenta que el imperialismo es un sistema mundial, última etapa del capitalismo y que hay que batirlo en una gran confrontación mundial. La finalidad estratégica de esa lucha debe ser la destrucción del imperialismo”. Che Guevara (1961)

Lenin estableció que el imperialismo es capitalismo en la etapa de desarrollo en la que se ha establecido el dominio de los monopolios y del capital financiero; en la que la exportación de capital ha adquirido especial importancia; en la que ha empezado la división del mundo entre “trusts” internacionales; en la que se ha completado la división de todos los territorios del globo entre los más grandes capitalistas.

Sin duda, con sus ideas sobre el imperialismo, Lenin desarrolló la principal teoría comunista de las relaciones internacionales. Sin embargo, según George Lukács, el mérito de Lenin, más que teórico, consistió en vincular el imperialismo al fenómeno de la lucha de clases, sentando así un importante precedente para la táctica política.

Durante los últimos 25 años del siglo XIX, el capitalismo realizó su tránsito al imperialismo, a su fase superior y última. La característica más notable del imperialismo es la preeminencia de los monopolios que sustituyen a la libre competencia. Sobre la aparición del capital financiero y el imperialismo se escribieron diversos análisis en los primeros años del pasado siglo. Fue Lenin quien sentó las bases marxistas más válidas en la interpretación de este hecho cualitativamente nuevo del capitalismo. Sus aspectos teóricos parten del planteamiento de Marx sobre la crisis de reproducción y realización o problema de la salida de los excedentes del capital (plusvalía acumulada) que aumentan rápidamente por la expansión creciente de las fuerzas productivas mientras el consumo es más restringido, contradicción específica del capitalismo.

Lenin analiza el capitalismo en su nueva fase monopólica. No limitándose a este aspecto señala sus cinco características principales:
a) concentración de la producción y del capital en un grado muy elevado creando los monopolios que desempeñan el papel decisivo en el conjunto de la economía;

b) fusión del capital bancario con el industrial, dando paso al capital financiero y a la oligarquía financiera;

c) exportación de capitales, más que de mercancías;

d) internacionalización de los monopolios que se reparten el mundo;

e) terminación del reparto territorial mundial entre las potencias capitalistas. El imperialismo no solo es un fenómeno económico sino también político y militar.

Attac (2008). Primer Diccionario Altermundista. Buenos Aires, Argentina. Capital Intelectual. S.A.

Reflexión necesaria:

La naturaleza del “imperialismo global” radica en que se ha llegado al establecimiento de un patrón mundial de producción, financiamiento y consumo controlado por un número cada vez más reducido de conglomerados internacionales. Fernando Coronil

La historia también enseña hasta la saciedad que los designios del imperialismo logran imponerse en la medida en que las fuerzas revolucionarias y de oposición al mismo son débiles o no logran estructurar una adecuada resistencia y estrategia de lucha. Podemos actuar, y es nuestro deber actuar. El nuevo designio imperial sólo podrá implantarse plenamente si no se lucha asimismo a nivel planetario, y si no se saben aprovechar las contradicciones reales que el propio sistema lleva en su seno para desencadenar con inteligencia y energía la lucha de los pueblos por su plena emancipación”. Jaime Caycedo Turriago (1999)

“La revolución bolivariana ha entrado en la etapa antiimperialista (…) es una revolución antiimperialista y eso la llena de un contenido especial que nos obliga al pensamiento claro y a la acción, no sólo en Venezuela sino en el mundo entero. Hugo Chávez (2004)

En Martí (1853-1895), el antiimperialismo reviste una función principal en el diseño de la estrategia dirigida a lograr la independencia de Cuba respecto a España. José Ingenieros (1877-1925) lo considera factor constitutivo de la nación, y Haya de la Torre (1895-1979) lo definirá como uno de los ejes de la lucha revolucionaria nacionalista destinada a unificar a la nación frente al explotador foráneo.
 

Imprimir artículo