"EL ESEQUIBO ES DE VENEZUELA"

martes, 24 de julio de 2012

La Historia no contada de la obra de Simón Bolívar

Omar Marcano (*)

PRÓLOGO

Hoy, 24 de julio de 2012, una fecha más del Natalicio de Nuestro Libertador Simón Bolívar, quienes lean el siguiente artículo encontrarán una realidad inédita de proporciones insólitas, una referencia orientadora de la verdad Bolivariana, la cual desde sus principios, ha sido y será siempre, Roja, Rojita...............Roja.


En este artículo, se ofrece la esencia fiel, las bases fundamentales de la Revolución Bolivariana, ideada por una personalidad absolutamente superior, por el Libertador Simón Bolívar. Su vigencia, su continuidad nos presenta un reto transcendental, un compromiso crucial con la historia de la humanidad, he aquí la grandeza de quienes valientemente la han impulsado hoy día, frente a las interpretaciones maliciosas y a las fáciles distorsiones y falsificaciones del oposicionismo disociado, quienes pretenden desvirtuar la maravilla de la obra del Libertador y de su Revolución.


Osado e histórico el Comandante Presidente ESE, Hugo Chávez, quien se atrevió, en buena hora, a desempolvar la olvidada Revolución Bolivariana, para bien de todos los pueblos de América.

Sigamos el lineamiento del Comandante Presidente Chávez, revivamos los lineamientos del Libertador plasmados en su obra, en sus documentos, en la carta de Bucaramanga, en su Discurso de Angostura y en tantos otros hechos poco conocidos de la Revolución Bolivariana. Veamos:

LO QUE NO CUENTA LA HISTORIA

La Bibliografía en torno a Bolívar durante la IV República adolecía de intereses oscuros y mezquinos, complacientes con el Imperio Norteamericano. Esta historiografía tradicional se circunscribía en el marco de un nacionalismo de muy corto alcance, obcecadamente politiquero, que silenciaba, omitía o desconocía el carácter absolutamente Revolucionario de Simón Bolívar, ya que insistía de manera rutinaria y traicionera, en describir casi únicamente la faceta militar del Libertador.

No extraña entonces que en las aulas de clase de la escuela primaria y secundaria y en los libros de historia de la IV República, no se hacía referencia por ejemplo, a la histórica frase escrita por el Libertador, en la carta al coronel Patrick Campbell, encargado de negocios británico ante el gobierno de la Gran Colombia (Guayaquil, 5 de agosto de 1829)

“Los Estados Unidos parecen destinados por la Providencia para plagar la América de miserias a nombre de la Libertad”

Palabra cierta, profecía cumplida. El empeño de Bolívar fue construir el futuro de manera positiva, sus luchas, su quehacer intelectual, el ejemplo de su obra, estuvo dirigido a fundar la libertad política y la democracia, la justicia económica, el igualitarismo social, la unidad jurídica y el progreso cultural. El reparto de tierras a los soldados y a los indígenas del sur, la abolición de la esclavitud y sus privilegios constituyen un capítulo hermoso de la Revolución Bolivariana, ambos temas sublimes, la lucha contra el latifundio y la abolición de privilegios, los que en el Discurso de Angostura llamó Bolívar “los actos mas notables de mi mando, las resoluciones mas importantes del último período”. Capítulo que hoy se resucita con el Gobierno Bolivariano, entre otros, mediante la aplicación de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela.

El programa de la Revolución Bolivariana acometida en su época con hechos concretos, es la magna herencia que legó el Libertador a las futuras generaciones de todos los pueblos de América, para que su idea sea continuada y culminada. La magnitud y originalidad de este movimiento revolucionario es el único que ha procurado armonizar, superar y cuajar una efectiva síntesis de las grandes revoluciones de la historia de la humanidad, y que además supo, con verdadera y pura sapiencia, omitir sus defectos.

La de Inglaterra en el siglo XVII, victoria de la representatividad popular subordinando el absolutismo a la ley, pero conservando la autocracia de la corona.

La de Estados Unidos, independencia, libertad y justicia pero coexistiendo con la esclavitud; democracia egoísta, corroída por odios étnicos, indiferente a lo que no sea su propio interés.

La de Francia, libertad y garantías para el ciudadano del continente europeo, perfecciones doctrinales en un ambiente de horror; pero para la flamante República de la “liberté, egalité et fraternité”, las mismas colonias del “ancien regime”, cero independencia.

La de Haití, primicia mundial en abolir la esclavitud; vindicta y liquidación de cuentas ancestrales, justificada en su vehemencia, que se atasca en el aislamiento racial.

Pero Bolívar no se quedó solo allí, él supo adelantarse a la época en cuanto a las reivindicaciones materiales de los oprimidos, a movimientos transcendentales para lograr cambios económicos de justicia material, a la libertad como la cúspide irrenunciable de su proyecto revolucionario. Aun mas, Bolívar buscó todo el tiempo de su existencia que su Revolución fuera total de paz: “sin sangre, sin odio, con amor, fue un hecho que cuando la Providencia justa le presentó la oportunidad de romper las cadenas, lejos de pensar en la venganza, invita a sus propios enemigos a compartir sus dones y su asilo”.

Para el idealismo –otro primordial ingrediente bolivariano- de formar en América “la más grande nación del mundo, menos por su extensión y riquezas que por su libertad y gloria”, patria inmensa donde se realizaran al unísono la libertad con la igualdad, la justicia, la unidad y el progreso moral, Bolívar es imán de voluntades constructivas, hombre de convergencia. A su “causa común” de unión solidaria, él atrae entre muchas mas, personalidades como los mexicanos Miguel Santana Maria y Fray Servando Osejo, el panameño José Domingo Espinar, el cubano Rafael de las Heras, los curazoleños Luis Brion y Manuel Piar, el haitiano Petion, el dominicano Núñez de Cáceres, el guatemalteco Molina, los colombianos Nariño, Santander, Torres, los Mosquera, el ecuatoriano Olmedo, los peruanos Sánchez Carrión, Unanue, Gamarra, Vidaurre, el boliviano Santa cruz, el chileno O’Higgins, los argentinos José de San Martín, Pueyrredón, Monteagudo, Alvear, el paraguayo José Félix Bogado, los Brasileños José Ignacio de Abreu e Lima y Emiliano Mundrucú y los venezolanos Francisco de Miranda, Simón Rodríguez, Antonio José de Sucre, Andrés Bello, Rafael Urdaneta, Pedro Gual, German Roscio y José Antonio Páez.

Convencidos estamos los Bolivarianos de hoy que “Bolívar no necesita leyendas ni oropeles estilísticos. No pueden negarse sus debilidades, sus errores ni contradicciones. Pasar por alto sus faltas implicaría disminuir su grandeza, fosilizar su carácter, pero también reivindicamos su carácter de hombre completo y sólido, líder cabal, de claro y diáfano pensamiento, con obra efectiva para la posteridad”.

“Bolívar vivió en términos de un hemisferio íntegro, mientras que otros hombres de la Revolución miraban sólo dentro de su horizonte limitado: su provincia o su país, su interés particular”. Bien delineado queda el drama del contraste entre el Libertador y los caudillos que aniquilan su obra y se reparten los despojos: Santander, Páez, Flores estuvieron más cerca del mundo concreto, de la realidad reinante, de las lisonjas del Imperio y de la Oligarquía, que de la grandeza de la Revolución de Simón Bolívar”.

Para terminar, bien cabría el aforismo de Mannheim: “El antídoto contra una mala doctrina es una doctrina mejor y no una inteligencia neutralizada”. Ó la afirmación de J. L. Salcedo-Bastardo: “ Bolívar pertenece más al futuro que al instante de su específica circunstancia, esa es la clave de su fracaso relativo”.

Fracaso relativo que hoy estamos dispuestos a revertir, vigencia que la Revolución Bolivariana de hoy está empeñada en impulsar, mediante la aplicación plena del ideario del Libertador y la instauración eficaz del Socialismo del Siglo XXI. Tarea extraordinaria y titánica, que hoy lidera el Comandante Presidente Hugo Chávez Frías y que el Pueblo Soberano de todas las Américas, consciente ya de su grandeza y de su responsabilidad, no está dispuesto a dejarse quitar.

¡El 7 de Octubre de 2012 lo demostraremos! 

¡ALERTA, ALERTA......,ALERTA QUE CAMINA LA ESPADA DE BOLÍVAR POR LA AMÉRICA LATINA!

(*) Trabajador Jubilado del MPPCTI

marcanoomarj@gmail.com   pueblopatriota@yahoo.com   @pueblopatriota

Imprimir artículo

sábado, 21 de julio de 2012

Por qué el Chip anticontrabando?
Lo que no se dice del contrabando de combustible en la frontera
Omar Marcano (*)

El próximo 21 de agosto se cumple el cuarto año del convenio que estipula la exportación en la zona fronteriza con Colombia de 4 millones 500 mil galones de combustible mensuales (2,5 millones de galones salen por Táchira y 2 millones por Zulia), un galón es igual a 3,78 litros.

El convenio suscrito entre los dos gobiernos, además de favorecer la economía y al pueblo colombiano, busca frenar el contrabando en la frontera, pero la contraparte colombiana jamás cumplió el trato en ningún aspecto, por ello la decisión del Gobierno Bolivariano de instalar el Chip controlador del suministro de gasolina.

Por la frontera transitan unos 14 mil vehículos diarios, de los cuales, 70% se dedica al contrabando de gasolina, la contraprestación del acuerdo consiste en atacar el grave problema del contrabando y de la venta de gasolina en pimpinas por carretera y caminos verdes de la frontera con Colombia la cual nunca retiró los pimpineros de las calles y trochas, y por ello nada se solucionó. La pimpina (entre 20 y 24 litros) se ofrece en 30 mil pesos, es decir, BsF 100, en cambio, el litro de gasolina de 91 octanos que venden las bombas pertenecientes al Servicio de Abastecimiento Fronterizo de Combustible, Safec, surtidas por el Menpet, está en BsF 1.

Aparte de todo, el combustible barato tampoco se reflejó en beneficios sociales pues los empresarios del transporte nunca trasladaron una tarifa económica y por el contrario se dedicaron a llenar los bolsillos con gasolina de muy bajo precio. Actualmente el galón de combustible en Colombia tiene un precio de Bs.F 25 , pero el trasladado con subsidio desde Venezuela y vendido en la frontera colombiana roza los Bs.F11,60, es decir, el valor es sensiblemente menor.

Colombia nunca cumplió debido a la falta de compromiso serio del gobierno colombiano, lo cual se tradujo en una ausencia total de control de los organismos de seguridad colombianos para disminuir ese contrabando, por lo que jamás se vio acción alguna. A esto se añade que los máximos jefes del contrabando de combustible son los paramilitares colombianos, quienes controlan el negocio en plena frontera, cobrando peaje a los caleteros que llevan las pimpinas.

La fuga ilegal de derivados del petróleo ha persistido y ha crecido porque las cisternas ilegales se unieron a las legales previstas en el convenio, a tal punto que ya se manejan cantidades que se acercan a los 40 millones de litros de gasolina, constituyéndose en un desangre fiscal para el Estado venezolano, ésto explica la instalación del Chip anticontrabado para controlar el suministro de este vital combustible.

Está claro que ni el pueblo zuliano ni tachirense jamás apoyarían semejante exabrupto, que ampara la extracción ilegal de la gasolina, de allí el llamado del Comandante Presidente Hugo Chávez al gobernador del Estado Zulia, y obviamente también al gobernador tachirense quienes parecen estar muy mal informados, convirtiéndose en cómplices del contrabando, ya sean inocentes o no!  
Por una Patria Socialista y e Independiente...Viviremos y Venceremos!

(*) Trabajador jubilado del MPPCTI

Imprimir artículo

sábado, 7 de julio de 2012

Capriles Ignorante jamás ha leido el histórico
Discurso de Angostura: Bolívar el primer Socialista de América

Las recientes declaraciones de Capriles Radonski en las que afirma disponerse a "rescatar a un Bolívar sin Ideología" demuestra una vez más la ignorancia de este oscuro personaje quién, obviamente, jamás ha leido el histórico Discurso de Angostura (15.02.1819), el cual inmortalizó a Simón Bolívar como un gran estadista socialista.

 En tal sentido, me permito reeditar el articulo escrito por el suscrito en enero de 2009 y publicado en las páginas centrales del Diario Vea y otros foros de Internet, mediante el cual introduje la idea sobre Bolívar Socialista. El mismo generó mucha polémica ya que para el momento de Angostura Marx apenas tendria poco menos de un año de nacido (nació en 1818), pero al igual que en ese entonces solo me atrevo a sugerir que la obra de Bolívar es y seguirá siendo socialista, sin afirmar que Marx fue influido por el Libertador. Lean, saquen sus propias conclusiones y que sean los hechos históricos los que desmientan a Capriles Radonski:

por Omar Marcano (*)

Bolívar partió en una flechera desde el Apure para encontrarse con los delegados que deberían llegar a Angostura. Lentamente, la embarcación se deslizó río abajo. El calor era intolerable. Enjambres de pájaros surgían de la jungla y cruzaban el cielo como nubes.....Bolívar no se daba cuenta de lo que pasaba a su alrededor. Meciéndose en su hamaca o caminando por la margen del río cuando lo botes se detenían para que descansase la tripulación, pensaba en la futura Constitución. Con una mano en el cuello de su uniforme y la otra en su barbilla, dictaba a su secretario el discurso más importante de su vida...(O`Leary:Memorias, Vol. I, Pag. 492).

Al despuntar el alba del 15 de febrero de 1819, una salva anunciaba la instalación del Congreso de Venezuela... A las diez y media de la mañana, los veintiséis diputados presentes se reunieron en el salón del Palacio, para esperar la llegada del Jefe Supremo, Simón Bolívar el Libertador…

El proyecto de Constitución, sólo en su introducción consta de más de cinco mil palabras que describen la originalidad de su obra... En su alocución introductoria, Bolívar se dirigió a los presentes:
“Dichoso el ciudadano que bajo el escudo de las armas de su mando, ha convocado a la Soberanía Nacional para que ejerza su voluntad absoluta”

Bolívar propone un sistema de gobierno participativo sustentado en la “Soberanía del Pueblo”, en remembranza a la democracia idealizada por los griegos y desarrollada por Aristóteles hacia el 366 antes de Cristo... Bolívar sustentó en las virtudes y la educación las únicas bases sólidas de la República:
“Moral y luces son nuestras primeras necesidades... Las naciones marchan hacia el término de su grandeza, con el mismo paso que camina la educación”

Bolívar no sólo amplió la participación popular, sino que sorprende a todos los presentes con ideas nuevas e innovadoras, al delegar en los ciudadanos el gobierno popular a través del Poder Moral, no aprobado en aquel entonces pero instituido casi dos siglos después con la asunción al poder de Hugo Chávez, y el Poder Electoral:
“Poco importa la organización política, con tal que la civil sea perfecta”

En cuanto al tipo de gobierno que requería la República, Bolívar nuevamente sorprende a todos los presentes, con un articulado cuya originalidad se proyectaría en el tiempo:
“Dignaos conceder a Venezuela un gobierno eminentemente popular, eminentemente justo, eminentemente moral, que encadene la opresión, la anarquía y la culpa. Un gobierno que haga reinar la inocencia, la humanidad y la paz. Un gobierno que haga triunfar, bajo el imperio de leyes inexorables: la igualdad y la libertad”

Al referirse al estilo de gobierno que tendría la nueva República, nuevamente sorprendió en conocimientos y originalidad, dictando cátedra en derecho constitucional, sustentado en un gobierno de ondas raíces sociales, el cual es sin duda la declaración de un gobierno socialista bolivariano:
“El Sistema de Gobierno más perfecto, es aquel que produce la mayor suma de felicidad posible, la mayor suma de seguridad social y la mayor suma de estabilidad política”

Bolívar idealizó un sistema de gobierno sustentado en la soberanía el pueblo… No obstante su firme convicción, de que una buena Constitución era el primer paso para lograr la estabilidad social del país, siempre reflexionaba sobre la importancia del Poder Judicial para garantizar la estabilidad social y política:
“La verdadera Constitución está en los Códigos Civiles y Criminales. La más temible tiranía, la ejercen los tribunales por el tremendo instrumento de las Leyes. De ordinario el Ejecutivo no es más que el depositario de la cosa pública, pero los tribunales, son los árbitros de la cosa propia y de las cosas de los individuos”

En lo social, Bolívar creó toda una legislación orientada a reconstruir la patria americana. No sólo conceptualizó al socialismo, también lo practicó. El reparto de tierras a los soldados y a los indígenas del sur, la abolición de la esclavitud y sus privilegios constituyen un capítulo hermoso de la Revolución Bolivariana. La lucha contra el latifundio y la abolición de privilegios ambos temas sublimes:
" Yo no os hablaría de los actos más notables de mi mando, si éstos no incumbiesen a la mayoría de los venezolanos....Hombres que se han desprendido de todos los goces, de todos los bienes que antes poseían, como el producto de su virtud y talentos, hombres que han experimentado cuanto es cruel en una guerra horrorosa, padeciendo las privaciones más dolorosas y los tormentos más acerbos; hombres tan beneméritos de la patria, han debido llamar la atención del Gobierno. En consecuencia he mandado recompensarlos con los bienes de la nación...."
“Que se recojan los niños pobres de ambos sexos y los ancianos. Que sean llevados a casas cómodas y aseadas con piezas destinadas a talleres y se les dará ocupación a los padres de esos niños recogidos”

El campo legislativo fue uno de los temas de mayor preocupación para Bolívar:
“Malos legisladores nos conducen a la anarquía, después a la tiranía y siempre a la ruina. Jamás un Congreso ha salvado una República, por la dificultad que hay para componer un buen Congreso. Los hombres de mérito no van a él porque los caminos son horribles y las distancias inmensas. Solamente los majaderos e intrigantes se encargan de la representación popular. Para formar un legislador, se necesita de educarlo en una escuela de moral, de justicia y de leyes”

Bolívar se esmeró en crear un método práctico que le garantizara al pueblo elegir buenos representantes; para ello dictó importantes reglamentos de elección popular:
“El pueblo presenta los candidatos y el legislativo escoge los individuos que han de componer los tribunales. Si el Poder Judicial, no emana de este origen, imposible que conserve en toda su pureza la salvaguardia de los derechos individuales. Estos derechos son los que constituyen la libertad, la igualdad, la seguridad”

La educación constituyó las bases fundamentales para construir la República... Bolívar dictó más de 50 decretos orientados a fomentar la educación. Hizo que las universidades fueran populares, y mantuvieran la autonomía que han disfrutado por todos estos años. Diseñó las unidades educativas y estableció las bases de la educación:
“El primer deber del gobierno es dar educación al pueblo. La educación popular debe ser cuidado primogénito del Congreso. Un pueblo ignorante es instrumento de su propia destrucción”

Bolívar no fue un soñador... Fue un hombre con una visión inconmensurable para develar el destino americano; como bien escribió Alberti: “Nadie menos que Bolívar puede ser tratado de utopista, por la razón de ser el hombre que más hechos positivos ha dejado en América”

(*) Trabajador jubilado del MPPCTII, Militante del PSUV, Ingeniero Eléctrico (USB, 1976)

marcanoomarj@gmail.com   pueblopatriota@yahoo.com   http://twitter.com/pueblopatriota


Imprimir artículo