"VENEZUELA SE RESPETA"

jueves, 3 de enero de 2013

Apuntes en 5 Tiempos: Disociación psicótica



Por: Frente de Comunicadores Revolucionarios SXXI / Apuntes en 5 Tiempos
“Se trata de una categoría sociológica que le aporta una cualidad o una atribución a un fenómeno colectivo. Es el arma ideológica de la contrarrevolución porque atenta con la conducta diaria del individuo. La persona disociada se torna agresiva, irreflexiva, intolerante, aislada. (Subrayado nuestro). Los medios colocan a la persona entre la realidad y la fantasía. Y la persona se obsesiona con la fantasía y no con la realidad. Se genera un prejuicio cognitivo o una distorsión cognitiva. Se percibe una realidad distorsionada que se genera por el lenguaje simbólico de los medios. Esa simbología se transforma en un fenómeno colectivo y ese fenómeno se convierte en ideas y finalmente en estereotipos y arquetipos. Es un juego que consiste en hacer ver la opinión interesada de los medios como si fuese la opinión pública”. Erick Rodríguez (2009)


“La disociación psicótica” parece ser un neologismo, es decir, un término nuevo, acuñado en Venezuela, el cual denota una psicosis de confusión mental y social, entre lo que es mentira y lo que es realidad. Se refiere a que las campañas políticas, o de cualquier otra índole, transmitidas por los canales comerciales, como ocurrió durante el golpe,el paro y la que existe ahora contra el CNE, que consiste en la promoción de calumnias y mentiras, repetidas y maquilladas, influyen sobre el televidente de forma tal, que aunque éste observe la realidad en otro canal, en la calle, o que alguien se lo señale, no puede distinguir ni creer la verdad”. Edelmira García La Rosa (2005)

La disociación psicótica es un proceso de manejo de códigos psicológicos donde se crea en el subconsciente del individuo una realidad ficticia en la que “todos” los males, y por ende “todo” lo negativo que le sucede, proviene de una sola causa o de una sola persona. Establecido el patrón mental en el subconsciente del individuo, éste llega a un estadio que le induce a creer que eliminando la causa de los males que le aquejan, habrá de alcanzar la felicidad absoluta. Al estar dirigida a un colectivo, la campaña requiere que el mensaje sea, además de asimilado, retransmitido a otros individuos pertenecientes a dicho colectivo. Para ese fin la oposición ha contado con el respaldo de los medios de comunicación social, los que de manera sistemática y reiterada han hecho llegar el mensaje al receptor.

Se trata pues de una patología psiquiátrica creada, la que requiere de permanentes estímulos.Por eso la oposición no deja de aplicar diariamente estímulos a esos códigos psicológicos y con el concurso de los medios acentúa la campaña para reafirmar en su convencimiento al individuo que la ha desarrollado, buscando además que el mensaje penetre en otros individuos, por lo general con gran fragilidad psicológica, que emocionalmente (están insertos en un grupo que los coacciona) estén dispuestos a recibirlo y a procesarlo, por lo que cada vez más ese tipo de patología se desarrolla en otros venezolanos.

Uno de los síntomas inequívocos de la disociación es que la persona, una vez desarrollada la patología, no puede pasarse del estímulo. Siendo los medios el instrumento fundamental de esa campaña, la persona en fase de “disociación psicótica” no podrá, por ejemplo, dejar de ver Globovisión (el impulso emisor), canal que habrá de sintonizar de manera compulsiva, porque de no hacerlo se le habrán de presentar síntomas de ansiedad similares al síndrome de abstinencia. El individuo que está disociado, al igual que sucede con los drogadictos y alcohólicos, no habrá de reconocer que está inmerso en un problema, por lo que afirmará una y otra vez estar libre de cualquier patología. En Venezuela, esto ha llegado a ser ya un serio problema de salud pública. (Tomado de: La disociación psicótica. Question año I, N°5. Noviembre 2002)
 


Imprimir artículo