"VENEZUELA SE RESPETA"

sábado, 2 de marzo de 2013

Apuntes en 5 Tiempos: Pacto de Punto Fijo (incluye documentales)



Por: Frente de Comunicadores Revolucionarios SXXI /Apuntes en 5 TIempos
“Quienes intervenimos en el gran movimiento de la Junta Patriótica, creíamos de buena fe, sinceramente, que con el derrocamiento del tirano y el retorno a la patria de todos sus hijos perseguidos, podría lograrse un entendimiento general, unitario, venezolanista, que trabajara por el engrandecimiento del país, por la dignidad de los venezolanos, por la indepedencia misma de la nación. Esta ilusión de jóvenes ingenuos, de políticos sin malicia, todos de buena fe y buena voluntad, se derrumbó bajo el peso del egoísmo y las ambiciones de otros. El 23 de enero, lo confieso a manera de autocrítica creadora, nada ocurrió en Venezuela, a no ser el simple cambio de unos hombres por otros al frente de los destinos públicos. Nada se hizo para erradicar los privilegios ni las injusticias”. Fabricio Ojeda Tomado de: Testimonios del terror. Lino Andreoti (2008)


“En este siglo, durante la última década de gobierno del General Gómez, fue incubándose un modelo político al que perfectamente pudiéramos llamar ‘el modelo adeco’, fundamentado especialmente en la explotación petrolera (en 1926 ya el petróleo había desplazado al café como el primer producto de exportación), en el populismo y en el autoritarismo.  El ‘modelo adeco’ irrumpió el 18 de octubre de 1945; echó sus bases en el Trienio 45-48, para ser desplazado durante una década y reaparecer en 1958 a la caída del gobierno del General Marcos Pérez Jiménez. Ahora sí había venido para quedarse. Desde entonces el nefasto modelo pisó acelerador al proceso de sustitución de importaciones, profundizando el rentismo petrolero y la dependencia, sobre un pacto político cupular-partidista al que se conoce como ‘Pacto de Punto Fijo’, reforzado desde ese momento por el calderismo copeyano, cómplice, a pesar de su papel de actor de reparto, en el festín”. Hugo Chávez (2007)

Venezuela viene de una crisis histórica muy profunda, del quiebre de un modelo, el llamado “Pacto de Punto Fijo” entre dos partidos, AD y Copei, que se repartieron el poder durante casi medio siglo después de la caída de la última dictadura militar. Eso llegó a su fin y explotó en varias rebeliones con mucha violencia. El pacto de Punto fijo fue un acuerdo firmado, en el año 1958, entre los principales líderes de Acción Democrática, COPEI y Unión Republicana Democrática. En esta alianza los partidos integrantes se comprometían a darle una gran importancia al debate electoral y a respetar y defender el resultado de las elecciones. Pero en el año de 1960, luego de luchas internas, acusaciones y crisis políticas, URD rompe definitivamente la alianza. Sin embargo, AD y COPEI continuaron con el pacto, formalmente, hasta 1969. A pesar de esta aparente ruptura, estos dos partidos políticos se repartieron los periodos gubernamentales, en Venezuela, durante treinta años, hasta la llegada a la presidencia de Hugo Chávez Frías.

Con el Pacto de Punto Fijo comenzó la política de “aislar y segregar a los comunistas”. Fue la ruptura con la línea de “unidad nacional” pregonada como salida institucional a fin de asegurar la vida democrática después de la dictadura de Pérez Jiménez. El “Pacto de Punto Fijo” se convirtió entonces en el principal instrumento de ejercicio del poder por parte de los intereses norteamericanos, de los grandes empresarios y de los viejos partidos. Fue el instrumento para arrebatarle la soberanía al pueblo, para crear un sistema de complicidad en la administración pública, para repartirse el botín, para el ejercicio monopolista y excluyente de todas las instancias del Estado.

El Pacto de Punto Fijo buscaba “apagar” el espíritu y la llama revolucionaria del 23 de enero. Fue la ruptura con la línea de “unidad nacional” pregonada como salida institucional a fin de asegurar la vida democrática después de la dictadura de Pérez Jiménez.
 





Imprimir artículo