"EL ESEQUIBO ES DE VENEZUELA"

jueves, 14 de marzo de 2013

El Comando ”bolivita”


Por Gloria Guilarte
Nuestro Comandante Presidente siempre le dio sentido a la acción política. Significado y significante estaban para él, inscritos en el orden simbólico. Denominó la campaña del revocatorio “Batalla de Santa Inés” para significar que la lucha era de guerra a muerte contra los oligarcas. Al comando de campaña lo llamó Comando Maisanta y los versos de Florentino y El Diablo estuvieron acompañando los movimientos tácticos del pueblo organizado junto a su líder, quien supo combinar elementos históricos, patrióticos y sobre todo simbólicos, en la encarnizada lucha electoral que dio una victoria indiscutible a las fuerzas revolucionarias. Para Chávez y El Pueblo ellos eran el comando del Diablo.

En la cita electoral del 2012,  el comandante Chávez decidió que lo que iba a librarse era una nueva Batalla de Carabobo para defender nuestra definitiva independencia. Sus esfuerzos estuvieron dirigidos a emular al Bolívar estratega, quien con eficacia logró organizar las fuerzas patrióticas para sellar la independencia en las sábanas de Carabobo. Para el Comandante Chávez y su Pueblo, ellos eran el comando realista del General Miguel de la Torre.

 

La siembra del Comandante Chávez nos debe indicar que Carabobo no ha concluido. Hay que contender hasta lograr liquidar la resistencia y el avance de la anti-patria. El Himno de los Bravos de Apure que nos entonó a todos y todas el Comandante Chávez el pasado diciembre, en su última intervención pública, fue otro mensaje encriptado que nos legó el Presidente.

Ayer nos sorprendió la noticia de que la mesa de la ultraderecha, en su falaz intento de parecerse al Comandante Chávez, le asignó el nombre de Bolívar a su estrategia de campaña.

Pero ¿cuál Bolívar? ¿el Simón Bolívar del Congreso Anfictiónico de Panamá? ¿El del Decreto de Guerra a Muerte? ¿El del Paso de los Andes?

No,  yo estoy convencida que es el bolívar de Barré, el que yace atrapado en los bustos y mármoles. El que fabricaron para adormecer conciencias y acallar toda insurgencia. El bolívar del signo monetario. El dinero mal habido que es combustible que mueve la maquinaria feroz de la guerra mediática. El que canjean por “las lechugas verdes” que reciben de sus financistas. El ejemplo lo vimos en el video de Juan Carlos Caldera o en la conversación telefónica del Viejo Henrique Capriles Padre. Para ellos, realista viene de real, 2 reales son un bolívar y como en los 2 últimos eventos electorales se quedaron en la lona,  con la campaña lo que van es a recoger fondos para sobrevivir 6 años más. Por eso son el “comando bolivita”

Simón Bolívar, El Libertador de 5 naciones está junto a Chávez y su pueblo, comandando la retirada definitiva de los realistas que más nunca volverán.   


Imprimir artículo