"VENEZUELA SE RESPETA"

viernes, 24 de mayo de 2013

Apuntes en 5 Tiempos: Desarrollo Revolucionario


Por: Frente de Comunicadores Revolucionarios SXXI
“Desarrollo, es principalmente, la atención al ser humano, que ha de ser el protagonista y el fin de cualquier esfuerzo por el desarrollo”. Fidel Castro (1979)

Según Carlos Tablada, Che no creía que el desarrollo económico fuera un fin en sí mismo: el desarrollo de una sociedad tiene sentido si sirve para transformar al hombre, si le multiplica la capacidad creadora, si lo lanza más allá del egoísmo. El tránsito hacia el reino de la libertad es un viaje del yo al nosotros. Y este viaje no puede realizarlo el socialismo con “las armas melladas que nos legara el capitalismo”.

En su definición clásica, el desarrollo abarca la transformación de aspectos inseparables como la demografía, la producción, las técnicas, los conocimientos, la productividad del trabajo, las relaciones sociales, las instituciones, los valores y la cultura. No se reduce, pues, a la simple relación entre los dos primeros la demografía y la producción. Los supera porque remite a una idea de “estar mejor”, mucho más allá del “tener más” permitido por el aumento de la producción por habitante.

Frente al tema relacionado con los diferentes tipos de desarrollo, el desarrollo de la libre empresa y el desarrollo revolucionario, Che afirmaba que en el desarrollo de la libre empresa, la riqueza se concentra en las manos de los afortunados, de los amigos del gobierno, de los más hábiles en la triquiñuela; en el otro, en el desarrollo revolucionario, la riqueza es patrimonio del pueblo. “Esas son las 2 diferencias fundamentales que se van marcando entre los caminos a seguir: el camino de la libre empresa por un lado y el camino revolucionario por el otro. Nosotros, con el pueblo de Cuba, hemos elegido el camino revolucionario. Nuestras empresas son aquellas que dijera una vez Fidel: “Pueblo Company. S.A.” Che Guevara
 
En su definición clásica, el desarrollo abarca la transformación de aspectos inseparables como la demografía, la producción, las técnicas, los conocimientos, la productividad del trabajo, las relaciones sociales, las instituciones, los valores y la cultura. No se reduce, pues, a la simple relación entre los dos primeros la demografía y la producción. Los supera porque remite a una idea de “estar mejor”, mucho más allá del “tener más” permitido por el aumento de la producción por habitante.

Reflexión necesaria:

El desarrollo se define en torno a la satisfacción de las necesidades esenciales de todos los seres humanos, el respeto por sus derechos y libertades, la utilización razonable de los recursos naturales, la prevención de los bienes comunes fuera de toda privatización y mercantilización, el reparto equitativo de las riquezas y la socialización del acceso a la educación, la cultura, la salud, la jubilación, el agua, la energía, etc.
 

Imprimir artículo