"EL ESEQUIBO ES DE VENEZUELA"

viernes, 31 de mayo de 2013

Apuntes en 5 Tiempos: Explotación

Por: Frente de Comunicadores Revolucionarios SXXI
El concepto de explotación apunta a dar cuenta de las situaciones donde los trabajadores son expoliados de una parte del fruto de su trabajo por las clases dominantes. La retención de un “excedente social”, es decir, del excedente de la producción con respecto a las necesidades de supervivencia de los trabajadores, ha adoptado diversas formas a lo largo de la historia: en especies o trabajo, como en la esclavitud o la servidumbre, o incluso de forma monetaria, mediante el impuesto forzado, cuando se desarrollaron las relaciones comerciales.

Pero el concepto recibió una formalización elaborada después de que el capitalismo pusiera en marcha su dinámica de acumulación. Marx propuso caracterizar la relación social impuesta por el capitalismo a partir de la explotación. La clase capitalista, propietaria de los medios de producción, compra la fuerza de trabajo manual e intelectual de los proletarios asalariados-y no el trabajo ni el producto de su trabajo-, les pagan un salario que apenas cubre sus necesidades y se apropia de la diferencia con el valor creado por los trabajadores. Esa diferencia, llamada “plusvalía”, constituye la fuente de la ganancia monetaria que amplía constantemente la acumulación del capital. El concepto de plusvalía, negado por el pensamiento liberal, se basa en la distinción fundamental entre el trabajo (que designa el acto intelectual y manual con el fin de producir) y la fuerza de trabajo (que designa esa suerte de mercancía particular comprada por el capital puesto que produce más valor de lo que cuesta).


Según Marx, la ganancia puede acrecentarse mediante el aumento de la “plusvalía absoluta”, es decir, por el aumento de la duración del trabajo por un mismo salario o por una reducción del salario para una misma duración del trabajo. Eso fue lo que ocurrió durante una gran parte del siglo XIX y esa práctica está regresando con la precarización que acompaña las políticas neoliberales. La ganancia puede acrecentarse, también, mediante el aumento de la “plusvalía relativa”, es decir, el aumento de la productividad del trabajo para reducir el valor de los bienes de consumo comprados por los asalariados. Esa fue la regla durante el período de regulación fordista después de la Segunda Guerra Mundial.

Attac (2008). Primer Diccionario Altermundista. Buenos Aires, Argentina. Capital Intelectual. S.A.

Reflexión necesaria:

La noción de explotación también se aplica para analizar la situación de intercambio desigual nacida de la participación de los países de bajos salarios en el mercado mundial, que implica un precio único que desvaloriza los productos del trabajo realizado en esos países. Algunos aún la utilizan para caracterizar a los productores que se encuentran en una situación de dependencia con respecto a ciertos monopolios que controlan ya sea los precios, ya sea la distribución de los productos.


Cuando se trata de la explotación de los recursos naturales, se emplea una noción muy diferente, pues no se trata de señalar una diferencia de valor creado y apropiado. Se trata de indicar el grado de utilización, o incluso el exceso de utilización-“sobreexplotación”-que conduce al enrarecimiento de los recursos. Estos constituyen una riqueza, pero no crean en sí mismos ningún valor económico. Su degradación irremediable y, a fortiori, su desaparición provocaría, en cambio, la decadencia de la actividad humana. 
Imprimir artículo