"VENEZUELA SE RESPETA"

viernes, 7 de junio de 2013

Apuntes en 5 Tiempos: Guerra de guerrillas

Por: Frente de Comunicadores Revolucionarios SXXI
“La guerrilla es la vanguardia combativa del pueblo, situada en un lugar determinado de algún territorio dado, armada, dispuesta a desarrollar una serie de acciones bélicas tendientes al único fin estratégico posible: la toma del poder. Está apoyada por las masas campesinas y obreras de la zona y de todo el territorio de que se trate. Sin esas premisas no se puede admitir la guerra de guerrillas”. Che Guevara (1960/61)

Antiquísimo y universal método de lucha de los grupos o pueblos débiles, contra otros más fuertes. Intuitivamente ha sido el método de lucha preferido por los pueblos y naciones invadidos por potencias extranjeras, en sus procesos de liberación nacional.

En nuestro continente practicaron la guerra de guerrillas los nativos contra la invasión española, también los patriotas en diferentes etapas de resistencia y durante la lucha de la independencia, mediante el hostigamiento, la emboscada, el ataque sorpresivo, el sabotaje y otros recursos militares específicos de la guerrilla. La guerra de guerrillas ha dejado de ser un método intuitivo o improvisado para convertirse en parte de la guerra popular, seriamente estudiado y analizado.


La guerra de guerrillas puede ser adoptada como táctica principal dentro de la guerra popular, a partir de la cual se puede construir el ejército popular e ir ganando triunfos políticos parciales.


La década del 60 fue pródiga en manifestaciones de una gran rebelión universal. Un vasto movimiento convulsivo sacudió las bases del orden existente. Hubo expresiones y hechos en la búsqueda de la utopía libertaria. En todos los confines del planeta sonó con fuerza la expresión concreta de una rebelión con mucha creatividad: la guerrilla en América Latina, la rebelión de los negros en Estados Unidos y el Caribe, la irrupción juvenil en el escenario Europeo que a partir del mayo francés se extendió por el mundo entero, la revolución cultural china, la primavera de Praga. Vistos globalmente, estos acontecimientos representan de por sí un durísimo cuestionamiento de las formas de dominación y llevaban en sí el propósito del cambio social, económico, cultural y moral para la revalorización del hombre. Es en ese sentido que interpretamos el llamado del Che a la conquista del “Hombre Nuevo”. Ese gran sueño que recorrió entonces campos y ciudades, fábricas y universidades fue aplastado, pero señaló nuevas formas de lucha.
Imprimir artículo