"EL ESEQUIBO ES DE VENEZUELA"

sábado, 15 de junio de 2013

Apuntes en 5 Tiempos: Ley del Valor

Por: Frente de Comunicadores Revolucionarios SXXI
“La base de la economía política marxista es la teoría del valor: el regulador básico del capitalismo. Esta maravillosa y profunda ley que Marx descubrió determina los precios y el reparto de capital a los distintos sectores de la economía. Así que, a pesar de su naturaleza anárquica, el capitalismo posee un mecanismo que le permite funcionar. Lleva funcionando aproximadamente 200 años, sin un plan, sin proyecto histórico y con poca o ninguna intervención humana consciente. Por supuesto, el funcionamiento de la economía capitalista es muy complicado. Hay leyes separadas que rigen las distintas esferas de la economía capitalista: salarios, precio, tierra, renta, benficio, interés, crédito, banca y la bolsa, la especulación, el comercio internacional, etc. Pero, en última instancia, el regulador básico de la economía capitalista es la ley del valor.


“Aunque los grandes economistas clásicos, como David Ricardo, se basaron en la ley del valor, fue Marx quién clarificó la teoría y descubrió el carácter dual de la fuerza de trabajo y, de esta manera, el verdadero secreto de la economía capitalista. Toda la plusvalía surge del trabajo de la clase obrera. La clase obrera vende su fuerza de trabajo por todo su valor, y no obstante es capaz de crear nuevos valores mayores que el suyo propio. Por lo tanto, el capitalismo se debe comprender no por el intercambio de tiempos de trabajo equivalentes, sino por la apropiación capitalista de la plusvalía. La lucha de clases no es otra cosa que la lucha por la plusvalía. ‘El aumento del salario’, afirma Marx, ‘disminuye la plusvalía, mientras que la prolongación de la jornada de trabajo y el incremento de la intensidad del trabajo la aumentan´. (Carlos Marx, El Capital. Vol.3. Cap. III. Relación entre la cuota de ganancia y la cuota de plusvalía. Madrid. Editorial Akal. 1978. p. 64)”. Alan Woods (2008)

Reflexión necesaria:

Lo que Marx nombraba ley del valor no era otra cosa que la explicación teórica del modo en que se establece el equilibrio entre las distintas fuerzas económicas en la sociedad capitalista. Estas son, a saber, el número en que se producen las mercancías; la medida en que se intercambian éstas, y la proporción en que se reparte la fuerza de trabajo entre los distintos sectores de la economía, así como la asignación de los recursos entre estos sectores.

Es en esta dirección que cobra claridad el objetivo del concepto de valor en Marx. Este concepto nos permite apropiarnos de la estructura del régimen capitalista y del movimiento interno de dicha estructura que el sistema esconde a las miradas de los hombres.

“Ahora bien, es indudable que la economía política ha analizado, aunque de manera incompleta, el valor y la magnitud del valor y descubierto el contenido oculto en esas formas. Sólo que nunca llegó siquiera a plantear la pregunta de por qué ese contenido adopta dicha forma; de por qué, pues, el trabajo se presenta en el valor, de a qué se debe que la medida del trabajo conforme a su duración se represente en la magnitud del valor alcanzada por el producto del trabajo. A formas que llevan escrita en la frente su pertenencia a una formación social donde el proceso de producción domina al hombre, en vez de dominar el hombre a ese proceso”. Carlos Marx (Fragmento de El Capital)
I

El postulado de la ley del valor reside en que los precios de las mercancías corresponden a la inversión del trabajo socialmente necesario. La ley del valor impulsa a las empresas a lograr que sus costos individuales de producción de una determinada mercancía no sean elevados, sino, dentro de lo posible, inferiores al costo socialmente necesario. Si el costo individual de una empresa excede del costo socialmente necesario, por el que se determinan los precios, esta empresa no podrá cubrir íntegramente sus costos y operará con pérdidas. Las empresas en que los costos individuales coincidan con los costos socialmente necesarios o sean infreriores a ellos, se halarán en situación más ventajosas, asegurarán la rentabilidad de la producción.

“En el caso nuestro, frente a la carencia de mercancías se hubiera producido inmediatamente un proceso de aumento en los precios en el mercado y se hubiera nivelado nuevamente la relación de oferta-demanda. Pero establecimos rígidas congelaciones de precios, manteniendo un sistema de racionamiento en el cual el valor real de las mercancías no se puede expresar a través del mercado, el que tiene ahora distintas características. Aunque el racionamiento es una situación transitoria, con el correr de los años, la economía planificada dentro de los límites de un país va separando sus propias realidades de las realidades del mundo exterior. En el intrincado proceso de producción y distribución de los productos, intervienen materias primas y gastos de todo tipo, que van determinando un precio. Cuando todos los productos actúan de acuerdo con precios que tienen una cierta relación interna entre sí, distinta a la relación de esos productos en el mercado capitalista se va creando una nueva relación de precios que no tiene parangón con la mundial. ¿Cómo hacer para que los precios coincidan con el valor? ¿Cómo manejar conscientemente el conocimiento de la ley del valor para lograr el equilibrio del fondo mercantil por una parte, y el reflejo fiel en los precios por otra? Este es uno de los problemas más serios planteados a la economía socialista”. Che Guevara

Cita tomada del Manual de Economía Política, Editora Política, La Habana, 1963, empleado por el Che en sus manuscritos.


Nota: recomendamos la lectura de los Apuntes críticos a la Economía Política de Ernesto Che Guevara.
Imprimir artículo