"EL ESEQUIBO ES DE VENEZUELA"

domingo, 2 de junio de 2013

Fondo Monetario Internacional (FMI) (Apuntes en 5 Tiempos)

Por: Frente de Comunicadores Revolucionarios SXXI
“El Fondo Monetario Internacional es el cancerbero del dólar en el campo capitalista”. Che Guevara (1963)

Creado en 1944 en Breton Woods, junto con el Banco Internacional para la Reconstrucción y el Desarrollo (BIRD), el Fondo Monetario Internacional debía velar por la estabilidad del sistema financiero internacional, fundado en un sistema de cambios fijos, y otorgar préstamos a corto plazo a los países que tuvieran problemas temporarios en su balanza de pagos. Ya desde la década de 1960, el FMI busca imponer a los países del Tercer Mundo que recurren a él políticas que favorecen a los países más industrializados. Y alcanzó sus objetivos, especialmente en Brasil e Indonesia a partir de 1965, así como en Argentina a partir de 1976, cuando instauraron las dictaduras militares.

Los derechos de los miembros y la posibilidad de beneficiarse de sus servicios están directamente relacionados con la cuota en dólares que cada uno haya suscrito. Cuando un país tiene apuros económicos acude al FMI en búsqueda de préstamos suyos o de otras instituciones financieras internacionales, de acuerdo con los recursos o aportes que tenga en el FMI.


El FMI actúa como vigilante, regulador, policía de los intereses financieros. Los préstamos a los países necesitados son otorgados por dos grandes grupos de Bancos: la Banca Multilateral y la Banca Privada. La primera por decisiones internacionales debe hacer préstamos a más largo plazo y con intereses favorables. La segunda actúa de acuerdo con las prácticas capitalistas normales tendientes a obtener máximas ganancias y a colocar a sus deudores en crecientes condiciones de desventaja. En los últimos años los préstamos de la Banca Multilateral o de Desarrollo han sido reducidos casi completamente por lo que los interesados deben forzosamente entenderse con la Banca Privada que actualmente controla los préstamos a escala mundial.

El papel del FMI es el de estudiar y vigilar la marcha de la economía de los países deudores para poner a salvo los intereses de los bancos prestamistas y garantizar que los países dependientes lo sigan siendo. En estas condiciones ningún préstamo se concede sin el visto bueno del FMI que “recomienda” a cada país lo que debe hacer para “sanear” su economía. Siendo los organismos interesados los más grandes bancos transnacionales del mundo, toda “recomendación” del FMI está al servicio del sistema financiero mundial. El FMI se ha convertido en el árbitro absoluto y cualquier país que quiera beneficiarse con nuevos préstamos o ver refinanciada su deuda debe aceptar las exigencias del FMI que se orientan clara y calculadamente a defender los intereses imperialistas, a aumentar y perpetuar las condiciones de saqueo, dependencia y subdesarrollo.

Attac (2008). Primer Diccionario Altermundista. Buenos Aires, Argentina. Capital Intelectual. S.A.

Reflexión necesaria:


La crisis de la deuda a comienzos de los años 1980 le permitió implementar a gran escala el ajuste estructural: política de altas tasas de interés, a menudo acompañada por una devaluación; independencia del banco central; déficit público cero; aumento del IVA, de los gastos de educación y salud; supresión de las subvenciones a los productos básicos; privatizaciones; liberalización comercial y competencia desleal de los productores locales con las transnacionales, etc. Esas medidas condujeron a una degradación importante de las condiciones de vida de la población y a una suerte de recolonización de los países en desarrollo. El FMI también publica regularmente recomendaciones para los países del Norte, para quienes, invariablemente, preconiza más austeridad social.
Imprimir artículo