"EL ESEQUIBO ES DE VENEZUELA"

miércoles, 21 de agosto de 2013

¿Qué es el nuevo desorden mundial? Apuntes en 5 Tiempos

Por: Frente de Comunicadores Revolucionarios SXXI
 “El nuevo desorden mundial se ha demostrado tan criminal, inhumano, desigual e injusto como el viejo, con la circunstancia agravante que la mundialización del capital ha generalizado los problemas económicos, sociales y ambientales hasta el último rincón del planeta. Como bien lo ha dicho Noam Chomsky el nuevo orden mundial no es sino el viejo, aunque con otro disfraz. Sus características esenciales, que no pueden ser otras que las del capitalismo, han ampliado hasta niveles antes impensados la miseria global para el 80 por ciento de la población , han revivido el colonialismo y la intervención descarada de las grandes potencias donde se les venga en gana, han incrementado el saqueo de recursos naturales. Ha generalizado, para completar, el racismo, la discriminación, la opresión de las mujeres y la criminalización de la pobreza.
El nuevo desorden mundial está, sencillamente, regido por el imperio del caos, porque la expansión mundial del capital no puede dejar de generar polarizaciones, exclusiones, miserias y náufragos. Un capitalismo sin ese tipo de contradicciones es un capitalismo de ciencia-ficción, que sólo existe en los libros de Friedman o Hayek en los superficiales manuales de economía con los que hoy se enseña en las diferentes facultades de economía en todo el mundo, o en los labios de los sacerdotes (profesores universitarios y académicos), pitonisas (presentadoras de televisión) y políticos que repiten como loras mojadas el recetario que se les imparte desde los centros imperiales. Como es fácil apreciar, el panorama no es nada idílico, aunque el discurso convencional, ahora impulsado desde las academias y los centros de investigación, nos diga todo lo contrario y realce las funciones benefactoras del mercado y la sacrosanta competitividad”. Renán Vega Cantor (1999).

Reflexión necesaria:

El nuevo desorden mundial ha:

P  ampliado hasta niveles antes impensados la miseria global para el 80 por ciento de la población;
P  revivido el colonialismo y la intervención descarada de las grandes potencias donde se les venga en gana,
P  incrementado el saqueo de recursos naturales;

P  generalizado, para completar, el racismo, la discriminación, la opresión de las mujeres y la criminalización de la pobreza.
Imprimir artículo