"VENEZUELA SE RESPETA"

viernes, 9 de agosto de 2013

Seis estrategias de lucha antiimperialista (Cumbre Anticolonialista y Antiimperialista)

TOMADO DEL BLOG DE ATILIO BORON
A continuación compartimos la declaración final de la Cumbre Antiimperialista reunida en la ciudad de Cochabamba entre el 29 de Julio y el 2 de Agosto. Ver también un fragmento del discurso final de Evo en:


La cumbre elaboró seis estrategias de lucha contra el imperialismo, acompañadas cada una de ellas por iniciativas concretas de lucha. Vale la pena leer este documento y preguntarnos que podemos hacer nosotros para integrarnos a ese llamado.


CONTRA EL IMPERIALISMO Y LA COLONIZACION:
SEIS ESTRATEGIAS POR LA SOBERANIA, LA DIGNIDAD Y LA VIDA DE LOS PUEBLOS







La actual crisis del capitalismo es una crisis de múltiples dimensiones: financiera, productiva, climática, alimentaria, energética y político-ideológica; es decir, es una crisis civilizatoria que amenaza la vida del capitalismo como tal, pero también de la humanidad y del planeta. Sin embargo, ante la crisis del capitalismo, y en el marco de acciones desesperadas de revivirlo y fortalecerlo, los gobiernos afines y acólitos del capital y sus imperios promueven más acciones de privatización, de depredación de la Madre Tierra, de destrucción de los derechos sociales, y de saqueo de los recursos naturales. En plena crisis, el guerrerismo y el golpismo promovidos por el imperio se constituyen en medios para la instalación de gobiernos títeres y para la captura de los recursos naturales estratégicos. La invasión a los países y el sabotaje a los procesos de cambio son las respuestas que el imperio viene dando a la crisis del sistema capitalista.


ESTRATEGIA 1
LUCHAR CONTRA LOS INSTRUMENTOS IMPERIALES Y GUERRERISTAS DE DOMINACION COMO LA OTAN, FORTALECIENDO LA SOBERANIA DE LOS PUEBLOS DEL MUNDO









ESTRATEGIA 2
ALIANZA Y MOVILIZACION DE LOS PUELOS PARA IMPEDIR LA RESTITUCIÓN DEL NEOLIBERALISMO Y EL ALCA




3. Descolonizar nuestras economías, nuestros recursos naturales, nuestras sociedades y nuestras culturas, fortaleciendo nuestras normas legales, nuestras empresas públicas, sociales y comunitarias. Nuestros pueblos y los gobiernos dignos y soberanos deben tener libertad de decisión sobre sus economías, sobre sus sociedades, sobre sus recursos naturales, sobre sus empresas e inversiones, así como la capacidad para promover el desarrollo de las fuerzas productivas en armonía con la Madre Tierra. Nuestros proyectos soberanos y libertarios deben constituirse como proyectos económicos alternativos que reconocen, respetan y fortalecen las estructuras comunitarias, originarias, ancestrales de nuestros pueblos promoviendo la economía del vivir bien distinta del capitalismo que es el socialismo.


ESTRATEGIA 3
DESCOLONIZACIÓN Y ANTIIMPERIALISMO







ESTRATEGIA 4
FORTALECIMIENTO DE LOS DERECHOS HUMANOS Y DE LA MADRE TIERRA DESDE LA VISION DE LOS PUEBLOS



Los derechos humanos desde la perspectiva del imperialismo son un medio para consolidar un modelo de sociedad individualista, privatista, jerárquica, y donde el mercado tiene el control y dominio sobre nuestros pueblos. Es así que el capitalismo no hace más que debilitar y destruir los derechos humanos de los pueblos. Esta es la visión de los derechos humanos que se ha incubado en la comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y en otras instancias internacionales y que imponen medidas cautelares en contra de nuestros pueblos. Esta visión y estructura de los derechos humanos ha entrado, sin embargo, en una completa decadencia. Los pueblos ya no podemos confiar en países y en organizaciones internacionales que dicen defender los derechos humanos pero que al final solamente agreden a nuestros pueblos. Las acciones internacionales en contra del Presidente Evo Morales no son solamente una vulneración del derecho internacional por parte de los Estados imperiales, sino que también demuestran la decadencia de las sociedades europeas.




ESTRATEGIA 5
LUCHA CONTRA EL ESPIONAJE Y LA INJERENCIA PARA LIBERAR A LOS PUEBLOS DEL DOMINIO DEL TERROR IMPERIALISTA

El imperio ha decidido emprender una contraofensiva de gran impacto en Latinoamérica y el Caribe como parte de su guerra de baja intensidad contra los países progresistas del mundo, empleando el espionaje y la injerencia en nuestros países. El capitalismo ha creado agencias de espionaje internacional como la CIA para reprimir la visión progresista y liberadora de nuestros pueblos. Estas acciones en nuestros países han venido de la mano de los regímenes dictatoriales que han derramado la sangre de nuestros pueblos. Actualmente seguimos viviendo de manera sistemática la interferencia de la CIA y del imperio en los gobiernos progresistas de la patria grande a través del financiamiento y apoyo a procesos neogolpistas. La agresión del imperio estadounidense que se basa en el uso de los instrumentos de injerencia: espionaje, golpes de Estado y el magnicidio, están generando miedo y terror global a nivel mundial, con la finalidad de obtener y ejercer el dominio sobre nuestros países, sin importarles los tratados internacionales y las soberanías de las naciones.





ESTRATEGIA 6
CONTROL DE LOS PUEBLOS SOBRE LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN CONTRA EL COLONIALISMO DE LA DESINFORMACION


El orden capitalista mundial está vinculado con un orden comunicacional hegemónico que está manejado por las corporaciones privadas de comunicación, las que persiguen objetivos políticos, económicos y sociales en beneficio de sus propios intereses. Las redes de comunicación están orientadas a crear mentiras, manipulación y odio para desestabilizar a las posiciones antiimperialistas, anticolonialistas y anticapitalistas de nuestros países, profundizando procesos disociadores, enajenantes y contrarios a los equilibrios y armonía política, social y económica de nuestros pueblos y naciones. Esta forma de dominación se basa en la creación de malestar social que impide el avance de los pueblos y sus gobiernos revolucionarios. Un ejemplo de esta lógica de dominación fue el golpe mediático de Estado perpetrado en Venezuela contra el Presidente Hugo Chávez en el año 2002, así como la sistemática campaña comunicacional en contra del proceso de cambio liderado por el presidente Evo Morales que buscó generar un clima de desestabilización política en Bolivia, y la oposición política y mediática en el Ecuador. El Presidente Correa también ha denunciado la dictadura de los negocios dedicados a la comunicación.




FORTALECIMIENTO DE LA POTENCIA EMANCIPADORA DE LOS PUEBLOS



América Latina vive uno de sus ciclos más extraordinarios de toda su historia. A pesar de la ofensiva mundial del capital y sus esfuerzos por recolonizar el planeta, con el objetivo de apoderarse de sus recursos naturales y someter aún más a la humanidad, los pueblos del Abya Yala, tanto desde su condición de clase como desde su condición indígena originaria campesina, se han alzado para caminar hacia su definitiva y plena independencia. Esta posibilidad de alcanzar la emancipación, a más de 500 años de la invasión europea y a 200 años de las gestas independentistas, no se presentó nunca antes con la fuerza que lo hace ahora en las condiciones actuales: ascenso en el grado de organización y conciencia de los pueblos, gobiernos revolucionarios y progresistas, líderes de una gran dimensión histórica y el surgimiento de iniciativas de unidad e integración latinoamericana.
Por ello, debemos fortalecer la potencia emancipadora de nuestros pueblos. Esto se basa en la integración de los movimientos populares, e inspirados en las batallas anticoloniales, anticapitalistas, antipatriarcales y antiimperialistas, que desde más de 500 años vienen librándose en estas tierras y que tiene como principios fundamentales los siguientes: la solidaridad permanente entre los pueblos, a través de acciones concretas, frente a cada una de las luchas contra la dominación del capital, y contra todas las formas de opresión y dominación; el respeto a la autodeterminación de los pueblos, a la soberanía nacional y popular; la defensa irrestricta de la soberanía en todos los órdenes: política, económica, social, cultural, territorial, alimentaria, energética; la integración tecnológica y productiva, de acuerdo con un modelo sustentable, al servicio de los pueblos.