"VENEZUELA SE RESPETA"

martes, 3 de septiembre de 2013

Neoliberalismo (Apuntes en 5 Tiempos)

Por: Frente de Comunicadores Revolucionarios SXXI
“El neoliberalismo es la doctrina que se corresponde con la implantación del nuevo patrón de acumulación y modelo de dominación capitalista”. Roberto Regalado y Felipe Gil

“El neoliberalismo fue impuesto en América Latina mediante la represión masiva de las dictaduras que proliferaron en el continente en la década de los años 70, teniendo su principal laboratorio social en Chile, durante la dictadura de Augusto Pinochet (…) Gracias al deterioro del campo socialista, el modelo pudo extenderse por toda la región a partir del Consenso de Washington en 1989, bajo el control del Fondo Monetario Internacional (FMI)”. Jesús Arboleya (2007)

“Al tratar de imponer su modelo económico, político, social y cultural, el neoliberalismo pretende subyugar a millones de seres, y deshacerse de todos aquellos que no tienen lugar en su nuevo reparto del mundo. Pero resulta que estos ‘prescindibles’ se rebelan y resisten contra el poder que quiere eliminarlos. Mujeres, niños, ancianos, jóvenes, indígenas ecologistas, homosexuales, lesbianas, seropositivos, trabajadores y todos aquellos y aquellas que no solo sobran’, sino que también ‘molestan’ al orden y el progreso mundiales, se rebelan, se organizan y luchan. Sabiéndose iguales y diferentes, los excluidos de la modernidad empiezan a tejer las resistencias en contra del proceso de destrucción/despoblamiento y reconstrucción/reordenamiento que lleva adelante, como guerra mundial, el neoliberalismo” (Subcomandante Marcos, 1997)

Fase globalizada del imperialismo capitalista. Ideología que acompañó la ofensiva capitalista a nivel mundial desde 1973-golpe de Estado en Chile-, pasando por Margaret Thatcher y Ronald Reagan, hasta 1994-alzamiento zapatista en México-. Promueve la libre circulación del capital, las privatizaciones, el desmantelamiento de los derechos sociales, la reducción de los gastos en educación y salud, la represión a la clase obrera, el conservadurismo cultural, el machismo, la xenofobia, la vigilancia y el control permanente de los individuos, el racismo y la militarización de todo el planeta. Entra en una fase de crisis a fines de 1990 a partir de las rebeliones contra la globalización capitalista en diversas ciudades del mundo.

Los principios fundamentales del neoliberalismo son los siguientes: el primero de ellos es la creencia de que el mercado es el espacio en donde pueden resolverse todos los problemas sociales. Eso implica una progresiva renuncia a la intervención estatal e incluso a la política entendida como forma interrelacionada de abordar sus soluciones. El neoliberalismo entroniza el mercado como la instancia más sublime de las relaciones sociales y al que deben supeditarse todas ellas. El segundo, y como derivación del anterior, es el privilegio que consiguientemente se le da al individuo por encima de las colectividades, a la acción individual frente a las relaciones cooperativas y solidarias y a la búsqueda del propio interés frente a la definición de políticas sociales entendidas como proyectos comunes de toda la colectividad. El tercero es la asunción de que el lucro privado es el detonante de la actividad humana encaminada a satisfacer las necesidades, y por ello el neoliberalismo se convierte en una práctica principalmente orientada a fortalecer la ganancia privada en perjuicio de cualquier otro objetivo vinculado a obtener beneficios sociales. El cuarto es la predominancia del discurso y de las categorías económicas como ejes centrales, cuando no exclusivos, de lenguaje y de las prácticas sociales. Justamente, en una época en que el pensamiento y el análisis económico se empobrece más que nunca, renunciando a su dimensión moral y vinculándose de la manera más estrecha y acrítica a la ética del capital y del lucro privado.


Estos principios permiten descubrir en el neoliberalismo no sólo una práctica política o una forma de hacer gobernar la economía, sino una auténtica concepción del mundo, de las relaciones sociales, de la naturaleza de los seres humanos y de los valores que orientan la sociabilidad o incluso su vida cotidiana. No es sólo una ideología o una forma de entender el poder sino una antropología y un proyecto de civilización.

Reflexión necesaria:
“Hoy en la América Latina la batalla prioritaria es derrotar al neoliberalismo, porque sino derrotamos al neoliberalismo desapareceremos como Estados independientes, y vamos a ser más colonias de lo que nunca lo fueron los países del Tercer Mundo”. Fidel Castro

El neoliberalismo ha sido una falacia económica, una patraña para estúpidos teorizantes que no han logrado ver en sus estrechas mentes que ha fracasado rotundamente, no sólo en las naciones señaladas (Chile, Gran Bretaña) sino también en EE.UU. “.

El neoliberalismo es una forma de organización que implica la destrucción de los mercados nacionales y las empresas estatales ya que sistemáticamente valora al mercado por encima del estado y las empresas, creando nuevas relaciones estructurales entre el estado y el mercado sobre las que opera el mercado financiero, derivando en mercados de capitales capaces de generar más fondos que los Estados, implicando un cambio histórico profundo. El neoliberalismo representa una nueva relación entre el mercado, la sociedad civil y el Estado.


El capitalismo ha entrado en una nueva fase que se puede caracterizar como “neoliberalismo de guerra”. En él [el neoliberalismo], la guerra es parte del ciclo de expansión y consolidación de la globalización neoliberal y no un mero accidente propiciado por un grupo de fundamentalistas religiosos. Su objetivo es imponer un nuevo orden internacional unilateral; establecer, por la vía de los hechos, un gobierno de la globalización autoritario. El nuevo militarismo busca ‘el mantenimiento de la estabilidad y de la viabilidad de los grandes sistemas globales que son las redes comerciales, financieras, de transporte y energía, el medio ambiente’. Pablo González Casanova
Imprimir artículo