"VENEZUELA SE RESPETA"

sábado, 7 de diciembre de 2013

Apuntes en 5 Tiempos: Condiciones subjetivas

Por: Frente de Comunicadores Revolucionarios SXXI
“Las condiciones subjetivas de cada país, es decir, el factor conciencia, organización, dirección, puede acelerar o retrasar la revolución según su mayor o menor grado de desarrollo, pero tarde o temprano en cada época histórica, cuando las condiciones objetivas maduran, la conciencia se adquiere, la organización se logra, la dirección surge y la revolución se produce”. Fidel Castro (1962)

“El hombre, en efecto, se encuentra siempre en una situación histórica dada en cuya creación no participó directamente, sino  que ‘hereda’ de las generaciones que lo precedieron; tales son las condiciones objetivas que enfrenta de manera ajena a su voluntad y que condicionan en cada momento su acción; pero precisamente es su acción la que moviéndose en ese marco probabilístico lo transforma, creando una nueva situación objetiva en la que se le abren opciones y posibilidades”. Carlos Tablada (2001)

“Los revolucionarios proponen que las condiciones revolucionarias pueden crearse, y van más allá, postulan que el deber de los revolucionarios es crear esta situación. Expliquemos. Las condiciones revolucionarias fundamentales son las subjetivas: el convencimiento de que la forma de vida, las relaciones sociales deben cambiar, y la convicción de que es posible hacer ese cambio, la emoción y la pasión que la masa sienta por ese cambio, la confianza que tenga en el líder y en la dirección que pueda indicar el camino para esa tranformación radical. Y esa emoción, ese convencimiento, esa confianza en la dirección sólo se consigue en la práctica”. Antonio Aponte


Se refiere a la necesidad de existencia de una serie de condiciones económicas y sociales para permitir el avance de un proceso revolucionario. Dentro de los planteamientos tradicionales por el socialismo, cuyo origen se encuentran en el propio Marx, se juzgaba indispensable un amplio desarrollo de las fuerzas productivas capitalistas, dando lugar a un fuerte desarrollo industrial y junto con él de un poderoso proletariado o clase obrera. De igual manera se consideraba forzoso recorrer determinadas etapas una de ellas la de la revolución democrático-burguesa que sería precisamente esa etapa industrializadora y proletarizadora. No obstante, el desarrollo de diversas revoluciones socialistas o que tienden hacia el socialismo en países de escaso desarrollo de la industrialización (Rusia, Cuba Viet Nam, Angola, Mozambique, Nicaragua, etc.), con un proletariado reducido en el conjunto de la población, permiten encontrar nuevas vías revolucionarias en condiciones diferentes. Otras condiciones como la profunda crisis económica del sistema, la consecuente crisis interna de la burguesía y su imposibilidad práctica de seguir gobernando y algunas más tienen plena validez. La existencia de las condiciones subjetivas (organizaciones político-militares y organizaciones revolucionarias vigorosas, con amplio respaldo popular) puede obtener cambios revolucionarios sin el lleno total de las denominadas condiciones objetivas. La existencia de esos movimientos políticos y político-militares permite que amplios sectores populares entren a formar parte de las filas revolucionarias, compensando la debilidad transitoria de la clase obrera, que se fortalecerá a partir del triunfo de ese proceso revolucionario. Francisco Trujillo (1986) 
Imprimir artículo