"EL ESEQUIBO ES DE VENEZUELA"

domingo, 2 de febrero de 2014

Intercambio desigual (Apuntes en 5 Tiempos)

Frente de Comunicadores Revolucionarios SXXI
“¿Cómo puede significar ‘beneficio mutuo’, vender a precios de mercado mundial las materias primas que cuestan sudor y sufrimientos sin límites a los países atrasados y comprar a precios de mercado mundial las máquinas producidas en las grandes fábricas automatizadas del presente? Che Guevara (1965)

Contraste entre el valor de las exportaciones (minerales, productos agrícolas) y el valor de las importaciones (máquinas) de los países subdesarrollados que tiende a agudizarse.

Carácter específico que tienen las relaciones comerciales entre los países capitalistas desarrollados y los que están en grado inferior. Se basa en la división internacional del trabajo. Constituye uno de los mecanismos de opresión y dependencia de estos últimos, a la vez que fuente de enriquecimiento y acumulación de capital para los países poderosos. El continuo deterioro de los términos de intercambio se traduce en el aumento de la dependencia y la pobreza para los unos y de la riqueza y desarrollo para los otros. Equivale a la transferencia obligatoria de plusvalía de los primeros hacia los segundos. La injusticia de este intercambio no podrá ser resuelta dentro del sistema capitalista pues es una de sus principales bases de sustentación.

Las nociones de intercambio desigual y términos de intercambio son distintas, pero interdependientes: si los términos del intercambio mejoran, el intercambio se vuelve un poco menos desigual y, si se deterioran, el intercambio se vuelve más desigual.

Attac (2008). Primer Diccionario Altermundista. Buenos Aires, Argentina. Capital Intelectual. S.A.

Reflexión necesaria:

La teoría del “intercambio desigual” (1969) de Arghiri Emmanuel (1911-2001) se propone criticar de forma radical el libre comercio. Como el capital se ha vuelto completamente móvil, los precios mundiales que se forman tienden a incluir una remuneración media del capital. Debido a eso, los precios se alejan de los equivalentes monetarios de los contenidos en trabajo- el “valor”- de las producciones intercambiadas en el mercado mundial. Desde el momento en que se produce la formación de un precio único en el mercado, todos los productores, en un país o en el mundo, cuyas capacidades técnicas o condiciones sociales son inferiores, ven desvalorizarse sus trabajos. Los países con bajos salarios, incuso aquellos que utilizan técnicas comparables a las de los países desarrollados, son víctimas de un intercambio desigual. Asimismo, los intercambios de bienes primarios producidos con una productividad baja contra bienes industriales producidos con una productividad alta en los países desarrollados dan lugar a una forma de intercambio desigual, pues las diferencias de precios superan las diferencias de productividad. Esto significa que un intercambio de mercancías de 1.000 dólares contra 1.000 dólares esconde en realidad un intercambio de cantidades de trabajo muy desiguales en detrimento de los países con bajos salarios. Esta tesis es un intento de refutación de la teoría librecambista de las ventajas comparativas.


Por otra parte, los términos del intercambio miden la relación del precio de las exportaciones. Si, durante un período, un país necesita exportar más mercancías para obtener la misma cantidad de importaciones, los términos del intercambio de ese país se degradan. Eso sucedió a nivel global en el caso de los países subdesarrollados productores y exportadores de materias primas y productos primarios durante las décadas de 1950 y 1960. A partir de 1973, y hasta finales de esa década, el movimiento se invirtió, principalmente a favor de los productores de petróleo, pero también en el caso de los productores de otras materias primas. Luego, la tendencia a la reducción de los términos del intercambio para los países pobres recobró fuerza, sobre todo durante la década de 1980. Algunas materias primas y productos básicos como el café y el cacao perdieron entre 1980 y 2000 hasta el 50% de su poder de compra. Por otra parte, pareciera que el hecho de exportar productos manufacturados no permite siempre y en todas partes que los países en desarrollo escapen al deterioro de los términos del intercambio.
Imprimir artículo