"EL ESEQUIBO ES DE VENEZUELA"

sábado, 3 de mayo de 2014

Beneficios máximos y ocultamiento de utilidades (Apuntes en 5 Tiempos)

Frente de Comunicadores Revolucionarios SXXI
Según lo denunciara al mundo el camarada Eduardo Machado (1957), los trusts petroleros utilizaban todo tipo de sucios procedimientos para esquilmar a nuestro país. En Venezuela se valían de barcos-tanques de doble fondo y del soborno del fiscal gubernamental para mermar o disminuir el tonelaje de carga que llevan los barcos de los terminales de embarque a los puertos de recepción. Sobre este petróleo, que ya no figuraba en la contabilidad de las empresas, ni en las planillas de las fiscalías, no se pagaba impuesto, ni regalías, pero sí era vendido a precios de monopolio en el mercado de las necesidades industriales y de preparativos guerra.

Otra variante, para el ocultamiento de las utilidades reales, era el empleo de los gastos imaginarios, de los crecidos emolumentos, gajes o altísimos salarios de los directores, gastos de viaje y representación. Nada de esto se tomaba en cuenta al hacer el cálculo de los beneficios netos extraídos por los imperialistas en la explotación de los países coloniales y semicoloniales.

De tal manera que, si le agregaremos todas estas filtraciones en las cuales son expertos los tenedores de libros de las compañías extranjeras, para evadir el pago de impuestos fiscales o de royalties a la nación explotada tendríamos que el beneficio de 24% neto descubierto y confesado podríamos agregarles algunos puntos más que lo harían subir muy cerca del 33%. Y si tomamos los años 1956 y 1957, la tasa de beneficio puede alcanzar hasta más del 40%.

Resumiendo los beneficios máximos que extraían las compañías petroleras de Venezuela, les permitió duplicar o recuperar en 3 años el total del capital invertido en la industria extractiva de los hidrocarburos en nuestro país.

“Como ustedes saben…Venezuela es un paraíso para el inversionista. Los retornos a las inversiones son en general superiores a los de Europa y a los Estados Unidos”. Mr. John Sparkman, senador demócrata por el Estado de Alabama.

¡Y que superioridad tan bien ganada! ¡Y que costosa resulta para la nación y el pueblo venezolano!

Pero esto no es suficiente para estos conquistadores ávidos de sangre y oro. Ellos maniobran con los precios. Para la venta una cotización; para la liquidación de los impuestos y regalías a la nación explotada, otra cotización más baja. Eduardo Machado.

En tiempos de apogeo de la Shell y la Creole, la Junta de Gobierno presidida por Edgar Sanabria quien sustituía a Wolfang Larrazábal, luego del derrocamiento de Marcos Pérez Jiménez; emitió un decreto (Nº 476 del 19 de diciembre de 1958) que incrementó al 46% los impuestos sobre los beneficios netos de las empresas trasnacionales petroleras que sumados a las regalías y otros impuestos, convirtiendo la fórmula del 50:50 en 66:34. Esto ocasionó un reclamo del presidente de la Creole que provocaron la declaratoria como persona no grata y su expulsión del país.


Machado, Eduardo. (1957). El petróleo en Venezuela. México: Ediciones Centauro. Partido Comunista.
Imprimir artículo