"EL ESEQUIBO ES DE VENEZUELA"

domingo, 6 de julio de 2014

II Cumbre de Jefes de Estado de la OPEP (2000)

Frente de Comunicadores Revolucionarios SXXI
A partir de 1999, Venezuela ha participado como actor de primer orden en la estrategia de volver a hacer de la OPEP un instrumento de política positivo para los países subdesarrollados productores de petróleo, especialmente para los más pobres; en la ratificación de su principios originales, tal y como quedó establecido en la II Cumbre de Jefes de Estado realizada en Caracas en septiembre del año 2000 (25 años después de la realizada en Argel en 1975); en el diseño, propuesta y aplicación del sistema de bandas de precios, y en la hechura de una política de largo plazo para la Organización, lineamiento que incluye no sólo el factor económico y de precios, sino también los temas ambientales y sociales.

En el despertar de la OPEP contribuyó de manera clave la posición de Venezuela de defensa de los precios del petróleo, y de respeto a las cuotas de producción asignadas en el seno de la institución.

Es así como a partir de 1999 sus integrantes rescataron la disciplina interna, lo que permitió reducir la sobreoferta de hidrocarburos y recuperar progresivamente los precios del barril de crudo cuyo valor, para el caso venezolano, se había visto reducido a finales del último gobierno de la IV República a menos de 7 dólares.

Durante la inauguración de la Cumbre, el Presidente Chávez, según lo expresa Luís Bilbao, explicaba que el primer embarque petrolero de Venezuela salió del Lago de Maracaibo en 1917. Once años más tarde ya ocupaba el primer lugar como país productor y exportador de petróleo. Mantuvo ese lugar de privilegio durante años pero, en condiciones sumamente injustas, desfavorables para Venezuela. En esos primeros once años, Venezuela exportó aproximadamente 260 millones de barriles de petróleo, a menos de un dólar por unidad. Ese petróleo fue una contribución esencial para el despegue industrial del mundo desarrollado; al movimiento de grandes maquinarias, no sólo industriales sino también bélicas. Las grandes máquinas bélicas de los aliados se movieron a finales de la Primera Guerra Mundial y luego en la Segunda Guerra Mundial, en buena medida, gracias al petróleo venezolano. Pero aquellos 260 millones de barriles le reportaron al fisco venezolano sólo 3 por ciento del precio de la masa de petróleo llevada de Venezuela al mundo: 8 millones de dólares.

Durante la II Cumbre de la OPEP los jefes de Estado ratificaron los principios doctrinales, objetivos y estatutos de la Organización en relación con la valorización justa y razonable del recurso, su naturaleza no renovable, la soberanía de la administración del mismo y su compromiso con la estabilidad del mercado. También expresaron su compromiso para asegurar el sostenimiento a largo plazo de la institución, en vista de las amenazas relacionadas con la globalización, los avances tecnológicos, presiones ambientales, políticas públicas discriminatorias orientadas a alterar el valor de los hidrocarburos y estimular conductas de derroche.


PALABRAS DEL PRESIDENTEDE LA REPUBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA HUGO CHAVEZ FRIAS
Acto de Instalación de la II Cumbre de la OPEP
Caracas - Venezuela, 26 de Septiembre de 2000


Presidente Chávez: Buenas noches queridos compatriotas. 25 de septiembre, año 2000. Llegó la hora, la hora del acontecimiento más trascendental hermanas y hermanos de que se tenga noticia en Venezuela en cien años, desde el punto de vista de la categoría, de la importancia, de las consecuencias, las expectativas que se han generado no sólo en Venezuela, no sólo entre nuestro pueblo, no sólo dentro del seno de nuestra revolución bolivariana sino en todo el mundo, hay una inmensa expectativa, así que decidimos hoy en la víspera del inicio de esta II Cumbre de los Jefes de Estado y de Gobierno de los países de la OPEP hacer algunas reflexiones, primero que nada decirle al mundo que el pueblo venezolano en resurrección, que el pueblo venezolano en revolución abre los brazos y recibe con el corazón a las delegaciones y representantes de los pueblos de los hermanos países del mundo árabe islámico que pertenecen a la Organización de Países Exportadores de Petróleo. Venezuela vive hoy horas trascendentales de nuestra historia y ustedes saben compatriotas que como yo digo muy frecuentemente y es una recomendación para todos ustedes, es muy importante que cada uno de nosotros viva intensamente cada segundo, cada minuto, cada día de nuestra vida; es muy importante que cada uno de nosotros internalice la significación de lo que está ocurriendo en estos días en el mundo y en Venezuela en particular, estamos dando pasos muy firmes en la construcción de nuevos caminos para Venezuela y para el mundo, el mundo está sufriendo cambios profundos, mutaciones; ya lo decíamos hace pocos días en Nueva York y lo oíamos de reflexiones de centenares de jefes de Estado, de jefes de Gobierno, de delegaciones, el mundo está en una encrucijada, el mundo está en un punto crucial como diría Frejov Kapra, este gran filósofo de nuestro tiempo. Venezuela ocupando su espacio, Venezuela jugando su rol dentro de la revolución, dentro de los caminos nuevos, dentro de los cambios que estamos imprimiendo hacia adentro y ayudando a imprimir hacia fuera, buscando como ustedes saben el punto de equilibrio, esa es parte esencial de nuestra filosofía revolucionaria, andamos en la construcción y en la búsqueda de puntos de equilibrio, lo decía Bolívar en Angostura, hay que buscar un punto intermedio, alejado de los extremos, en torno al cual vayamos construyendo esos nuevos caminos; ustedes saben muy bien, porque el pueblo venezolano conoce su revolución, la vive y la siente, que este proceso transformador tiene cinco ejes estratégicos, lo voy a repetir solamente para refrescarnos la memoria, para ubicarnos dónde estamos, de dónde venimos, hacia dónde vamos, preguntas eternas de la filosofía de los siglos.

El primero de ellos el eje político, la revolución política, la transformación política; el segundo de ellos el eje social, la transformación social, buscando el equilibrio social; el tercer eje tiene que ver con el aspecto económico, la transformación del modelo económico y también buscando estamos el equilibrio económico, el desarrollo integral de la economía; en cuarto lugar el equilibrio territorial, hacia adentro, una visión endógena, geopolítica hacia adentro; y en la quinta línea estratégica tiene que ver con el mundo entero, Venezuela coloca su grano de arena, Venezuela aporta la fuerza de su pueblo, Venezuela aporta la experiencia de su pueblo, la sabiduría de su pueblo, el esfuerzo de su pueblo para contribuir con todos los países y naciones del mundo en la construcción de un mundo equilibrado, de un mundo más justo, de un mundo pluripolar, de un mundo igualitario, donde se hagan realidad los sueños de tantas generaciones que han pasado por este globo terráqueo a lo largo de los siglos.

Esta II Cumbre de Jefes de Estado y de Gobierno de la Organización de Países Exportadores de Petróleo, organización presidida como sabemos todos por nuestro Ministro de Energía y Minas, el doctor Alí Rodríguez Araque, se inscribe en ese esfuerzo; buscando estamos el equilibrio hacia adentro y hacia fuera, por eso la Cumbre tiene una gran significación, ya ustedes han estado oyendo, comentando, me llama mucho la atención y me da mucha alegría oír comentarios por todos los medios de comunicación, entrevistas, analistas haciendo enfoques, escenarios; la gente en la calle, hasta los niños, hasta los niños andan en las escuelas hablando del petróleo, hablando de la OPEP, hablando de la Cumbre de la OPEP y para ustedes niños venezolanos en primer lugar va este esfuerzo, este esfuerzo por fortalecer una Organización en cuyo origen, en cuya fundación Venezuela tuvo mucho que ver, la OPEP nació por allá en el año 1960 y un venezolano contribuyó poderosamente a la creación de esta Organización, me refiero al doctor Juan Pablo Pérez Alfonzo, a quien Dios tenga en su gloria. Desde hace muchos años, desde los años 40 Pérez Alfonzo comenzó a proponer al mundo y especialmente a los países productores de petróleo la necesidad de organizarnos, de unirnos, un planteamiento muy bolivariano, la unión, muy bolivariano, la integración; fue así como, luego de diversas reuniones, viajes, encuentros, en 1960 una reunión en Bagdad, la capital de Irak, se aprobaron los representantes de un conjunto de países petroleros aprobaron el primer documento que dio nacimiento a la Organización de Países Exportadores de Petróleo. Luego, pocos meses después, aquí en Caracas, en 1961, se aprobaron los estatutos que dan y han dado cuerpo a la Organización de Países Exportadores de Petróleo. Aquí he traído para comentarles, por ejemplo, el artículo número 1 de esos estatutos aprobados, repito, en Caracas, en 1961, era el mes de marzo de 1961. Fíjense lo que dice el artículo 1°, esto es parte de la historia nacional y de la historia mundial; voy a leerlo textualmente: "La Organización de Países Exportadores de Petróleo, OPEP, en adelante denominada la Organización, creada como una organización intergubernamental permanente, de conformidad con las resoluciones de la Conferencia de Representantes de los gobiernos de Irán, Irak, Kuwait, Arabia Saudita y Venezuela, celebrada en Bagdad del 10 al 14 de septiembre de 1960, llevará a cabo sus funciones de acuerdo con las disposiciones establecidas a continuación". Y luego, en el artículo 2 señala el principal objetivo de la Organización, dice así: "Será el principal objetivo la coordinación y unificación de las políticas petroleras de los países miembros y la determinación de los mejores medios para salvaguardar sus intereses, tanto individual como colectivamente". Cuando esto se aprobó en Caracas, hace cuarenta años ya, comenzó a cambiar la historia porque verdaderamente, antes de que la OPEP existiera hubo una etapa de explotación petrolera absolutamente injusta, signada por un modelo de explotación colonial; sepan ustedes, sepamos todos, por ejemplo el caso venezolano, el primer embarque petrolero de Venezuela salió por allá por el lago de Maracaibo, por el puerto de San Lorenzo, era el año de 1917, 1917 y allí Venezuela comenzó, ya al año comenzó a incrementar la producción petrolera y el año ya 1928, es decir once años después, ya Venezuela ocupaba el primer lugar como país productor y exportador de petróleo y así se mantuvo, así nos mantuvimos por muchos años como primer país productor y exportador de petróleo en el mundo entero, pero claro que con unas condiciones sumamente injustas, sumamente desfavorables para nuestro país; algunas cifras que hemos estado revisando así lo indican, por ejemplo en esos primeros once años, del 17 al 28, Venezuela exportó aproximadamente 260 millones de barriles de petróleo y el precio del barril de petróleo era menos de un dólar, menos de un dólar y ese petróleo cómo contribuyó al despegue industrial del mundo desarrollado; ese petróleo cómo contribuyó al movimiento de grandes maquinarias, no sólo industriales sino también bélicas, finales de la I Guerra Mundial; luego en la II Guerra Mundial las grandes máquinas bélicas de los aliados fundamentalmente en buena medida se movieron gracias al petróleo venezolano y en condiciones, repito, bastante desventajosas en esos primeros once años a los que me estoy refiriendo.

Ya dije, Venezuela exportó aproximadamente 260 millones de barriles y ustedes saben cuánto le quedó al Fisco Nacional de más de 260 millones de dólares que costó o fue el valor, el precio más bien de aquella gran cantidad de petróleo, pues a nosotros los venezolanos, a nuestros abuelos y a nuestros padres, el Fisco Nacional, sólo le quedaron ocho millones de dólares, ocho millones de dólares, eso un tres por ciento apenas del precio de la gran masa de petróleo que de aquí se llevaron hacia el mundo, eran condiciones sumamente desiguales y desventajosas para nosotros, y así se mantuvo la situación hasta el momento en que nació la OPEP cuando comenzó a cambiar la historia, porque sólo bajo la coordinación y unificación de las políticas petroleras comenzó a equilibrarse el mercado, la OPEP tuvo entonces momentos de auge para luego venirse abajo y caer y ahora se levanta la OPEP de nuevo, a partir de 1998, 99, la OPEP estaba de verdad en el suelo, comenzó una etapa como de resurrección de la OPEP y Venezuela, así como cumplió un papel fundamental en el nacimiento de la OPEP, este renacimiento de la OPEP, también Venezuela ha ocupado un papel fundamental junto con los gobiernos de nuestros hermanos países de la Organización. Esto es importante que lo sepamos, ahora la OPEP, ustedes ven los resultados, defensa de nuestros intereses, la búsqueda del equilibrio en el mercado, la búsqueda de un precio justo, no se trata de precios altos o bajos porque eso es muy relativo, se trata de precios justos y así lo está percibiendo el mundo, así que dentro de este cuadro, dentro de este contexto, nosotros damos la bienvenida con todo nuestro corazón, con toda nuestra fe, con todo nuestro optimismo de pueblo bolivariano, luchador, de pueblo de creadores, de constructores de pueblo unitario, la bienvenida, repito, a todos los delegados, desde los jefes de Estado, los jefes de Gobierno, los vicepresidentes, los ministros, técnicos y personal diverso, de diversas funciones y especialidades, que vienen a conformar este gran caudal, esta masa humana de pensadores y de hombres que trabajamos por la unidad de nuestros pueblos y por la unidad de nuestra Organización. Ustedes saben ya que la OPEP está formada por once países, Venezuela uno de ellos. ¿Quiénes vienen? Algunas delegaciones han comenzado a llegar y quiero felicitar de paso a todos los miembros de la comisión multidisciplinaria que está ya comenzando a atender a nuestros invitados, que está comenzando ya a desarrollar toda la situación para que la Cumbre sea como va a ser un rotundo éxito no sólo para Venezuela sino para toda la OPEP. Vendrán, contaremos con personalidades del mundo a partir de hoy en Venezuela, personalidades de grueso calibre, por ejemplo el Ministro del Consejo de Estado, del Consejo Revolucionario de la Jamahiriya Arabe Libia Popular Socialista, el excelentísimo señor Mustafá Al Kharrubi, con la delegación de los hermanos de Libia; en segundo lugar contaremos con la presencia en Venezuela del presidente de la República argelina, democrática y popular, el excelentísimo señor Abdelaziz Bouteflika y una nutrida delegación de nuestros hermanos de Argelia; en tercer lugar contaremos con la presencia del presidente de la República Federal de Nigeria, el excelentísimo señor Olesegun Obasanjo; en cuarto lugar el presidente de la República de Indonesia, excelentísimo señor Abdurrahman Wahid, junto con sus delegaciones, tanto las de Nigeria como la de Indonesia; luego en quinto lugar el presidente de la República islámica de Irán, el excelentísimo señor Seyed Muhammad Khatami, también con una nutrida delegación; luego tendremos la presencia del Emir del Estado de Qatar, su alteza real Sheikh Hamad Ibn Khalifa Al-Thani y una delegación bastante nutrida; luego también contaremos con el príncipe heredero del reino de Arabia Saudita, su alteza real Abdullah Ibn Abdul Aziz Al-Saud y una delegación que ya comenzó a llegar de nuestros hermanos de Arabia Saudita; el miembro del Consejo Supremo de la Federación de los Emiratos Arabes Unidos y gobernante del Emirato de Fuyairah, su alteza real Hamad Ibn Muhammad Al-Sharqi, estará con nosotros a partir de mañana con la delegación de los Emiratos Arabes Unidos; luego contaremos también con la presencia en Venezuela del vicepresidente de la República de Irak, excelentísimo señor Taha Yassin Ramadan y una delegación de alto nivel de la República de Irak y por último también contaremos con el ministro de Petróleo de Kuwait, excelentísimo señor Sheik Saud Nasse Al-Sabah y una delegación kuwaití. Mañana, a partir de las 9 de la mañana, estaremos recibiendo, dándole la bienvenida con una atención de Estado a estas personalidades del mundo de nuestros hermanos de la OPEP y pasado mañana iniciaremos la Cumbre, inauguraremos la Cumbre, deliberaremos toda la tarde, tendremos una cena de Estado pasado mañana por la noche, es decir el día miércoles, el jueves continuaremos las reuniones, las deliberaciones para buscar los mecanismos de unión para fortalecer la OPEP, para evaluar la situación internacional y debo agregar lo siguiente, esta reunión no es sólo petrolera, por supuesto que no vamos a reunirnos en Caracas delegaciones de tan alto nivel, jefes de Estado, jefes de Gobierno, delegaciones de altísimo nivel para hablar sólo del petróleo, no, también enfocaremos temas de la agenda mundial de hoy, temas que nos preocupan muchísimo y que es necesario difundir al mundo, el tema de la pobreza por ejemplo, el tema de las desigualdades del mundo, el tema de la deuda externa, el tema de la soberanía de los pueblos, todos esos temas están en la agenda e irán surgiendo a lo largo del debate y a lo largo de las deliberaciones; para el jueves en horas del mediodía estar clausurando Dios mediante, con un éxito rotundo, esta II Cumbre histórica de Jefes de Estado y de Gobierno de los países de la OPEP.


Yo me uno al pueblo venezolano y le pido a Dios que ilumine nuestras deliberaciones, que fortalezca nuestras convicciones y que nos abra el camino hacia los nuevos horizontes que estamos construyendo y que estamos buscando. Así que hermanos del mundo árabe islámico, a partir de hoy, bienvenidos a la República Bolivariana de Venezuela y como ayer lo decía en mi programa, o en nuestro programa, de radio Aló Presidente, pues hago un llamado a toda la sociedad nacional, a todos los funcionarios del Estado, a todos los sectores de la vida nacional, este asunto es de alto interés para nosotros, independientemente del sector social, político, económico, religioso, en el que nos desenvolvamos, es un asunto de alto interés nacional, está en juego el interés del pueblo venezolano, está en juego el interés de nuestros países hermanos socios de la OPEP, está en juego el equilibrio del universo; ya lo decía Bolívar y así termino esta alocución, este saludo lleno de fe en esta Cumbre que está comenzando, Bolívar lo decía: Me imagino ya esta vasta región ubicada en el corazón del universo, esplendorosa, desarrollada, amplia, bañada por los dos océanos, más por su libertad y por su gloria que por sus riquezas, mostrarle al mundo antiguo la majestad del mundo moderno. Ustedes saben que esa expresión muy popular que recorre nuestras calles, nuestras casas, nuestros espacios cotidianos, esa expresión de ¡Ojalá! Ojalá no llueva hoy -dice uno. Ojalá se cure o se sane mi amigo enfermo; ojalá, ojalá, ojalá; esa expresión viene del árabe, es y significa ¡Os Alá! ¡Dios quiera! Yo me uno al clamor del mundo árabe islámico y del mundo latinoamericano para pedirle a Dios, para pedirle a Alá el misericordioso, para pedirle a nuestro Dios que es el mismo, porque esta Cumbre y estas deliberaciones llenen de felicidad, de provecho y de buenos resultados al mundo de la OPEP, a los pueblos de la OPEP y contribuyan al equilibrio del universo, a la forja de un mundo mucho más justo; esos son nuestros deseos, así que bienvenidos, con los brazos abiertos y con el corazón palpitante de emoción. Ha comenzado la II Cumbre histórica de Jefes de Estado y de Gobierno, aquí en Caracas, esta Caracas bolivariana. Que Dios nos acompañe en esta interesantísima actividad de la cual depende en buena medida el futuro de nuestros hijos y el futuro de las próximas generaciones. Muy buenas noches hermanos y muchas gracias.
Imprimir artículo