"EL ESEQUIBO ES DE VENEZUELA"

viernes, 22 de agosto de 2014

Huelga Petrolera (1936) (Apuntes en 5 Tiempos)

Frente de Comunicadores Revolucionarios SXXI
El movimiento sindical venezolano empieza a conformar rostro propio en 1935. Ese año muere Juan Vicente Gómez y asume la presidencia el general Eleazar López Contreras, quien permitió y aupó la organización sindical, luego de enfrentar al comienzo de su mandato dos huelgas obreras y una estudiantil que sacudieron al país entre 1936 y 1937.

De estos movimientos marcó pauta la huelga petrolera de diciembre de 1936 que se produce en protesta contra las condiciones de trabajo impuestas por las compañías trasnacionales instaladas en el país. Ese movimiento que se extendió por más de un mes contó con la solidaridad de amplios sectores de la población que apoyaban a los huelguistas y a sus familias. Sin embargo después de 37 días de paro el gobierno decreta su fin disponiendo que a los obreros se les aumente el salario en un bolívar diario.

Estos primeros movimientos, dirigidos a la consecución de la libertad de reunión, el derecho a huelga, mejoras salariales y reivindicaciones sociales para los trabajadores signaron la verdadera esencia del movimiento sindical venezolano. Tal fue el efecto de las mismas que el presidente Eleazar López Contreras, comienza una campaña junto las organizaciones políticas tendente a lograr la sindicalización masiva de los trabajadores.

Esta huelga petrolera que comenzó en diciembre de 1936, durante el gobierno de Eleazar López Contreras, fue la primera paralización que se registró en la historia de Venezuela promovida por las organizaciones sindicales, los nuevos partidos políticos, la Federación de Estudiantes de Venezuela y el gremio de maestros.

Esta fue la primera huelga petrolera de carácter nacional. El 14 de diciembre se conmemora la huelga petrolera, calificada como un hito para lograr las reivindicaciones sindicales de los trabajadores petroleros. La protesta tuvo consecuencias importantes dentro del ámbito político. El movimiento obrero venezolano libró su primera gran batalla contra las empresas trasnacionales, en reclamo por mejorar las condiciones de trabajo que imperaban en los campos petroleros y el reconocimiento de sus sindicatos.
En la protesta participaron más de 10 mil trabajadores de la industria petrolera quienes rechazaban la explotación de la que eran objeto, dejando en evidencia el lamentable estado de la familia obrera.

Esta fue la primera protesta sindical. López Contreras la disolvió y decretó aumento de Bs. 1,00 diario. Un grupo de obreros del área de transporte que laboraban entre San Lorenzo y Menegrande (Zulia) iniciaron las protestas, que sirvieron de ejemplo para que otros campos petroleros se sumaran a las manifestaciones.Las peticiones introducidas ante la Inspectoría del Trabajo incluían: salario mínimo de Bs. 10,00, reconocimiento por parte de las empresas de los sindicatos, reincorporación al trabajo de los obreros despedidos a causa de la última huelga, jornada de 8 horas tal como lo establecía la ley, mejoras en la seguridad industrial, mejoras de viviendas, entre otras peticiones.

Durante quince días no hubo acuerdo alguno y el 14 de diciembre se da comienzo a una huelga petrolera general que contó con un vasto apoyo por parte de la colectividad venezolana. Ni un sólo hombre acudió a su puesto de trabajo. Desde Maracaibo salieron comisiones a las principales ciudades para informar del paro y demandar solidaridad

Después de más de 40 días de paro el gobierno interviene al considerar que sus consecuencias económicas causan grave daño a la nación. Decreta su fin disponiendo que a los obreros se les aumente el salario en un bolívar diario. La unidad popular se evidenció en las acciones de protestas de los trabajadores petroleros. Más aún, el evento fue un paso para la defensa de la soberanía petrolera y las reivindicaciones sindicales de los trabajadores petroleros


Imprimir artículo