"EL ESEQUIBO ES DE VENEZUELA"

domingo, 12 de octubre de 2014

La internalización petrolera para la diversificación productiva

Frente de Comunicadores Revolucionarios (FRENCOR)
El Decreto con Fuerza de Ley Orgánica de Hidrocarburos de fecha 13 de noviembre de 2001 establece que el Ejecutivo Nacional dictará las medidas necesarias para la industrialización de los hidrocarburos en el país y determina que aquellas deberán, entre otras disposiciones, prever medidas orientadas a estimular la transformación de los hidrocarburos refinados, desarrollar parques industriales alrededor de las refinerías y en zonas donde se facilite el suministro de hidrocarburos; que las refinerías y plantas procesadoras bajo el control del Estado garanticen el suministro de las materias primas disponibles; que los precios y condiciones de suministro oportuno de las materias primas permitan el desarrollo de empresas competitivas en los mercados internacionales y que las empresas que realicen actividades de industrialización de hidrocarburos en el país, fomente a su vez la industrialización aguas abajo de los insumos por ellas producidos.

El Decreto Ley contempla, además, que la separación, purificación y transformación de los hidrocarburos naturales y de los productos obtenidos, realizados con el propósito de añadir valor a dichas sustancias o productos y la comercialización de los mismos (corriente abajo), configuran actividades industriales y comerciales y pueden ser realizadas por el Estado, por empresas de su exclusiva propiedad, por empresas mixtas con participación del capital estatal y privado, en cualquier proporción y por empresas privadas. De esta manera el Decreto Ley aspira variar el tradicional modelo petrolero extractivo exportador que se ha venido aplicando, desde los inicios de la actividad petrolera hacia un modelo que mire más al desarrollo de las actividades petroleras con el país. Internalizar esas actividades para agregarle valor al recurso natural petrolero, mediante el trabajo en el país y con oportunidades para la gerencia y el capital nacional, son sin duda propósitos esenciales del presente Decreto Ley de Hidrocarburos.

A diferencia de la política de la internacionalización, puesta en práctica por la vieja PDSA, la Revolución Bolivariana se propone acelerar la siembra de petróleo, profundizando la internalización de los hidrocarburos para fortalecer la diversificación productiva y la inclusión social.

Para hacer realidad la internalización de los hidrocarburos, es necesario:

i)              potenciar e incrementar la capacidad de producción de los hidrocarburos;
ii)             aumentar la capacidad de refinación de petróleo;
iii)            desarrollar la industria del gas natural libre;
iv)           asegurar la soberanía en el negocio de los hidrocarburos;
v)            consolidar la red interna de distribución de hidrocarburos líquidos y sus derivados;


Preservar y mejorar el ambiente y la calidad de vida de las comunidades afectadas por la utilización de hidrocarburos como fuente de energía: i) desarrollar proyectos petroleros, gasíferos y petroquímicos ambientalmente sustentables; ii) preservar y fortalecer las actividades productivas tradicionales y endógenas; iii) mejorar las condiciones de vida de los centros poblados adyacentes a las actividades del sector.

Fortalecer la integración latinoamericana y caribeña: i) desarrollar alianzas energéticas en el contexto de la integración regional; ii) desarrollar y consolidar regionalmente los procesos asociados al desarrollo endógeno del sector; iii) consolidar las alianzas con Estados de las áreas de interés estratégico
Imprimir artículo