"EL ESEQUIBO ES DE VENEZUELA"

viernes, 24 de octubre de 2014

Restablecimiento del marco fiscal petrolero (Apuntes en 5 Tiempos)

Frente de Comunicadores Revolucionarios SXXI
“En los primeros días del mes de octubre del año 2004 el Presidente de la República, en acto público durante su programa Aló Presidente en la refinería de Puerto La Cruz, anunció el ajuste de la tasa de regalía de uno por ciento a 16 2/3 para todos los proyectos de la Faja Petrolífera del Orinoco.

“Nosotros ya sabíamos en aquel momento que, tal como estaba contemplada la figura de arbitraje-y de eso vamos a hablar más adelante, señores de la Asamblea Nacional, y vamos a mostrar documentos sobre qué tipos de convenios y contratos se firmaban aquí en la Cuarta República, en la vieja Pdvsa-ante cualquier decisión soberana del Estado venezolano, comenzamos a actuar preparándonos para un caso de disputa arbitral, para un caso legal.

“Así fue que hicimos el ajuste de las regalías, tal como estaba establecido en la ley que ya estaba vigente en el momento en que se desarrollaron eso acontecimientos, es decir, la Ley de 1943, que en su artículo 41 establecía que, así como la potestad del Ministerio de Energía y Minas era hacer rebajas de las regalías cuando se tratara de campos de difícil explotación, y sobre todo campos maduros, y que violando el espíritu del legislador de aquel momento se utilizó para darle rebajas de regalías hasta el 1% para campos que no tenían todavía operación alguna, es decir, no podían ser de ninguna manera campos maduros; utilizando ese mismo artículo de la Ley, el Ministerio de Energía y Minas ajustó la tasa de uno a 16 2/3”.

“Inmediatamente continuamos avanzando y en el seno de esta soberana Asamblea se sometió la modificación del artículo 57 de la Ley de Impuesto Sobre la Renta, en la cual estaba estipulada la rebaja graciosa que nuevamente la Cuarta República le había dado a las empresas transnacionales, donde se había establecido para muchas actividades una tasa de impuesto no petrolero, pero entre ellas también para los convenios de la Faja.

“La Asamblea Nacional, en conjunto con el Ejecutivo Nacional, introdujo y debatió esa ley y se ajustó la tasa para todos los proyectos petroleros a la tasa vigente de 50%, sin excepción alguna para ningún proyecto. Además, se eliminó un conjunto de excepciones que usaron las empresas transnacionales para evadir de manera sistemática el pago de Impuesto Sobre la Renta, como efectivamente lo determinó nuestro organismo impositivo, el Seniat, en base a las revisiones sucesivas que hizo de las cuentas, tanto de los convenios operativos como de los convenios de asociación de la Faja.

“Luego, en el seno de esta Asamblea se introdujo, en mayo de 2006, la Ley Orgánica de Hidrocarburos para establecer regalías e impuestos de extracción con un piso único para los proyectos y actividades petroleras en el país, que incluían los desarrollados por Pdvsa y las empresas privadas. Esa es la razón por la cual hoy día nosotros tenemos un piso para el concepto de regalías y otros impuestos de 33,33% para todos los proyectos, sin excepción alguna.

“En términos del régimen fiscal para el año 2006, podemos decir que de los niveles de participación en ganancias que tenía el Estado venezolano de 45% del valor bruto del barril-que lo había abatido la apertura petrolera, en los actuales momentos la participación del Estado venezolano en las ganancias por cada barril de petróleo producido es de 85,6%; lo cual, en términos económicos ha tenido resultados extraordinarios para nuestro país”.

Pdvsa aportó 30 mil 172 millones de dólares adicionales al Estado venezolano en el período de enero de 2002 a diciembre de 2007, fundamentalmente por el incremento de las tasas en regalía del 30%, por el conjunto de medidas desarrolladas por el gobierno bolivariano desde la promulgación de la Ley Orgánica de Hidrocarburos. Además, producto de las decisiones de ajuste a nuestro marco fiscal, las empresas transnacionales petroleras establecidas en el país aportaron, en el mismo período, ingresos adicionales de 40 mil 408 millones de dólares al Estado venezolano; recursos que de otra manera se hubieran ido en manos de las empresas transnacionales o hubieran sido dilapidados por la meritocracia petrolera en sus inversiones en el exterior. Se trata de quién captura la renta petrolera y en baneficio de quién se dispone la misma”. Rafael Ramírez (2008)


Tomado de: La PDVSA Nacionalista venció a Exxon Mobil imperialista (2009) Ministerio del Poder Polular para la Comunicación y la Información 
Imprimir artículo