"EL ESEQUIBO ES DE VENEZUELA"

domingo, 4 de enero de 2015

Chávez y la Revolución Petrolera. Cap II. Geopolítica de la Solidaridad

FUENTE: TATUYTV


La doctrina militar norteamericana ha hecho de los pueblos del mundo, que enfrentan sus designios y disponen de recursos y ventajas geopolíticas, un verdadero infierno bélico. Para ello disponen de todo un complejo industrial-militar que soporta la intervención global. Actualmente la guerra contra los países de la OPEP y aquellos vinculados a la producción petrolera es patente. Las agresiones contra Afganistán, Irak, Libia, Siria, Irán, Nigeria, la guerra de baja intensidad contra Rusia y las operaciones de guerra mediática, económica, bacteriológica y terroristas contra Venezuela, son la prueba fehaciente de la geopolítica del terror impulsada por el imperio norteamericano.

Por otro lado, la burguesía nacional en sus distintas expresiones políticas, propugnan desde hace más de una década, una campaña que busca desacreditar al gobierno bolivariano, en su esfuerzo por crear nuevas lógicas de cooperación e intercambio grannacional a través del recurso petrolero. La canalla exclama a menudo una intolerancia a los gestos de solidaridad emprendidos por la Revolución Bolivariana, argumentando que mientras el gobierno regala petróleo las calamidades dentro de nuestro territorio no se hacen esperar, asociando los actos de negligencia, corrupción, despilfarro y burocratismo interno, al deber moral de ayudar a los pobres de la tierra.

Sin embargo, el Comandante Chávez no dudó un segundo en profundizar los lazos de solidaridad y de cooperación desinteresada a países como Bolivia, Haití, Cuba, EEUU, Nicaragua, El Salvador, Argentina, entre otros, y fue creando el conjunto de habilitadores internacionales que hoy hacen de la cooperación y la solidaridad una política revolucionaria de interacción entre estados y pueblos. Con apoyos financieros, acceso a facilidades e pagos, condonaciones de deudas, cooperación tecnológica, intercambio humanitario, el Comandante Chávez entendió y convirtió la solidaridad y la hermandad en una acción política concreta, orientada hacia la integración de los pueblos de nuestramérica.

Imprimir artículo